CORONAVIRUS EN NY

Cuomo advierte que podría tomar medidas drásticas debido a los alarmantes rebrotes de COVID en NY

De los ocho vecindarios que experimentaron un crecimiento extenso de COVID-19 en las últimas dos semanas, siete representan más del 23 por ciento de los casos nuevos en toda la ciudad a pesar de representar poco menos del 7 por ciento de la población general de la ciudad.

Telemundo

NUEVA YORK -- Los condados de Rockland y Orange también están experimentando aumentos severos, hasta el punto en que el gobernador Andrew Cuomo se sintió obligado a realizar una segunda conferencia telefónica el lunes para discutirlos. De los 1,769 códigos postales en el estado, Cuomo dijo que 10 tienen una tasa de infección promedio de alrededor del 15% en comparación con la tasa de infección general en todo el estado del 1.5%.

Esos 10 códigos postales representan el 25% de los nuevos casos diarios del estado a pesar de representar solo el 2.9% de la población del estado, agregó Cuomo. Hizo hincapié en que el estado lanzaría de inmediato un esfuerzo dirigido a esas comunidades, como lo hizo en su llamada el lunes anterior, y dijo que su administración pondría 200 máquinas de prueba rápida disponibles de inmediato. También pidió a los gobiernos locales de las áreas afectadas que se acerquen al estado en busca de ayuda.

Sin mejoras, advirtió que podrían ser necesarias medidas más drásticas para frenar la propagación, haciéndose eco de las advertencias de los funcionarios de la ciudad de Nueva York.

"La clave con estos grupos es atacarlos rápidamente, atacarlos desde todos los lados", dijo Cuomo, refiriéndose al cumplimiento de las mascarillas, la distribución de desinfectantes para manos y la estricta aplicación del cumplimiento en lo que se refiere a empresas y escuelas privadas.

Los casos de coronavirus continúan creciendo a un ritmo alarmante en ocho vecindarios de la ciudad de Nueva York, superando 3.3 veces el promedio de la ciudad durante los últimos 14 días. Esto a pesar de la advertencia de los funcionarios de salud de que los picos pueden justificar nuevos cierres por primera vez en meses. Es decir, los negocios en esas áreas pueden encontrarse cerradas nuevamente.

El Departamento de Salud de la ciudad había fijado una fecha límite el lunes por la noche para ver una mejora en las tasas de positividad; de lo contrario, es posible que se necesiten nuevas acciones de cumplimiento. El viernes, el jefe de salud Dave Chokshi dijo: "Este puede ser el momento más precario al que nos enfrentamos desde que salimos del encierro".

Solo ha empeorado desde entonces.

Los datos comienzan a mostrar un aumento en el número de pacientes hospitalizados en dos hospitales de Brooklyn y Queens; las hospitalizaciones tienden a retrasarse en los casos nuevos y las muertes en las hospitalizaciones, lo que significa que la ciudad que ya ha perdido al menos 21,000 personas por COVID, y probablemente más que eso, puede perder incluso más vidas.

De los ocho vecindarios que experimentaron un crecimiento extenso de COVID en las últimas dos semanas, siete representan más del 23 por ciento de los casos nuevos en toda la ciudad a pesar de representar poco menos del 7 por ciento de la población general de la ciudad. Y esos números continúan aumentando a diario.

Según el Departamento de Salud, los códigos postales más preocupantes incluyen el área de Gravesend / Homecrest, donde la tasa de positividad alcanzó el 6.75% el domingo. Otras áreas problemáticas incluyen Midwood (5.34%), Kew Gardens (3.82%), Edgemere / Far Rockaway (3.9%), Borough Park (4.63%), Bensonhurst / Mapleton (4.41%), Sheepshead Bay (3.91%), Flatlands / Midwood (3.85%) y Williamsburg (1.78%).

Además de esos ocho códigos postales, el Departamento de Salud ha identificado cuatro nuevos que dice son puntos emergentes de preocupación: Rego Park (tasa de positividad del 2.34%), Kew Gardens Hills / Pomonok (2.71%), Kensington / Windsor Terrace (2.45%) y Brighton Beach / Manhattan Beach / Sheepshead Bay (2.74%).

En este punto, parece poco probable que se puedan lograr avances significativos en estas áreas antes de la fecha límite de progreso autoimpuesta por la ciudad el lunes por la noche, dadas las tendencias del día a día. "La reducción inmediata de las actividades" se aplicaría solo a los códigos postales afectados, no a toda la ciudad, dijo el departamento de salud, y podría incluir prohibiciones de reuniones de 10 o más personas, multas por no llevar máscaras, cierres de escuelas privadas, centros de cuidado infantil y todos los negocios no esenciales nuevamente.

Se podrían implementar nuevas restricciones a partir del martes. Ciertas escuelas privadas y guarderías en los códigos postales afectados ya han sido notificadas.

Muchas de esas áreas tienen vecindarios con grandes poblaciones jasídicas, y los picos están ocurriendo en medio de los Días Santos Mayores, cuando muchos en esas comunidades se congregan de cerca en ambientes cerrados. Se le preguntó al alcalde Bill de Blasio si había suficientes marcadores de contacto de habla yiddish que se comunicarían y conectarían con la comunidad, a lo que dijo que había un número "sustancial" que hablaba yiddish. Algunos vecinos también están molestos, diciendo que han visto comportamientos desafiantes contra las máscaras en las tiendas locales. En una conferencia de prensa en Gravesend la semana pasada, los funcionarios de salud fueron interrumpidos por un hombre desenmascarado que exigió que se fueran y cuestionó la validez de los resultados de las pruebas.

La ciudad de Nueva York y el estado de Nueva York han mantenido bajas tasas de infección durante meses, con tasas diarias de positividad del 1% o menos, un cambio notable desde el 59% que la ciudad estaba viendo en abril. Pero con el regreso de comidas en los interiores esta semana y más estudiantes de escuelas públicas programados para regresar a clases el martes, de Blasio dijo que está observando la situación con mucho cuidado. No estaba claro si volvería a pedir retrasos escolares más generalizados, o retrasar el regreso de comidas en los interiores si los casos continúan aumentando.

Hasta el domingo, la tasa general de infección de la ciudad de Nueva York había subido hasta un 1.2%, nuevamente una cifra comparativamente baja a nivel nacional y local de principios de este año. Pero eso marcó la primera vez en semanas que fue tan alto, lo que tensó los nervios de los funcionarios. Brooklyn inclinó el promedio, reportando una tasa del 2% en la ciudad, mientras que Queens tuvo la segunda tasa de infección diaria más alta (1.2%).

Cuando se le preguntó la semana pasada si intervendría para ayudar a frenar la propagación de estos brotes centralizados, el gobernador Andrew Cuomo dijo que el estado solo se involucra si el departamento de salud local es "impotente o incompetente". Eso sería necesario si los grupos comenzaran a elevar la tasa general de infección del estado. En ese momento, dijo, ya no son grupos.

El sindicato de los directores de NYC y otros altos administradores escolares emitió un voto de "no confianza" o de "censura" contra el alcalde Bill de Blasio y el canciller Carranza días antes de que la mayoría de los estudiantes que optaron por el aprendizaje en persona regresaran a las escuelas. Rafael Pujols con el reporte.

Cuomo dijo en su primera conferencia telefónica del lunes que los ligeros repuntes de Nueva York deben tomarse en el contexto del panorama general nacional y mundial; ha habido picos en ambos frentes. Pero también reconoció que algunos de los grupos locales generan más motivos de preocupación.

"Brooklyn es un contribuyente importante a la cantidad de casos", dijo el gobernador, agregando que estaría revisando ciertos códigos postales en el municipio para lograr un alcance más específico. También dijo que los condados de Rockland y Orange tenían algunos problemas.

El lunes, la tasa de infección en todo el estado había subido hasta un 1.5% por primera vez en meses, dijo Cuomo.

Mientras tanto, el estado de Nueva York reportó más de 1,000 nuevos casos diarios de COVID el sábado por primera vez desde junio, aunque la oficina de Cuomo enfatizó que salieron de casi 100,000 pruebas, casi el doble del número de pruebas diarias de junio.

Esa cantidad de pruebas positivas diarias en un estado de más de 19 millones de personas todavía coloca a Nueva York en una posición mucho mejor que muchos otros estados. Florida, por ejemplo, reportó 2,795 nuevos casos confirmados de COVID-19 el mismo día.

Hasta la fecha, Nueva York ha confirmado casi 456,000 casos de COVID, aproximadamente el 6.5% de los más de 7 millones confirmados a nivel nacional. El número de muertos en Estados Unidos superó los 200,000 a principios de este mes, mucho más que en cualquier otro país del mundo.

Contáctanos