deuda de taxistas

Victoria para taxistas de NYC: Logran acuerdo de alivio de deuda de millones de dólares tras huelga de hambre

El anuncio llega a más de un mes de protestas y huelgas de hambre para presionar al alcalde Bill de Blasio. 

Telemundo

La Alianza de Trabajadores del Taxi de Nueva York (NYTWA, por sus siglas en inglés) logró la victoria en una batalla para obligar a la Ciudad de Nueva York a intervenir en un alivio de deuda con el mayor tenedor de préstamos de la ciudad, cuyas arcas acumularon millones al inflar artificialmente el precio de los medallones de taxi. Sin embargo, cientos de taxistas se vieron abrumados por las deudas impagables cuando los precios se desplomaron durante el surgimiento de empresas como Uber y Lyft, lo que llevó a muchos al suicidio. 

Los trabajadores del volante finalmente negociaron un acuerdo de alivio de la deuda con la Ciudad de Nueva York y una empresa privada de gestión de activos. Y el anuncio llega a más de un mes de protestas y huelgas de hambre para presionar al alcalde Bill de Blasio. 

La Alianza de Trabajadores del Taxi de Nueva York logró un acuerdo el miércoles con Marblegate Asset Management, que administra la mayor parte de medallones de la ciudad.
“Los taxistas han trabajado incansablemente para hacer de Nueva York la ciudad más vibrante del mundo, y nos negamos a dejarlos atrás”, dijo el alcalde De Blasio, en un comunicado. “Me enorgullece haber trabajado con el senador [Chuck] Schumer, NYTWA y Marblegate para alcanzar una solución equitativa y sostenible que se base en el éxito que hemos logrado en la reducción de la carga de la deuda de los conductores que trabajan arduamente y que mantienen nuestra ciudad en movimiento".

Los conductores de taxi necesitan un medallón para conducir dentro de los límites de la ciudad. En la década de 2010, cuando conducir un taxi era un negocio lucrativo y la demanda de los medallones era alta, los prestamistas inflaron artificialmente los precios de los medallones hasta un millón de dólares, lo que obligó a cientos de taxistas a endeudarse mientras intentaban ganarse la vida.

Pero la burbuja estalló y el valor de los medallones se desplomó cuando los pasajeros optaron por opciones como Uber y Lyft. Los propietarios de medallones quedaron endeudados por cientos de miles de dólares y sin los medios para pagarlos, lo que orilló a varios al suicidio.

Las protestas comenzaron en septiembre, después de que la Comisión de Taxis y Limusinas aprobara el Programa de Ayuda para Propietarios de Taxi Medallion de $65 millones, una iniciativa de De Blasio. Si bien algunos conductores pudieron aprovechar el programa para liquidar sus deudas, muchos denunciaron que simplemente no era suficiente.

En total, la ciudad podría invertir $100 millones o más en un intento por eliminar cientos de millones de dólares en deudas contraídas por los conductores, pero aún no se ha determinado el costo final.

La más fuerte entre las voces de protesta fue la Alianza de Trabajadores de Taxi de Nueva York, un sindicato de 25,000 miembros de trabajadores del volante. Los miembros de NYTWA encabezaron protestas y una larga huelga de hambre como último esfuerzo para obtener más ayuda de De Blasio y de la Comisión de Taxis y Limusinas. 

"Hemos ganado una garantía respaldada por la ciudad", escribió NYTWA en su cuenta de Twitter. “¡Los préstamos se reestructurarán hasta un máximo de $170K! No más deudas más allá de nuestra vida. No más riesgo de perder hogares".

Según el nuevo acuerdo, Marblegate reestructurará los préstamos existentes a un capital de $200,000, con $170,000 como préstamo garantizado y los $30,000 restantes como una subvención de la ciudad y una tasa de interés del 5%. Los préstamos reestructurados tendrán un plan de 20 años con pagos mensuales programados, que tendrán un límite de $1,122 para los "propietarios de medallones que cumplan los criterios". La ciudad ha dicho que actuará como garantes del capital y los intereses —la demanda más enérgica de la NYTWA— y negociará con otros prestamistas para llegar a un mismo acuerdo.

El nuevo plan aún no ha sido adoptado por otros prestamistas de la industria de los taxis, que administran alrededor del 60% de los préstamos contratados por los conductores para comprar medallones.

Si otros prestamistas aceptan los mismos términos, equivaldría efectivamente al rescate que los conductores han buscado desde que la crisis de la deuda saltó al centro de atención en 2018, cuando varios conductores que enfrentaban una devastación financiera comenzaron a morir por suicidio.

"Después de un viaje largo y doloroso, logramos la victoria", dijo Bhairavi Desai, Director Ejecutivo de NYTWA. “Hoy marca un nuevo amanecer, un nuevo comienzo para una fuerza laboral que ha luchado ante tanta crisis y pérdida. Hoy, podemos decir que los propietarios y conductores han obtenido un alivio real de la deuda y pueden comenzar a recuperar sus vidas. Los conductores ya no correrán el riesgo de perder sus hogares y ya no estarán cautivos de una deuda más allá de su vida”. 

Desai agradeció a De Blasio por apoyar a los conductores y trabajar para lograr un acuerdo, y a Marblegate por "trabajar con nosotros de buena fe para llegar a una resolución".

Pero los conductores también tuvieron un aliado inesperado en Washington: el senador Chuck Schumer, cuyo suegro trabajaba como taxista. El legislador ha sido franco sobre la necesidad de alivio de la deuda para los poseedores de medallones. 

“Esta resolución no sería posible sin el senador Schumer, cuyo liderazgo aseguró fondos y ayudó a dirigir nuestro barco”, dijo Desai. “Y esta victoria no sería posible sin nuestra amplia coalición de seguidores. La ciudad que amamos nos respaldó y hoy podemos decir: ¡hemos ganado!”.

Otro de los aliados de los trabajadores del volante fue el asambleísta Zohran K. Mamdani, que representa a partes de Queens, quien se unió a la huelga de hambre en solidaridad con los conductores. 

El comisionado y presidente de TLC, Aloysee Heredia Jarmoszuk, opinó que la principal preocupación de la agencia "son todos los titulares de licencias de TLC y la salud de la industria".

Una investigación del New York Times reveló que la TLC, junto con los exalcaldes Rudy Giuliani y Michael Bloomberg, no solo no habían actuado con respecto a los préstamos predatorios, sino que habían fomentado la práctica, lo que obligó a los conductores desesperados a endeudarse aún más a medida que se inflaron los precios de los medallones.

"Seguimos comprometidos con el éxito y la vitalidad del segmento de los taxis y esperamos seguir construyendo sobre el éxito del Programa Medallion Relief en colaboración con las partes interesadas de la industria y los funcionarios electos", dijo Jarmoszuk.

Las raíces de la crisis comenzaron hace aproximadamente dos décadas, cuando un grupo de líderes de la industria comenzó a inflar de manera constante y artificial el precio de los medallones, que son regulados por la ciudad.

IMPORTANTE. Todos los conductores que poseen un medallón califican para el alivio de la deuda, incluso si no forman parte de los grupos de protesta. 

Contáctanos