Cambio climático

¿Qué es el cambio climático y cómo afecta nuestra área?

Telemundo

¿Cómo combatir el impacto del cambio climático? Una pregunta que cada año líderes del mundo se plantean con más urgencia debido al aumento de fenómenos naturales en zonas que no eran frecuentes o que tal vez nunca se habían experimentado.

Uno de esos eventos lo vivió el área triestatal, que el pasado primero de septiembre fue golpeada por la tormenta tropical Ida, un evento histórico que dejó a su paso muerte, destrucción y acumulaciones de agua históricas.

Nuestra meteoróloga de la Autoridad en el Tiempo, Andrea Romero, resaltó cómo durante Ida “algunas áreas alcanzaron nuevos récords de lluvia a medida que avanzaba la tormenta”. Por ejemplo, Central Park registró 3.15 pulgadas de lluvia entre las 8:51 p. m. y las 9:51 p. m. de ese día, según el Servicio Meteorológico Nacional. “Se cree que fue la cantidad más alta jamás registrada allí en una sola hora”, dijo Romero.

Además, Newark, en Nueva Jersey, registró un total de 8.41 pulgadas de lluvia, el día más lluvioso desde que la ciudad comenzó a llevar registros en 1,931.

En total, las comunidades de Nueva York y Nueva Jersey registraron durante Ida hasta 6 a 10 pulgadas de lluvia en el lapso de unas pocas horas.

“La lluvia extrema llevó a la oficina del Servicio Meteorológico Nacional de la Ciudad de Nueva York a emitir su primera emergencia por inundación repentina, para el noreste de Nueva Jersey. Esto fue seguido inmediatamente por su segunda emergencia por inundación repentina, emitida para la propia Ciudad de Nueva York”, agregó Andrea. NOTA: Una emergencia de inundación repentina se diferencia de una advertencia de inundación repentina al indicar que "una amenaza grave para la vida humana y un daño catastrófico de una inundación repentina está ocurriendo o sucederá pronto.

Pero, ¿Cómo el cambio climático está relacionado con este tipo de eventos más fuertes y frecuentes?

Hay que tener en cuenta que el cambio climático no es lo mismo que el calentamiento global, este último hace referencia al aumento de la superficie de la tierra, mientras que el primero “incluye el calentamiento y los "efectos secundarios" del calentamiento, como el derretimiento de los glaciares, lluvias más intensas o sequías más frecuentes”, aclara Andrea.

“Los promedios a largo plazo muestran que el cambio climático está haciendo que los eventos de lluvia fuertes sean más comunes e intensos. En los últimos años, un porcentaje cada vez mayor de precipitaciones ha venido de eventos intensos de un solo día. La organización Climate Central analizó cómo los eventos de lluvias intensas están cambiando en ciudades de Estados Unidos desde 1950”, dijo nuestra meteoróloga Andrea Romero.

Y es que como ella nos comenta, en los últimos 70 años el 79% de las 242 estaciones analizadas registraron un aumento de fuertes lluvias. Romero nos explica que en un clima cálido no sólo se evapora más agua hacia la atmósfera, (aproximadamente el 70% de la tierra está cubierta de agua), sino que la atmósfera también es capaz de contener más vapor de agua: por cada aumento de 1°F de temperatura, la atmósfera puede sostener aproximadamente un 4% más de agua. “Esta carga del ciclo de agua está causando un aumento en los eventos de lluvia que son más propensos a crear condiciones disruptivas e incluso peligrosas en nuestra vida diaria”.

SOLUCIÓN: Según Andrea la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero es la única manera de comenzar a estabilizar el ciclo climático e hídrico.

¿Cómo afecta esto a nuestra área?

“Yo nací y he vivido toda mi vida en Nueva York y no me acuerdo cuando era más joven escuchar de tanto tiempo severo impactando nuestra área”, señaló nuestra meteoróloga Andrea Romero.

Aunque en nuestra área siempre ha tenido olas de calor, tornados y huracanes, en los últimos años se han presentado episodios de “tiempo extremo y algunos de esos fenómenos se pueden atribuir al cambio climático”.

Según un reporte de Climate Central, la mayor parte del país está experimentando tramos más largos de calor extremo en comparación con hace cincuenta años. De las 242 ciudades analizadas, el 74% (180) registró un aumento en su racha de calor más larga del año, con un 41% (99) reportando un aumento de al menos dos días, incluyendo nuestra área, aunque el mayor aumento se ha visto en la parte sur central de la nacion.

Por su parte, con los huracanes, Andrea se refiere a un artículo de Yale Climate Connections que señala cómo un clima más cálido puede resultar en el cambio de las ubicaciones de las tormentas tropicales.

“Un estudio del 2014 encontró que los sistemas tropicales estan alcanzando su máxima intensidad más al norte o sur del Ecuador a medida que las aguas más cálidas del océano se expanden hacia los polos. En el Atlántico, esto puede poner el Noreste en mayor peligro de ser impactado por un ciclón tropical y en los últimos años hemos contados con varios sistemas tropicales como Irene, Sandy e Ida”, dice Andrea. “La conexión entre los tornados y el cambio climático es un poco más difícil de analizar porque los récords que tenemos solo son de unas cuantas décadas y son fenómenos muy pequeños para analizar en los modelos del clima que se utilizan para atribuir las condiciones del tiempo con el cambio climático. Sin embargo, según estudios, aunque no se ha visto un aumento en la intensificación de los tornados en los últimos años si se ha documentado un aumento en el número de tornados que ocurren en un evento/día y también un movimiento hacia el este en las regiones que se ven impactadas con más frecuencia por los tornados”.

Estos cambios se pueden atribuir a que el cambio climático resulta en una atmosfera más cálida con más humedad y energía disponible para crear un ambiente más favorable para que se desarrollen los tornados y lugares de las tormentas.

¿Cuál es el impacto del cambio climático en nuestra área?

“Si no se hace nada para frenar el cambio climático nuestra área sufrirá las consecuencias con más olas de calor y días con el índice de calor sobre los 90 grados, al igual de más huracanes en nuestras costas, un aumento en los niveles del mar que pueden resultar en inundaciones en áreas costeras, más tormentas severas con la posibilidad de tornados y más lluvia intensa”, dijo Andrea.

Esto puede llevar según un estudio por de Climate Central  al aumento en la cantidad de precipitación que puede resultar en inundaciones como las que causaron tanta muerte y destrucción con los remanentes de Ida.

IMPACTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN NUEVA YORK

Algunos de los datos compartidos por nuestra meteoróloga son:

  • La temperatura promedio anual en todo el estado ha aumentado alrededor de 2.4 ° F desde 1970.
  • Las temperaturas medias anuales han aumentado en todas las regiones de Nueva York.
  • Ocurrirá más calentamiento, principalmente en las partes del norte de Nueva York.
  • En general, la precipitación anual promedio ha aumentado en todo el estado de Nueva York desde 1900.
  • Se espera que continúe el aumento de las precipitaciones, con tormentas más frecuentes y aguaceros más fuertes.
  • Más nieve y lluvia, especialmente en los meses de invierno.
  • La precipitación anual promedio en el noreste ha aumentado un 10 por ciento desde 1895, y la precipitación de tormentas extremadamente fuertes ha aumentado un 70 por ciento desde 1958. Durante el próximo siglo, es probable que la precipitación anual y la frecuencia de aguaceros fuertes sigan aumentando.
  • Los inviernos más cálidos pueden traer más lluvia y menos nieve al norte del estado de Nueva York. Una disminución de las nevadas significaría menos cobertura de nieve para las industrias recreativas, como el esquí, el snowboard y las motos de nieve, y dañaría las economías locales que dependen de ellas.
  • El nivel del mar a lo largo de la costa de Nueva York ya ha aumentado más de un pie desde 1900.
  • Los condados costeros de Nueva York albergan a más de la mitad de los neoyorquinos.
  • Para el 2100, el nivel del mar será de 18 a 75 pulgadas más alto que el actual a lo largo de las costas de Nueva York.
  • El aumento del nivel del mar está bloqueado durante siglos por los gases de efecto invernadero que ya se encuentran en la atmósfera, que atrapan el calor.
  • La primavera comienza una semana antes que hace algunas décadas. En muchas áreas de Nueva York, la fecha de la primera hoja es más de 8 días antes y la fecha de la primera floración es más de 4 días antes que en la década de 1950.
  • La capa de nieve invernal está disminuyendo.
  • Las abejas polinizadoras del noreste de Estados Unidos llegan unos 10 días antes que en la década de 1880.
  • Los rangos de población de aves reproductoras y peces oceánicos de Nueva York se han desplazado hacia el norte durante las últimas décadas.

IMPACTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN NUEVA JERSEY

Según datos del estado entre el impacto del cambio climático en Nueva Jersey está el aumento en temperatura que anualmente ha crecido 3.5 ° F desde 1895. Además, el comisionado Latourette señaló a Telemundo 47 que el Estado Jardín también ha sufrido del aumento del nivel del mar y que además corre el riesgo de un aumento del 7 al 11 por ciento de la precipitación anual entre ahora y 2050. Asimismo, Nueva Jersey corre el riesgo de perder su industria de arándano y afectar la industria del turismo “debido al aumento del nivel del mar, las tormentas y las inundaciones en la costa”.

“Entonces, tenemos esos riesgos para los que tenemos que planificar: más lluvia intensa, temperaturas más altas y un aumento del nivel del mar y todas esas cosas están sucediendo al mismo tiempo”, dijo el comisionado.

Durante el último siglo, Nueva Jersey ha experimentado un aumento de las temperaturas, un aumento de las precipitaciones, fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes y un aumento del nivel del mar, dice la página.

  • Las temperaturas medias anuales de Nueva Jersey han aumentado 3.5 ° F desde 1895.
  • Desde 1980, Nueva Jersey ha comenzado a experimentar un calentamiento más rápido, con cinco de los años más cálidos después de 1998.
  • 2012 fue el año más cálido registrado en Nueva Jersey, con una temperatura promedio de 2.8 ° F por encima de la media de 1981-2010.
  • Durante los últimos 10 años, Nueva Jersey ha experimentado un aumento del 7.9% en las precipitaciones sobre el promedio a largo plazo.
  • 2018 fue el año más húmedo registrado en Nueva Jersey, con aproximadamente 18 pulgadas más de precipitación de lo normal.
  • Nueva Jersey está experimentando más lluvias torrenciales
  • Los eventos de fuertes precipitaciones han aumentado significativamente en las últimas dos décadas, ocurriendo con más del doble de frecuencia en los últimos años que durante el siglo pasado.
  • En Atlantic City, el nivel del mar ha aumentado a una tasa promedio de 1.5 pulgadas por década, que es aproximadamente el doble de la tasa global de aumento del nivel del mar. La mayor tasa de aumento del nivel del mar a lo largo de la costa de Nueva Jersey se puede atribuir a una combinación de hundimiento de la tierra (el asentamiento gradual o hundimiento repentino de la superficie de la Tierra debido al movimiento subterráneo de materiales terrestres) y el aumento del nivel del agua.

IMPACTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN CONNECTICUT

Según el Estado, Connecticut se ha calentado dos a tres grados (F) en el siglo pasado.

  • El clima extremo en Connecticut ha provocado un aumento de precipitación en forma de lluvia. Según NOAA, el estado ahora ve un aumento anual del 38% en precipitación, lo que genera nuevos patrones climáticos y expectativas.
  • Las tormentas son más intensas aumentando en frecuencia y cantidad de agua provista con cada tormenta.
  • Las tormentas se forman y se mueven más rápido y con mayor fuerza, impulsado por el calor y la humedad. A medida que cae más agua, vemos niveles más altos de erosión y un mayor movimiento de los materiales de la superficie en vías fluviales. Esto afecta la calidad del agua, altera las tasas de inundación y las zonas de inundación.
  • Desde principios del siglo XX, la temperatura en Connecticut ha aumentado por 2.2 F.
  • Los peces nativos de Long Island Sound están en disminución debido al aumento de agua temperatura, que afecta el desarrollo del huevo, hábitat de desove y disponibilidad de alimentos.
  • Más aquí.

Riesgos para la salud

El cambio climático puede provocar eventos y condiciones climáticos asociados con peligros para la salud, dijo nuestra meteoróloga Andrea Romero. Algunos son:

  • Las Olas de calor pueden causar enfermedades relacionadas con el calor, insolación y otros problemas de salud graves. Las olas de calor también pueden aumentar las probabilidades de que las personas que ya padecen enfermedades cardíacas, pulmonares u otras afecciones crónicas se enfermen.
  • Las temperaturas más cálidas pueden ampliar los rangos de insectos portadores de enfermedades y también pueden aumentar la producción de polen y la contaminación del aire. El polen y la contaminación aumentan los riesgos para las personas que padecen asma. Las enfermedades infecciosas transmitidas por picaduras de mosquitos y garrapatas (como la enfermedad de Lyme o el virus del Nilo Occidental) pueden aparecer en lugares previamente no afectados cuando el rango de los insectos se expande.
  • Los cambios en los patrones de precipitación, como sequías e inundaciones, pueden tomar la forma de eventos extremos que causan directamente lesiones humanas o la muerte. Los cambios menos extremos pueden afectar la salud pública de otras maneras, por ejemplo, al reducir la disponibilidad de agua para beber y otras necesidades humanas, o al crear condiciones de humedad en hogares, escuelas y lugares de trabajo que promueven el moho y otras plagas.
  • Las interrupciones en la agricultura por sequías frecuentes, inundaciones y eventos de calor o heladas no estacionales pueden interferir con la producción exitosa de alimentos. Las condiciones de crecimiento y almacenamiento alteradas podrían requerir cambios en las especies de cultivos y ganado o en las prácticas de producción de alimentos, promover patógenos emergentes o afectar el movimiento de contaminantes ambientales hacia los suministros de alimentos.

¿Cuál es la solución para combatir el cambio climático?

“Afortunadamente si estamos a tiempo para que haya un cambio”, dice nuestra meteoróloga Andrea Romero.  

Según la NASA , aunque los seres humanos ya han provocado cambios climáticos importantes, y han ya puesto en marcha más cambios,  si dejáramos de emitir gases de efecto invernadero el aumento de las temperaturas globales comenzaría a aplanarse en unos pocos años. Entonces, las temperaturas se estabilizarían, pero se mantendrían elevadas durante muchos, muchos siglos.

“Si bien los efectos de las actividades humanas en el clima de la tierra hasta la fecha son irreversibles en la escala de tiempo de las vidas humanas, cada pequeño aumento de temperatura futuro que se evite da como resultado un calentamiento menor que de otra manera persistiría esencialmente para siempre”, dijo Andrea.

Sin una acción importante para reducir las emisiones, la temperatura global está en camino de aumentar de 2.5 ° C a 4.5 ° C (4.5 ° F a 8 ° F) para 2100, según las últimas estimaciones.

Andrea Romero señaló que responder al cambio climático implicará un enfoque de dos niveles:

  • "Mitigación": reducción del flujo de gases de efecto invernadero a la atmósfera.
  • “Adaptación”: aprender a vivir y adaptarse al cambio climático que ya se ha puesto en marcha.

Estos dos enfoques lo trabajan los estados del área triestatal con sus propios planes. ¿Cuáles son sus planes?

¿Qué está haciendo el área triestatal para abordar el problema del cambio climático?

Cada uno de los estado del área triestatal trabaja en diferentes proyectos para combatir el cambio climático, especialmente tras experimentar eventos como el de Ida.

Según el comisionado de DEP hay dos puntos primordiales en Nueva Jersey para enfrentar el cambio climático: por un lado, las acciones que se van a tomar para reducir la gravedad del mismo y por el otro cómo se construirá la resiliencia.

En el primer punto, está, por ejemplo, poner más vehículos eléctricos en las carreteras e invertir más en el desarrollo de la energía eólica que al mismo tiempo, según el comisionado, “traerá empleos sindicales bien pagados a nuestras comunidades”.

La administración de Murphy tiene como meta hacer que el Estado Jardín tenga 100% de energía limpia para el 2050 además de otros planes que ayudarán a evitar que los eventos empeoren en los próximos 30 años, dijo el comisionado.

En el segundo punto, qué busca cómo construir un estado con más resiliencia, el comisionado señaló que Nueva Jersey dio a conocer la primera estrategia de resiliencia al cambio climático del estado que toma una perspectiva regulatoria. “Esto significa crear nuevas reglas que alentarán a la gente a construir más lejos de las áreas de inundación para asegurar que los edificios no estén en zonas de riesgo y que la gente pueda salir de lugares que tal vez lo estén crónicamente expuestos a inundaciones, todas esas cosas se han estado trabajando en la administración de Murphy en el transcurso de los últimos dos años”.

El comisionado resaltó como la administración de Murphy ya ha invertido 1.5 mil millones en infraestructura de agua.

Nueva Jersey, por otro lado, también es un estado rico en naturaleza, con bosques y una gran cantidad de vida animal. Por eso, el Estado Jardín tiene una variedad de planes para proteger sus recursos ante la amenaza del cambio climático, especialmente los bosques y el agua.

Para aprender más sobre el trabajo de Nueva Jersey y el Departamento de Protección del Medio Ambiente del estado visita esta página a continuación.

El Departamento de Conservación Ambiental del estado de Nueva York, (NYSDEC, por sus siglas en inglés), señaló a Telemundo 47 que está comprometido en abordar el cambio climático y que eventos como Ida refuerzan ese compromiso.

“Nueva York continúa liderando la nación con una agenda de acción climática agresiva que está trayendo la nueva economía de energía limpia del futuro. Ida y Henri destacaron la urgencia de estos esfuerzos y subrayaron la necesidad de seguir avanzando en proyectos que mejoren nuestra resiliencia climática y protejan nuestras comunidades e infraestructura. Los neoyorquinos deben estar orgullosos de saber que las mejores mentes científicas del país están trabajando para desarrollar las soluciones necesarias para combatir el cambio climático”, dijo el NYSDEC en una declaración escrita.

Esta conversación se da justo durante el inicio de la Semana del Clima de Nueva York, la misma en la que se lleva la Asamblea Nacional de las Naciones Unidas, un espacio que busca resaltar los puntos relevantes para tomar acciones que aborden este problema.

“Hacer algo sobre el cambio climático generalmente implica dos tipos de actividades diferentes, aunque a veces complementarias”, señaló NYSDEC. “Las actividades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global y el cambio climático se denominan mitigación y las actividades para prepararse para los efectos del cambio climático, por ejemplo, las olas de calor más frecuentes, se denominan adaptación”.

Según el departamento, el principal enfoque de Nueva York en la adaptación se basa en las áreas propensas a inundaciones y por eso desarrolló un documento de orientación para reducir el riesgo de inundación que da conformidad a la Ley de Resiliencia y Riesgo Climático que fue promulgada en 2014 e incluye cinco disposiciones principales: proyecciones oficiales del aumento del nivel del mar, consideración del riesgo climático físico futuro, criterios de la Ley de Política de Infraestructura Pública de Crecimiento Inteligente, orientación sobre medidas de resiliencia natural y leyes locales relativas al riesgo climático.

Según señaló NYSDEC, el estado de Nueva York tiene actualmente diferentes programas que se enfocan principalmente en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero con “transporte limpio, eficiencia energética, generación de electricidad y apoyo a acciones a nivel comunitario que reduzcan las emisiones”.

Para lograr esto, Nueva York se planteó como meta reducir las emisiones a un 40 por ciento para el 2030 y en un 85 por ciento para el 2050 “desde los niveles de 1990, con un objetivo de neutralidad de carbono para 2050”. Esto hace parte de la Ley de Liderazgo Climático y Protección Comunitaria (CLCPA) creada en 2019.

Para aprender más sobre el trabajo de Nueva York y el El Departamento de Conservación Ambiental del estado visita esta página a continuación.

La comisionada del Departamento de Energía y Protección Ambiental de Connecticut, Katie Scharf Dykes, dijo que eventos como el de Ida están ocurriendo de una manera nunca vista. En Connecticut el desgarrador paso de la tormenta cobró la vida de un oficial luego de que su vehículo fue arrastrado por el río.

“Desafortunadamente estamos viendo el impacto del cambio climático en nuestra comunidad de una manera que nunca antes habíamos visto y esto es algo que los científicos han estado diciendo, que habrá tormentas más frecuentes e intensas que incluyen huracanes y eventos como este y que traen una gran cantidad de lluvia en poco tiempo”, dijo la comisionada quien también resaltó cómo estas lluvias generan un riesgo para las ciudades debido a las inundaciones que al mismo dañan propiedades.

A parte de las lluvias más frecuentes, que son una consecuencia del cambio climático en el estado, como afirmó la comisionada, otro problema que enfrenta Connecticut es el aumento del nivel del mar de manera gradual que impacta principalmente a las comunidades en las costas. “Connecticut ocupa el segundo lugar después de Florida en porcentajes con propiedad que sufre el aumento del nivel del mar, eso es una idea de lo importante que es este tipo de impactos en nuestras costas”, dijo la comisionada.

Además, el estado también enfrenta un aumento de las temperaturas extremas que llegan a 90 grados durante varios días. “Existe una preocupación especial para la población vulnerable y ​​para las personas que tienen enfermedades respiratorias, como las que sufren de asma, debido a este clima cálido. Además, el calor se puede sentir más fuerte en ciertas zonas del estado debido a que varias ciudades no tienen cobertura arbórea, algo que afecta principalmente a los vecindarios de bajo ingresos”, dijo la comisionada.

“Estos son solo algunos de los muchos ejemplos de cómo el cambio climático está afectando a Connecticut y seguiremos viendo estos cambios durante los próximos 10 años", agregó.

La comisionada Dykes resalta que son importantes dos puntos para combatir el cambio climático: reducir las emisiones de efecto invernadero e invertir en mejorar la infraestructura en las comunidades que pueden ser más impactadas por los eventos del tiempo.

Para más información sobre lo que hace el estado hacer clic aquí.

Contáctanos