nevada en el área triestatal

Gobernadores Hochul y Murphy urgen a los residentes a quedarse en casa durante la gran nevada

Ambos gobernadores declararon el estado de emergencia ante el pronóstico de una tormenta invernal que dejaría más de un pie de nieve.

Telemundo

Los gobernadores Kathy Hochul y Phil Murphy declararon el estado de emergencia en Nueva York y Nueva Jersey ante el pronóstico de una tormenta invernal que dejaría más de un pie de nieve.

Hochul dijo que su administración se está preparando para lo peor de la tormenta que azotará Long Island, donde permanece vigente una advertencia de ventisca en el condado de Suffolk hasta las 7 p.m. del sábado.

Los funcionarios de tránsito dijeron que anticipan una suspensión del servicio del Long Island Rail Road el viernes por la noche.

“En medio de la noche en algún momento vamos a suspender el servicio y es probable que no haya servicio en la mañana”, dijo el presidente y director ejecutivo de la MTA, Janno Lieber, durante una reunión informativa sobre la tormenta con la gobernadora en Melville. 

El estado de emergencia, que entra en vigor a las 8 p.m. del viernes, hace que sea más fácil para los funcionarios estatales comprar equipos y suministros y transportarlos a través de las fronteras del condado.

Las ráfagas comenzaron a caer en la Ciudad de Nueva York el viernes por la mañana, pero se espera que la nieve más intensa llegue el viernes por la noche y hasta el sábado. Una de las principales preocupaciones son las poderosas ráfagas de viento que podrían alcanzar hasta 40 mph. 

Con Edison ha emitido una advertencia para que los residentes se mantengan alejados de las líneas eléctricas caídas.

Antes de la ventisca, se cancelaron más de 200 vuelos en los tres principales aeropuertos de la región metropolitana. Los funcionarios del Aeropuerto LaGuardia, que estrenó una nueva y brillante terminal el jueves, instaron a los viajeros a confirmar sus vuelos antes de llegar al aeropuerto.

En una sesión informativa sobre tormentas en el Bajo Manhattan, el alcalde Eric Adams advirtió sobre las condiciones peligrosas de las carreteras. 

Adams instó a los neoyorquinos a mantenerse alejados de las carreteras y, en cambio, tomar el transporte público si necesitan viajar. Se espera que la nieve comience a las 8 p.m. y continúe hasta el sábado por la tarde con la posibilidad de más de una pulgada de acumulación por hora, según Christina Farrell, comisionada interina de la Oficina de Manejo de Emergencias.

Farrell dijo que la ciudad espera fuertes vientos de 25 a 35 mph y ráfagas de hasta 50 mph. Advirtió sobre temperaturas gélidas en los próximos días. La sensación térmica estará bajo cero el sábado por la noche.

Los programas de comidas al aire libre y calles abiertas de la ciudad se suspenderán el sábado. El domingo, también se suspenderá el estacionamiento en el lado alterno. Los sitios de prueba y vacunación administrados por la ciudad también estarán cerrados. Las citas de vacunación del sábado se cumplirán el domingo, dijo Adams.

Se podrían acumular entre 10 y 16 pulgadas de nieve en Long Island, y la mayor parte llegará el sábado, dijo Hochul. En su punto máximo, la tormenta podría dejar caer entre 1 y 2 pulgadas por hora en la isla, a un ritmo rápido. Y se espera que los vientos sean fuertes, con vientos sostenidos de más de 35 mph y ráfagas de hasta 55 mph.

En los suburbios del norte del estado, Lieber de la MTA dijo que también habrá suspensiones del servicio en algunas líneas de Metro-North Railroad, incluidos los tramos superiores de la línea Harlem-Wassaic y partes de las líneas de New Haven, en espera de negociaciones con el estado de Connecticut.

Hochul instó a los habitantes de Long Island a mantenerse alejados de las carreteras el viernes y el sábado por la noche. 

En total, las agencias y autoridades estatales han desplegado más de 2100 camiones quitanieves y 119 000 toneladas de sal para carreteras en previsión de la tormenta, según la comisionada de Seguridad Nacional del estado, Jackie Bray.

Mientras tanto, las empresas de servicios públicos tienen alrededor de 5.500 trabajadores listos para abordar posibles cortes de energía, dijo Bray.

Más temprano ese día, el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, declaró el estado de emergencia a partir de las 5 p.m. el viernes e instó a las personas a mantenerse alejadas de las carreteras para evitar accidentes y dejar espacio para los camiones quitanieves.

“Ciertamente esperamos lo mejor, pero sin duda nos estamos preparando para lo peor”, dijo Murphy.

Debido a la tormenta, el gobernador canceló un viaje a Washington D.C. donde tenía previsto asistir a la reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores.

Partes del noreste de Nueva Jersey podrían ver hasta un pie de nieve y una advertencia de tormenta de nieve está vigente para partes del sur de Jersey.

Contáctanos