"Rata zombi" aterra a pareja de Brooklyn

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Rat Climbs Out of NYC Bathroom Sink

    A Brooklyn couple experienced firsthand one of New York City’s most disgusting urban legends: a rat came wiggling its way out of their plumbing. (Publicado lunes 16 de julio de 2018)

    NUEVA YORK — Una pareja de Brooklyn vivió en carne propia una de las leyendas urbanas más repugnantes de la ciudad de Nueva York cuando una rata salió corriendo de sus cañerías.

    Bari Finkel contó que la noche del viernes una rata pequeña salió arrastrándose del desagüe del lavamanos de su casa, en Bedford-Stuyvesant.

    "Parecía un zombi saliendo de la tumba", describió la aterrada residente. 

    Animales extraños que asombran y fascinanAnimales extraños que asombran y fascinan

    Finkel dijo que en realidad fue su novio quien descubrió algo raro con el fregadero cuando estaba usando el baño, el cual no tiene un tapón protector debido a problemas con el drenaje. 

    El hombre gritó aterrorizado cuando se asomó para echarle un vistazo a la pequeña criatura, por lo que Finkel fue al baño pensando que se había lastimado. Sin embargo, ella también gritó horrorizada cuando vio al asqueroso invasor. 

    "Miré y vi a esta pequeña criatura recién salida del desagüe", dijo Finkel. 

    La residente comentó que el incidente era tan inusual que se tuvo que reír.

    Finkel dijo que regresó a la sala para mantener a sus perros fuera del baño, mientras que su novio trató de aliviar la situación con una bolsa de supermercado. No obstante, ella regresó al baño para documentar lo que había sucedido.


    "Después de un par de minutos, [la rata] estaba haciendo sonidos y claramente también estaba asustada", relató. "Y dije 'probablemente deberíamos tomar un par de fotos, porque esto es una locura'".

    Según Finkel, cuando levantó la bolsa para sacar fotos, la rata escapó de la única manera que pudo, volviendo a bajar por el desagüe.

    "Me alegra que no tuviéramos que decidir qué hacer con la rata, pero la idea de que estuviera en las tuberías no me agradaba", comentó.

    Finkel dijo que nunca había visto roedores en el edificio de su apartamento, e incluso miembros de su asociación de bloque nunca oyeron hablar de algo semejante.

    Cuando le comentó lo sucedido a su casero, la respuesta de este fue que era la primera vez que oía de algo así.

    Aunque Finkel y su novio estaban un poco recelosos de usar el baño por unas horas tras la visita del roedor, no tienen planes de cambiar su rutina, con la excepción de reemplazar el tapón de su lavamanos.