Tessa Majors

Asesinato de estudiante: Abogados de niño arrestado rompen el silencio

Tessa Majors, de 18 años, fue apuñalada cerca de los escalones de Morningside Park la noche del 11 de diciembre.

Telemundo

NUEVA YORK -- El asesinato de una estudiante de Barnard College ha incitado nuevas prácticas de seguridad en el Morningside Park de Manhattan, anunció el martes la Universidad de Columbia.

La universidad dijo que las cabinas de guardia fuera del parque ahora contarán con personal las 24 horas del día, los 7 días de la semana y el servicio de transporte de seguridad se extenderá. Esas decisiones se producen a raíz de la muerte de Tessa Majors, de 18 años, quien fue asesinada cerca de los escalones del parque la noche del 11 de diciembre durante un presunto robo violento.

Además de esos cambios, ya se han implementado medidas como un servicio de escolta de seguridad para caminantes, refugios seguros en el vecindario y casillas iluminadas para hacer llamadas.

Las nuevas precauciones de seguridad surgen cuando el niño de 13 años acusado del asesinato y robo de Majors estuvo en la corte el martes. Sus abogados argumentaron que el niño, a quien NBC New York no identifica debido a su edad, en realidad no cometió el asesinato, sino que vio cómo sucedía.

Un detective testificó que las imágenes de vigilancia muestran al niño parado al menos a 10 pies de distancia cuando otros dos sospechosos apuñalaron a la estudiante de primer año de la universidad, pero luego fue encontrado en posición del cuchillo. Le dijo a la policía que tomó un cuchillo caído y se lo entregó a otro adolescente justo antes del apuñalamiento, dijo el detective.

Ese video de seguridad, aunque pixelado y oscuro, muestra una pelea que involucra a varios jóvenes y uno de ellos señalando a la víctima, dijo el detective Wilfredo Acevedo en la audiencia en el tribunal de familia.

El niño no está acusado de apuñalar a Majors, pero un juez dictaminó que existe una causa probable para proceder con cargos de asesinato y robo en su contra. La jueza Carol Goldstein ordenó su detención al menos hasta fin de año. Otra audiencia está programada para el 2 de enero.

"El tribunal considera que existe un grave riesgo de reincidencia", dijo Goldstein, a pesar de los argumentos del abogado del niño de que tiene un fuerte sistema de apoyo con sus tíos en casa, buena asistencia a la escuela y ningún problema de comportamiento.

La defensa criticó a la policía por interrogar al niño sin un abogado presente. La organización que representa al niño, la Sociedad de Asistencia Legal, advirtió "contra cualquier apuro de juicio que solo causaría un daño adicional a las comunidades de Harlem y Barnard".

La estudiante universitaria, Tessa Major, fue apuñalada a muerte tras un intento de robo, según la policía.

"Nuestro cliente es un niño de 13 años que se presume inocente sin antecedentes juveniles", dijo la Sociedad de Asistencia Legal en un comunicado. "La historia está llena de ejemplos de casos de alto perfil juzgados en los medios de comunicación, que llevan a la policía a un arresto y una condena injusta".

La abogada de Asistencia Legal, Hannah Kaplan, dijo que el niño le dijo a Acevedo que no sabía que los otros jóvenes estaban robando a Majors y que estaba demasiado lejos para escuchar lo que decían. Ella dijo que el video de seguridad del incidente no lo muestra con el cuchillo, ni lo muestra tocándola o tomando nada de ella.

Actualmente, la policía está buscando a otros dos sospechosos, uno de los cuales, un niño de 14 años, se dirigía con un adulto para ser interrogado por la policía cuando se fugó del auto, dijeron fuentes a NBC New York. Los oficiales de la policía de Nueva York lo estaban buscando en Harlem a lo largo de la calle 125 el lunes, pero no lo han encontrado.

La policía todavía está tratando de identificar a todos los presuntos atacantes involucrados. Una fuente policial dijo que un testigo vio a un grupo de personas huyendo del lugar donde ocurrió el ataque.

Un menor de 13 años habría confesado haber presenciado el apuñalamiento mortal de Tessa Major.

En una declaración el lunes, la familia de Majors dijo que quería saber "qué fue exactamente lo que le sucedió a Tess y quién la asesinó. Creemos, por la seguridad inmediata de la comunidad y las escuelas, que debería ser la máxima prioridad de todos y estamos agradecidos a los hombres y mujeres de la policía de Nueva York por todos sus esfuerzos".

Tras el suceso, la policía inmediatamente aumentó la seguridad en el área del parque. Las estadísticas de delitos muestran que se registraron más robos en Morningside Park este año que en cualquier otro parque de la ciudad.

En una audiencia para el niño de 13 años supuestamente involucrado en el asesinato de Majors, la policía describió cómo el grupo de adolescentes puso a Majors en una llave de estrangulamiento y le sacó artículos de sus bolsillos. La estudiante de primer año de la universidad pudo defenderse, mordiendo a uno de sus atacantes en el dedo, dijo la policía.

Un oficial de policía que respondió a una llamada de radio por un robo en curso dijo que encontró a Majors boca abajo en la calle. La oficial Ena Lewis testificó que Majors estaba jadeando y tenía laceraciones en la cara y heridas de arma blanca en el cuerpo.

Poco después Majors dejó de respirar, dijo Lewis. El oficial dijo que comenzó a hacer resucitación cardiopulmonar y continuó hasta que llegaron a un hospital, donde Majors fue declarada muerta.

Contáctanos