disturbios del capitolio

Una oficial retirada del NYPD enfrenta cargos relacionados a los disturbios del Capitolio

Telemundo

Lo que debes saber

  • Una oficial retirada de la Policía de la Ciudad de Nueva York es la más reciente en enfrentar cargos criminales en relación con los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de los Estados Unidos.
  • Sara Carpenter, quien se retiró del NYPD en 2004, se entregó el martes por la mañana, según las autoridades federales.
  • Carpenter, de 51 años y de Richmond Hill, Queens, enfrenta cargos de: entrar o permanecer a sabiendas en cualquier edificio o terreno restringido sin autorización legal; conducta desordenada o disruptiva en un edificio o terreno restringido; y entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio. Los cargos son todos delitos menores.

NUEVA YORK - Una oficial de policía retirada del NYPD es la más reciente en enfrentar cargos criminales en relación con los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de los Estados Unidos.

Sara Carpenter, quien se retiró de la Policía de la Ciudad de Nueva York en 2004, se entregó el martes por la mañana, según las autoridades federales.

Carpenter, de 51 años y de Richmond Hill, Queens, enfrenta cargos de: entrar o permanecer a sabiendas en cualquier edificio o terreno restringido sin autorización legal; conducta desordenada o disruptiva en un edificio o terreno restringido; y entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio. Los cargos son todos delitos menores.

La información del abogado de Carpenter no se conoció de inmediato.

Según documentos del FBI, Carpenter estaba dentro del edificio del Capitolio sin autoridad para estar allí y estaba grabando un video con su teléfono y agitando una pandereta.

Durante una entrevista el 18 de enero con el FBI, Carpenter declaró que después de que ella llegó a Washington D.C. en la mañana de los disturbios, alrededor de las 9:00 a. m., se dirigió a los disturbios del entonces presidente Donald J. Trump. Carpenter declaró que presuntamente en el punto de la congregación, escuchó las palabras de Trump en los televisores gigantes y en los parlantes instruyendo a la gente a que se reúnan, no se vayan y marchen hacia el Capitolio. Carpenter afrimó que alrededor de la 1:00 p. m., comenzó a caminar con un gran grupo de personas hacia el Capitolio y, posteriormente, ingresó a la rotonda del Capitolio, donde observó a otras personas caminando y saliendo con diferentes artículos.

Según los documentos, Carpenter informó a los agentes del FBI que observó a la Policía gritando a las personas que salieran y luego empujando y empujando a la multitud. Carpenter resaltó que presuntamente fue pisoteada y rociada con pimienta cuando salía del edificio del Capitolio.

Durante la entrevista con el FBI, Carpenter supuestamente dijo que ella había tomado un video del interior del Capitolio el 6 de enero usando su teléfono y voluntariamente envió al FBI un mensaje de texto que contenía imágenes de video del Capitolio.

Además, el video de seguridad obtenido del interior de la rotonda del Capitolio, correspondiente al día de los disturbios, muestra a una mujer con un sombrero rojo, abrigo verde y botas negras con una mochila gris entrando a la rotonda del Capitolio con la multitud. Parecía sostener y a veces hacer sonar una pandereta.

Posteriormente, el 2 de marzo, agentes del FBI llevaron a cabo un registro ordenado por la corte en la residencia de Carpenter en Richmond Hill. Fue durante esta búsqueda que los agentes descubrieron un abrigo verde, botas negras y una mochila gris como las que se ven en la mujer en las imágenes de video de la rotonda del Capitolio, según documentos del FBI. Al parecer, en el bolsillo del abrigo verde había un mapa de Google del centro de Washington D.C.

Carpenter también proporcionó voluntariamente la pandereta que tenía, y que fue capturada en las imágenes de seguridad, según documentos del FBI.

Carpenter tiene previsto hacer su aparición inicial el martes por la tarde en el Tribunal Federal de Brooklyn. Su caso será procesado por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en Washington, D.C.

Contáctanos