tasa de hospitalización

Cuomo advierte cierre total del consumo en el interior en NYC si tasa de hospitalización sigue en aumento

El mandatario señaló que el cierre se ordenaría en cuestión de días, además de que se impondría regulaciones más estrictas para los negocios en otras regiones del estado.

Telemundo

El gobernador Andrew Cuomo advirtió el lunes por la mañana que el consumo en el interior se cerraría en la Ciudad de Nueva York "a partir del lunes" si las tasas de hospitalización no se estabilizan antes para entonces. El servicio también disminuiría del 50% al 25% en otras partes del estado. 

"¿Entre ahora y dentro de los siguientes cinco días podríamos ver una tasa de estabilización en la Ciudad de Nueva York? Me sorprendería gratamente. No creo que sea probable, pero es posible", dijo Cuomo durante una conferencia de prensa en Midtown el lunes. "¿Llegaríamos al punto crítico de la tasa de hospitalización y nos veríamos obligados a cerrar? Rezo porque no sea así, espero que no".

Según los datos del estado, el 20% de las camas de hospital y el 27% de las camas de la unidad de cuidados intensivos en Nueva York están disponibles por ahora, según un promedio móvil de siete días. Se reportan 1,406 pacientes hospitalizados en la ciudad y 4,602 hospitalizados en todo el estado. 

Cuomo señaló que si la disponibilidad de camas regionales de la Ciudad de Nueva York se reduce en otro 10% en el promedio móvil de siete días, los dueños de negocios podrían enfrentar órdenes de cierre aún más estrictas similares a la PAUSA total durante la primavera, las mismas restricciones para una zona roja.

Cuomo dijo que la actualización de la estrategia del estado se fundamenta en la nueva guía que los CDC publicaron el viernes pasado sobre las restricciones para comer en interiores. Este nuevo énfasis en las tasas de hospitalización, que se dirige específicamente al consumo en el interior y está dividido por 10 regiones en el estado, reemplazará la estrategia del estado de apuntar a las regiones por zonas amarillas / naranjas / rojas.

Cuomo enfatizó que la prioridad en este momento es asegurarse de que los hospitales de todo el estado no se vean abrumados y habló sobre sus preocupaciones al respecto debido al aumento de viajes y celebraciones que ocurren durante la temporada navideña. Supuso que las cifras aumentarían en todos los frentes, incluidas las tasas de infección y hospitalización, al menos hasta mediados de enero.

"Si la tasa de hospitalización ahora es, digamos, 4%, en lugar de pasar de 4 a 5%, tendría que permanecer en 4% y estabilizarse en lugar de aumentar", dijo Cuomo. "Si no se estabiliza y continúa aumentando, entonces tendrían que cerrar en Nueva York".

Cuomo agregó que no está seguro de cuándo o cómo se reabrirá el consumo en el interior tras un segundo cierre total. 

El consumo en el interior se ha fijado en un 25% de su capacidad desde principios de octubre en la ciudad. Incluso varios propietarios continúan acondicionando sus negocios para el invierno, pero un nuevo cierre sería devastador. 

Aunque se han renovado las conversaciones sobre la aprobación de un nuevo proyecto de ley de estímulo antes de la fecha límite de la próxima semana, el proyecto de ley provisional que se está discutiendo no incluye un rescate económico para la industria de restaurantes.

"Los restaurantes de la Ciudad de Nueva York necesitan apoyo financiero con urgencia. Otro cierre resultará en la pérdida de innumerables empleos y negocios. ¿Quién ayudará a estos propietarios y trabajadores de pequeñas empresas?”, escribió en un tweet Andrew Rigie, director de NYC Hospitality Alliance. 

Contáctanos