coronavirus en ciudad de nueva york

NYC sobrepasa 1 millón de casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia

Telemundo

Lo que debes saber

  • La Ciudad de Nueva York ha superado un millón de casos confirmados y probables de COVID-19, según datos de la ciudad.
  • Las últimas cifras publicadas el lunes muestran que la Ciudad de Nueva York ha visto 824,985 casos confirmados y 179,440 casos probables hasta la fecha.
  • La información más reciente es de datos acumulados sobre COVID-19 en la ciudad de Nueva York desde que se diagnosticó el primer caso confirmado de la ciudad el 29 de febrero de 2020.

NUEVA YORK -- La Ciudad de Nueva York ha superado un millón de casos confirmados y probables de COVID-19, según datos de la ciudad.

Las últimas cifras publicadas el lunes muestran que la Ciudad de Nueva York ha visto 824,985 casos confirmados y 179,440 casos probables hasta la fecha. Los casos confirmados se describen como casos con personas con una prueba molecular positiva, mientras que los casos probables son aquellos casos que se refieren a personas con una prueba de antígeno positiva, o síntomas y exposición confirmada, o muerte probable.

La información más reciente es de datos acumulados sobre COVID-19 en la ciudad de Nueva York desde que se diagnosticó el primer caso confirmado de la ciudad el 29 de febrero de 2020.

Los últimos números llegan en un momento en que los neoyorquinos tendrán que comenzar a llevar su tarjeta de vacuna COVID-19 o una copia digital para ingresar a restaurantes, bares, clubes nocturnos y festivales de música al aire libre mientras la ciudad comienza a lidiar con un aumento de los casos de COVID-19 provocados por la variante delta.

A partir del martes 17 de agosto se empieza a implementar en la Ciudad de Nueva York le medida anunciada por el alcade Bill de Blasio a inicios del mes en la que se deberá presentar una prueba de vacunación para poder entrar a ciertos lugares en el interior como restaurantes, gimnasios y lugares de entretenimiento en espacios cerrados como los teatros. Los neoyorquinos deberán comenzar a llevar su tarjeta de vacunación contra el COVID-19 o una muestra digital para ingresar a estos lugares.

Anteriormente el alcalde había dicho que la medida empezaría el lunes 16 de agosto, pero el cambio de fecha lo dio durante su conferencia de prensa del lunes al decir que firmaría una orden ejecutiva para iniciarla el martes. No dio a conocer a qué se debía el cambio.

La directriz, que fue llamada por el alcalde como "Key to NYC Pass", será obligatoria a partir del 13 de septiembre día en el que se iniciarán las inspecciones y la aplicación de la ley para las empresas. Para saber los puntos claves de esta medida tanto para las personas ocmo los negocios, incluyendo posibles multas, visitar este sitio web.

Los trabajadores de la salud en Nueva York son parte de la última fuerza laboral en ver un mandato de vacuna como parte de un impulso de los funcionarios que esperan frenar la propagación de la variante delta altamente contagiosa.

El mandato llega el mismo día en que los funcionarios de salud estatales autorizaron una tercera dosis de la vacuna para los neoyorquinos con sistemas inmunológicos comprometidos. La autorización sigue las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades emitidas a fines de la semana pasada.

Los neoyorquinos elegibles para la tercera inyección deben esperar 28 días después de recibir su segunda dosis (una tercera dosis si solo está autorizada para Moderna y Pfizer) y entra en vigencia de inmediato, dijo el gobernador.

A partir del 27 de septiembre todos los trabajadores de salud del estado de Nueva York, incluido el personal de hospitales e instalaciones de atención a largo plazo (LTCF), los hogares de ancianos, la atención de adultos y otros entornos de atención colectiva, tendrán que estar vacunados contra el COVID-19, anunció el lunes el gobernador Cuomo en un comunicado.

En general, los expertos están de acuerdo en que las vacunas han demostrado reducir drásticamente el riesgo de resultados graves asociados con COVID. Aquellos en todos los niveles de gobierno, incluido el gobernador entrante de Nueva York, reconocen que la mayor parte del riesgo recae en los no vacunados.

La cantidad de dosis administradas diariamente en Nueva York se duplicó este mes en comparación con julio, pero los médicos dicen que tomará varias semanas para que el último aumento en los casos y las hospitalizaciones se estabilice a medida que se activa la inmunidad.

Es por eso que los expertos en salud continúan instando a todos a distanciarse socialmente, lavarse las manos y cubrirse la cara porque son formas científicamente probadas de reducir el riesgo de contraer el virus, independientemente del estado de vacunación.

Pero la lucha contra la variante delta no está ni cerca de terminar, apenas está comenzando, como han dejado en claro el alcalde Bill de Blasio y otros líderes de la ciudad.

La estrategia de la lucha contra el COVID ahora continúa enfocándose en esas comunidades, aunque no hay duda de que la protección para algunos que han sido completamente inoculados puede estar menguando o ser menos eficiente cuando se enfrentan a la variante delta, una variante que se ha visto que afecta a niños y adultos jóvenes a un ritmo no visto anteriormente cuando se trata de COVID-19.

Las admisiones en hospitales por casos confirmados de COVID-19 en niños menores de 18 años están en su nivel más alto en tres meses en el área metropolitana de Nueva York. Mientras que a nivel nacional están en los niveles más altos registrados hasta ahora.

Entre los niños de 0 a 17 años en la Región 2 del HHS, (Nueva York, Nueva Jersey, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE. UU.), La tasa de hospitalización con COVID-19 por cada 100,000 personas ahora es de 0.19, según datos de los CDC publicados hasta el viernes pasado. Ese es el nivel más alto desde principios de mayo.

A nivel nacional, la proporción es de 0.38, hasta ahora las más alta en el conjunto de datos de los CDC.

El aumento en las hospitalizaciones de niños se produce en medio de la propagación descontrolada de la variante delta del COVID-19 en todo el país y la creciente evidencia de que la variante es más grave para los niños que las instancias anteriores del virus.

Contáctanos