Aerolíneas

Nuevos aviones, capacitación y contratación: las aerolíneas están planeando un repunte después de un pésimo año pandémico

Las aerolíneas estadounidenses están sentando las bases para un repunte de los viajes que aún parece estar a meses, si no es que años, de distancia.

  • Las aerolíneas están comenzando a posicionarse para un renacimiento de los viajes.
  • Las aerolíneas estadounidenses perdieron más de $35 mil millones el año pasado y continúan gastando efectivo.
  • Las iniciativas incluyen la contratación, la compra de nuevos aviones y la formación de personal.

Las aerolíneas estadounidenses están sentando las bases para un repunte de los viajes que aún parece estar a meses, si no es que años, de distancia.

Algunas compañías están comprando aviones nuevos, mientras que otras están entrenando pilotos e incluso agregando personal. Las decisiones que tomen ahora afectarán cómo se posicionarán para capitalizar una eventual recuperación en los viajes aéreos.

Sin duda, las aerolíneas estadounidenses todavía están batallando, perdiendo $150 millones por día, dijo Nick Calio, director ejecutivo de Airlines for America, un grupo industrial que representa a United Airlines, American Airlines, Delta Air Lines, Southwest Airlines y otras aerolíneas importantes.

Las aerolíneas estadounidenses perdieron más de $35 mil millones, combinadas, el año pasado y el número de pasajeros disminuyó en más del 60% desde 2019 a aproximadamente 370 millones, la menor cantidad desde 1984, según el Departamento de Transporte de EEUU.

"Tenemos la esperanza de que para fin de año alcancemos el punto de equilibrio", dijo Calio el martes en un testimonio ante el subcomité de aviación de la Cámara de Representantes en una audiencia sobre las perspectivas de recuperación de la industria.

La capacidad se redujo a la mitad en comparación con el año pasado, mientras que el tráfico de pasajeros sigue reducido en más del 60%, dijo el grupo de la industria.

Pero con el aumento opciones de vacunas y las nuevas infecciones por Covid-19 muy por abajo de sus máximos de principios de enero, las aerolíneas están comenzando a ver destellos de recuperación. La Cámara aprobó la semana pasada un paquete de ayuda para el coronavirus de 1.9 billones de dólares que incluyó una tercera ronda de ayuda federal para la nómina de las aerolíneas, 14,000 millones de dólares que ayudarán a suavizar el golpe de una primera mitad del año si es aprobada por el Senado.

Señales de deshielo

Las aerolíneas de descuento como Spirit Airlines y Allegiant Travel Co. han sido las más optimistas. Spirit planea comenzar a capacitar a nuevos pilotos y asistentes de vuelo este mes por primera vez desde principios de la pandemia.

Sus modelos comerciales se centraron en los viajes de placer nacionales sensibles a los precios incluso antes de la pandemia, que ha tenido mejores resultados que los viajes internacionales y de negocios durante el año pasado. Esos dos segmentos, a veces superpuestos, eran un pilar de las grandes aerolíneas de la red antes de que Covid-19 se extendiera por todo el mundo, provocando prohibiciones de entrada, órdenes de cuarentena y pausas en los viajes de negocios.

Pero incluso las grandes aerolíneas que se vieron obligadas a reinventar sus negocios durante la pandemia están viendo algunos puntos brillantes.

Los planificadores de redes como Gupta han desempeñado un papel aún más crucial para las aerolíneas durante el año pasado, ya que tienen que equilibrar mantener bajos los costos de las aerolíneas mientras aumentan el servicio donde brotan focos de demanda. Lo que dificulta el trabajo es que los viajeros reservan más cerca de sus fechas de viaje debido a la gran incertidumbre que genera la pandemia.

Entrenamiento de primavera

United informó el lunes que estaba aumentando su pedido de aviones Boeing 737 Max. La compañía no reveló cuánto pagó, pero la consultora de aviación Ascend by Cirium dijo que los aviones Max 9 están valorados en 45.5 millones de dólares cada uno, un 8% menos que a principios de 2019.

El director comercial de United, Andrew Nocella, dijo al personal que la compra "nos ayuda a posicionarnos para satisfacer la demanda que esperamos ver en 2022 y 2023 y nos encamina hacia más oportunidades para nuestros empleados en el futuro".

El presidente de Delta, Glen Hauenstein, se hizo eco el lunes del optimismo de Gupta y dijo en una conferencia que, desde hace dos semanas, la aerolínea vio un aumento significativo en la demanda de viajes a corto plazo y para este verano.

Delta informó el viernes que buscará tener a todos los cerca de 1,700 pilotos que no han estado volando de regreso a los aires en octubre. En enero, la aerolínea con sede en Atlanta había apuntado al regreso de solo 400 de ellos.

El cambio no será inmediato y se espera que las restricciones de viaje de larga distancia se prolonguen hasta que se vacune a más personas. Airlines for America estima que llevará hasta 2023 o 2024 volver a los volúmenes de pasajeros del 2019.

John Laughter, vicepresidente senior de operaciones de vuelo de Delta, dijo a los pilotos el viernes, que la aerolínea se está "preparando para volver a los niveles de vuelo de 2019 para el verano de 2023". Señaló que "los clientes dictarán el camino hacia nuestra recuperación".

Contáctanos