Museo decidió qué hacer con McJesus, el payaso crucificado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El futuro de polémica escultura McJesus

    Este fue lo que decidieron las autoridades de Haifa, Israel.

    (Publicado viernes 18 de enero de 2019)

    Una exhibición de arte en Israel con un crucificado Ronald McDonald ha provocado protestas de la minoría árabe-cristiana del país, tan fuertes que se determinó que había que removerla.

    El museo israelí planea retirar la escultura luego de las protestas que unieron brevemente a la minoría cristiana del país, a su ministro de cultura populista y a la artista pro palestina.

    La escultura de tamaño natural que muestra al payaso Ronald McDonald en una cruz ha sido el centro de una exposición sobre consumismo y religión. Otras piezas representan a Jesús y la Virgen María como muñecos de Ken y la Barbie.

    Las protestas se volvieron violentas el viernes 11 de enero. La policía dijo que arrestaron a un hombre por sospecha de agresión y estaban buscando a otras dos personas que lanzaron bombas incendiarias en el museo de arte de Haifa.

    Tres policías resultaron heridos cuando docenas de manifestantes intentaron ingresar al museo por la fuerza, dijo la policía. Los cristales de vidrio a lo largo de su entrada estaban rotos. Las protestas continuaron el sábado 12 de enero.

    La alcaldesa de la ciudad judío-árabe de Haifa dijo este jueves que la escultura se retiraría de la exposición luego de consultas con los líderes de la iglesia. No dijo cuándo se removería, pero se debía devolver al museo finlandés que la prestó el año pasado.

    Los árabes cristianos, que representan alrededor del dos por ciento de la población del país de mayoría judía, encontraron un defensor de su ira en el ministro de cultura, cuya censura del arte que se considera pro palestino la ha convertido en un favorito de la derecha israelí.

    Citando el daño a las sensibilidades religiosas, el ministro había amenazado con recortar fondos estatales para el museo. El ministerio de justicia de Israel la increpó, argumentando que no tenía tal autoridad.

    El escultor finlandés de McJesus también había exigido que se retirara la exhibición ya que estaba boicoteando a Israel en solidaridad con los palestinos.

    El director del museo, Nissim Tal, dijo que estaba sorprendido por el repentino alboroto, especialmente porque la exhibición, que tenía la intención de criticar lo que muchos consideran el culto al capitalismo en la sociedad, había estado en exhibición durante meses. También se ha mostrado en otros países sin incidentes.

    Las protestas parecen haber sido provocadas por los visitantes que comparten fotos de la exposición en las redes sociales. Los cristianos constituyen un pequeño porcentaje de la minoría árabe de Israel y dicen que enfrentan desafíos únicos.

    "Necesitamos entender que la libertad de expresión se interpreta de diferentes maneras en diferentes sociedades", dijo Wadie Abu Nassar, asesora de los líderes de la iglesia. "Si esta obra fuera dirigida contra los no cristianos, el mundo se pondría al revés".

    Los peligros ocultos del “reto de los 10 años”

    Los peligros ocultos del “reto de los 10 años”

    Conoce las implicaciones que podría tener y qué cosas puedes hacer para evitarlas.

    (Publicado viernes 18 de enero de 2019)

    La ministra de cultura israelí, Miri Regev, quien ha sido acusada de censura por impulsar una legislación que obliga a la "lealtad" nacional en el arte, también pidió la remoción de las obras de arte "irrespetuosas".

    El museo se había negado a retirar la obra de arte, diciendo que hacerlo infringiría la libertad de expresión. Pero tras las protestas, colgó una cortina sobre la entrada de la exhibición y colocó un cartel que decía que el arte no estaba destinado a ofender.

    "Esto es lo máximo que podemos hacer", dijo Tal. "Si quitamos la obra, al día siguiente tendremos políticos que exigirán que eliminemos otras cosas y terminaremos solo con imágenes coloridas de flores en el museo".

    Pero eso no sirvió de mucho para aplacar a quienes quieren que se quitara la obra. Un manifestante permaneció acampado en una tienda de campaña en el museo con un cartel que decía "Respete a las religiones". 

    Jani Leinonen, la artista finlandesa detrás de "McJesus", también pidió que se eliminara, pero por una razón diferente. Dice que apoya el Boicot, la Desinversión, las Sanciones (o BDS), un movimiento liderado por palestinos que apunta a presionar a Israel para que cambie sus políticas hacia los palestinos. El grupo ha logrado importantes avances en los últimos años, persuadiendo a varios artistas extranjeros a que cancelen sus presentaciones en Israel.

    Tal dijo que el museo no se inclinaría ante la presión política o religiosa. "Defenderemos la libertad de expresión, la libertad de arte y la libertad de cultura, y no la derribaremos", dijo. Pero la decisión de quitarla vino después.