Cambio climático

DEC: “El cambio climático es un problema global y NY se enorgullece de liderar la reducción de emisiones, pero no podemos resolver este problema solos”

El Departamento de Conservación Ambiental del estado de Nueva York, (NYSDEC, por sus siglas en inglés), señaló que está comprometido en abordar el cambio climático y que eventos como Ida refuerzan ese compromiso.

Telemundo

NUEVA YORK – Nueva York fue uno de los estados afectados por el paso de la tormenta tropical Ida, un evento histórico que dejó destrucción y muertes. Esa noche del primero de septiembre, la tormenta registró unas 3.15 pulgadas de lluvia en Central Park en solo una hora, según el Servicio Meteorológico Nacional, y podría ser la cantidad más alta jamás registrada allí en ese tiempo. Además, la tormenta frenó el transporte público e inundó calles que se convirtieron en ríos en medio del caos.

Muchas de las muertes sucedieron en la Ciudad de Nueva York, entre esas la de un menor, y ocurrieron dentro de sótanos que se convirtieron en lugares sin salida debido a las inundaciones.

El desastre abrió una vez más la conversación entre funcionarios y líderes sobre el cambio climático, el mismo presidente Biden resaltó la urgencia de acciones durante su visita a Queens, uno de los condados más afectado por la tormenta.

El Departamento de Conservación Ambiental del estado de Nueva York, (NYSDEC, por sus siglas en inglés), señaló a Telemundo 47 que está comprometido en abordar el cambio climático y que eventos como Ida refuerzan ese compromiso.

“Nueva York continúa liderando la nación con una agenda de acción climática agresiva que está trayendo la nueva economía de energía limpia del futuro. Ida y Henri destacaron la urgencia de estos esfuerzos y subrayaron la necesidad de seguir avanzando en proyectos que mejoren nuestra resiliencia climática y protejan nuestras comunidades e infraestructura. Los neoyorquinos deben estar orgullosos de saber que las mejores mentes científicas del país están trabajando para desarrollar las soluciones necesarias para combatir el cambio climático”, dijo el NYSDEC en una declaración escrita.

Esta conversación se da justo durante el inicio de la Semana del Clima de Nueva York, la misma en la que se lleva la Asamblea Nacional de las Naciones Unidas, un espacio que busca resaltar los puntos relevantes para tomar acciones que aborden este problema.

“El cambio climático es un problema global y Nueva York se enorgullece de liderar la reducción de emisiones, pero no podemos resolver este problema solos. La acción nacional e internacional sobre el cambio climático es fundamental para lograr reducciones significativas de emisiones y la Semana del Clima brinda una oportunidad para resaltar el progreso que se está logrando en nuestro estado, las acciones líderes a nivel nacional en curso y el trabajo que queda por hacer”, dijo el NYSDEC.

¿Cómo ha impactado el cambio climático a Nueva York?

Según compartió nuestra meteoróloga de la Autoridad en el Tiempo, Andrea Romero, el impacto del cambio climático en Nueva York se ha visto en diferentes puntos. Por ejemplo, la temperatura promedio anual en todo el estado ha aumentado alrededor de 2.4 ° F desde 1970 y las temperaturas medias anuales han aumentado en todas las regiones del estado. Además, dijo Romero, la precipitación anual promedio en general ha aumentado en todo el estado desde 1900. Asimismo, Romero resaltó que ocurrirá más calentamiento principalmente en las partes del norte de Nueva York y que se espera que continúe el aumento de las precipitaciones, con tormentas más frecuentes y aguaceros más fuertes.

“Los inviernos más cálidos pueden traer más lluvia y menos nieve al norte del estado de Nueva York. Una disminución en las nevadas significaría menos cobertura de nieve para las industrias recreativas, como el esquí, el snowboard y las motos de nieve, y dañaría las economías locales que dependen de ellas”, dijo Andrea.

Otros impactos del cambio climático en Nueva York es el aumento del nivel del mar a lo largo de la costa del estado que ya ha aumentado más de un pie desde 1900.

Nuestra meteoróloga señala que para el 2100, el nivel del mar será de 18 a 75 pulgadas más alto que el actual a lo largo de las costas de Nueva York. “El aumento del nivel del mar está bloqueado durante siglos por los gases de efecto invernadero que ya se encuentran en la atmósfera, que atrapan el calor”, dijo Andrea. “Las decisiones sobre energía, uso de la tierra e infraestructura que se tomen ahora determinarán cuán vulnerables serán nuestros hijos y nietos al aumento del nivel del mar”.

Por otro lado, la primavera comienza una semana antes que hace algunas décadas y en muchas áreas de Nueva York la fecha de la primera hoja es más de 8 días antes y la fecha de la primera floración es más de 4 días antes que en la década de 1950, dijo Andrea.

¿Qué está haciendo el Estado ante esto?

“Hacer algo sobre el cambio climático generalmente implica dos tipos de actividades diferentes, aunque a veces complementarias”, señaló NYSDEC. “Las actividades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global y el cambio climático se denominan mitigación y las actividades para prepararse para los efectos del cambio climático, por ejemplo, las olas de calor más frecuentes, se denominan adaptación”.

El departamento aclaró que la mitigación no debe confundirse con mitigación de peligros, ya que el término se usa a menudo en la comunidad de preparación y respuesta ante emergencias. Además dijo que la adaptación se diferencia de las actividades de reducción de riesgos más convencionales que implica la consideración intencional de las condiciones climáticas futuras, mientras que la planificación de reducción de riesgos convencional generalmente utiliza condiciones históricas para evaluar el riesgo.

Según el departamento, el principal enfoque de Nueva York en la adaptación se basa en las áreas propensas a inundaciones y por eso desarrolló un documento de orientación para reducir el riesgo de inundación que da conformidad a la Ley de Resiliencia y Riesgo Climático que fue promulgada en 2014 e incluye cinco disposiciones principales: proyecciones oficiales del aumento del nivel del mar, consideración del riesgo climático físico futuro, criterios de la Ley de Política de Infraestructura Pública de Crecimiento Inteligente, orientación sobre medidas de resiliencia natural y leyes locales relativas al riesgo climático.

“Aunque DEC desarrolló esta guía específicamente para su uso en sus programas regulatorios y en la planificación de infraestructura, el Departamento de Estado ha desarrollado leyes locales modelo que las comunidades pueden usar voluntariamente para incorporar elementos de la guía de DEC en las ordenanzas locales de llanuras aluviales”, dijo el departamento.

Por otro lado, el departamento está involucrado en una revisión de sus programas de permisos para ciertas actividades para identificar oportunidades para modificarlos y así adaptarlos de una manera más efectiva a las condiciones climáticas futuras. Por ejemplo, DEC actualizó recientemente su permiso general para actividades en arroyos “para exigir a los solicitantes que proporcionen información que permita al personal determinar si el diseño de una alcantarilla planificada o el puente será lo suficientemente grande para acomodar los caudales de los arroyos o el nivel del mar en condiciones futuras”.

¿Cuál es la prioridad de Nueva York a largo y corto plazo para abordar el cambio climático?

Según señaló NYSDEC, el estado de Nueva York tiene actualmente diferentes programas que se enfocan principalmente en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero con “transporte limpio, eficiencia energética, generación de electricidad y apoyo a acciones a nivel comunitario que reduzcan las emisiones”.

Para lograr esto, Nueva York se planteó como meta reducir las emisiones a un 40 por ciento para el 2030 y en un 85 por ciento para el 2050 “desde los niveles de 1990, con un objetivo de neutralidad de carbono para 2050”. Esto hace parte de la Ley de Liderazgo Climático y Protección Comunitaria (CLCPA) creada en 2019.

Para lograr las metas de esta ley, Nueva York creó un Concejo de Acción Climática que tiene la tarea de desarrollar un plan de alcance de estrategias para reducir las emisiones. El departamento señaló que espera dar a conocer un borrador de esa plan antes del 1 de enero de 2022 y el plan final antes de 2023.

“El plan de alcance identificará las prioridades, tanto a largo como a corto plazo, para la reducción de emisiones en Nueva York. Además, el plan de alcance debe actualizarse cada cinco años para que el establecimiento de prioridades a largo plazo se actualice continuamente para reflejar los cambios a lo largo del tiempo, como los avances tecnológicos”, dijo el departamento.

Por otro lado, entre otras prioridades del estado, según el departamento, es la instalación distribuida de recursos energéticos limpios, “como la solar, que también reduce las emisiones de electricidad”. El Estado lidera este tipo de medida, dijo el departmento.

Además, Nueva York, también tiene muchos programas para abordar el transporte limpio a través de la venta de vehículos de emisión cero y de crear una infraestructura de carga necesaria para vehículos eléctricos.

¿Qué programas tiene Nueva York dentro de las comunidades?

Uno de los programas que tiene Nueva York que va dirigido a las comunidades lleva por nombre Comunidades Climáticamente Inteligentes. “Este programa interinstitucional proporciona orientación y subvenciones a las comunidades que desean tomar medidas para reducir sus emisiones y adaptarse al cambio climático, incluso a través de evaluaciones de vulnerabilidad y desarrollo e implementación de planes de adaptación climática”.

“Más allá de las actividades individuales y domésticas, los residentes pueden involucrarse en sus actividades climáticas a nivel comunitario. Si su condado, aldea, pueblo o ciudad no participa en el programa de Comunidades Climáticamente Inteligentes, anime al cuerpo legislativo de su comunidad a convertirse en un CSC registrado tomando el Compromiso de CSC. Si su comunidad ya es un CSC, ofrézcase como voluntario para ayudar como miembro del grupo de trabajo o comité de CSC de la comunidad”, dijo el departamento.

Por otro lado, las comunidades que desean tener una energía limpia pueden recibir asistencia técnica a través del programa dirigido a esta meta. El programa proporciona los avances de la comunidad, asistencia, recursos y financiación para ayudar a ejecutar y alcanzar los objetivos con éxito.

Asimismo, DEC tiene programas y recursos de educación ambiental que ayudan a a los neoyorquinos a ser mejores administradores del medio ambiente. Estos programas están dirigidos tanto para niños como para adultos.

Para Nueva York, su prioridad es que los individuos hagan parte de la reducción de las emisiones de gases de efectos invernadero y prepararse para los peligros climáticos como Ida. Por eso, el NYSERDA proporciona información, incluida la posible asistencia financiera a residentes y propietarios de viviendas para por ejemplo ahorrar en energía y para reducir las emisiones de carbono en las familias.

Para más información sobre los proyectos del NYSERDA relacionados al cambio climático visitar este sitio web.

Contáctanos