Trastorno del sueño

¿Te sientes agotado, irritado y no puedes concentrarte? Podrías padecer apnea del sueño

Si sufres cansancio crónico y despiertas varias veces durante la noche, es posible que padezcas esta condición.

Telemundo

La apnea obstructiva del sueño es el trastorno respiratorio relacionado con el sueño más común, según la FDA. 

Hay varios tipos de apnea del sueño, pero la más común es la apnea obstructiva del sueño. Este tipo de apnea ocurre cuando los músculos de la garganta se relajan intermitentemente y bloquean las vías respiratorias durante el sueño. Un signo notable de apnea obstructiva del sueño son los ronquidos.

Hay tratamientos disponibles para la apnea obstructiva del sueño. Un tratamiento implica el uso de un dispositivo que usa presión positiva para mantener abiertas las vías respiratorias mientras duerme. Otra opción es una boquilla para empujar la mandíbula inferior hacia adelante durante el sueño. En algunos casos, la cirugía también puede ser una opción.

Los signos y síntomas de la apnea obstructiva del sueño incluyen:

  • Somnolencia diurna excesiva
  • Ronquidos fuertes
  • Episodios observados de interrupción de la respiración durante el sueño
  • Despertares abruptos acompañados de jadeo o asfixia
  • Despertarse con la boca seca o dolor de garganta
  • Dolor de cabeza matutino
  • Dificultad para concentrarse durante el día
  • Cambios de humor, como depresión o irritabilidad
  • Alta presión sanguínea
  • Disminución de la libido

¿QUÉ ES LA APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO?

La palabra griega "apnea" significa "sin aliento". Una apnea se define como una pausa en la respiración de al menos 10 segundos. La apnea obstructiva del sueño, también llamada AOS hace que deje de respirar mientras duerme durante varios segundos, hasta muchas veces por hora.

Las personas diagnosticadas con AOS tienen al menos cinco pausas respiratorias por hora y pueden tener muchas más. Durante estas pausas respiratorias, el cerebro, el corazón, los riñones y otros órganos esenciales no reciben suficiente oxígeno y el dióxido de carbono puede acumularse en su cuerpo. Cuando el cerebro se da cuenta que no hay suficiente oxígeno y demasiado dióxido de carbono en el cuerpo, envía una señal para respirar. Se despierta lo suficientemente como para respirar unas cuantas veces, pero no lo suficiente para recordarlo a la mañana siguiente. Este ciclo se repite muchas veces cada noche, haciendo que se sienta cansado o agotado por la mañana.

Cuando tiene AOS, la apnea es causada por una obstrucción o bloqueo. Por lo general, la obstrucción es causada por los músculos de la lengua, el paladar blando o partes de la garganta que se relajan demasiado durante el sueño y bloquean las vías respiratorias. Una forma menos común de apnea del sueño, llamada apnea central del sueño, ocurre cuando el área del cerebro que controla la respiración no envía las señales correctas a los músculos que le ayudan a respirar.

Si tiene AOS, la persona que duerme con usted puede notar que ronca fuerte, resopla o hace un sonido de ahogo cuando vuelve a respirar después de una pausa respiratoria. Estos síntomas pueden ocurrir con menos frecuencia o pasar desapercibidos en mujeres con AOS. Otros síntomas incluyen:

  • Más somnolencia durante el día de lo habitual
  • Despertar con la garganta seca o dolor de cabeza
  • Despertarse con frecuencia durante la noche
  • Dificultad para concentrarse o cambios de humor durante el día

Hable con su médico si tiene síntomas de apnea del sueño. El diagnóstico de un trastorno del sueño como la AOS requiere un estudio del sueño realizado en un laboratorio del sueño o en casa. El diagnóstico determinará si su AOS es leve, moderada o grave, en función del número promedio de veces que deja de respirar cada hora mientras duerme.

TRATAMIENTO

Existen tratamientos para la AOS que funcionan bien. El doctor Eric Mann, M.D., Ph.D. del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA dice: "Muchos tratamientos aprobados y autorizados por la FDA pueden ayudar a las personas con AOS a despertarse por las mañanas sintiéndose descansados y relajados, mejorando su salud en general".

Recibir tratamiento para la AOS es clave porque la AOS no solo afecta al sueño, sino que aumenta el riesgo de problemas de salud graves e incluso la muerte. La AOS puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un derrame cerebral, diabetes tipo 2, glaucoma y algunos tipos de cáncer, además de otras afecciones graves de salud. Los cambios en el estilo de vida, como perder peso, beber menos alcohol, dejar de fumar y usar dispositivos que le ayuden a dormir en una posición determinada, pueden ayudar a mejorar la AOS, pero no hacerla desparecer por completo. Tomar ciertos medicamentos, como sedantes o somníferos, que reducen o disminuyen la respiración, también puede contribuir a la AOS. Hable con su médico antes de dejar o empezar a tomar cualquier medicamento.

Los tratamientos de la AOS pueden funcionar bien para controlar la AOS, pero no todos los tratamientos son adecuados para todas las personas. Algunos tratamientos funcionan mejor para personas con AOS leve, mientras que otros son mejores para personas con AOS más grave. A veces es necesario probar un tratamiento específico antes de probar un tratamiento diferente. Algunos tratamientos implican cirugía para corregir una vía respiratoria estrecha o una parte específica de la vía respiratoria que puede colapsar durante el sueño. Cualquier tipo de cirugía tiene riesgos, así que hable con su médico sobre todas sus opciones antes de tomar una decisión.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. evalúa la seguridad y eficacia de ciertos dispositivos médicos antes de que puedan comercializarse al público, incluido el dispositivo más utilizado para la AOS. Dependiendo de su estado de salud y del tipo de AOS que tenga, su médico puede recetarle uno de estos tratamientos para la AOS.

MÁQUINA DE PRESIÓN POSITIVA

El tratamiento más común de la AOS es el uso de una máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias, comúnmente conocida como máquina CPAP, todas las noches durante la hora de dormir. La CPAP utiliza una ligera presión de aire para mantener abierta las vías respiratorias durante el sueño. El aire se suministra a través de una máscara que se coloca sobre la nariz y la boca, o solo sobre la nariz. Las CPAP se consideran el tratamiento estándar para la AOS, pero es posible que tenga que trabajar con un médico o técnico durante unas semanas para encontrar la mejor combinación de ajustes y accesorios de CPAP para usted.

VÁLVULAS EN LAS FOSAS NASALES

Este tratamiento alternativo utiliza válvulas desechables o reutilizables que se insertan en o sobre las fosas nasales durante el sueño. Las válvulas limitan las exhalaciones o espiraciones, lo que ayuda a mantener la presión para conservar abiertas las vías respiratorias durante el sueño. A diferencia de una máquina CPAP, las válvulas EPAP no necesitan energía de una toma de corriente o baterías.

PROTECTOR BUCAL

Un aparato bucal de venta con receta se usa durante la hora de dormir y se ajusta como un protector bucal deportivo o un retenedor de ortodoncia, pero es para los dientes superiores e inferiores. Mantiene la mandíbula colocada hacia adelante para que sus vías respiratorias permanezcan abiertas mientras duerme. Un dentista toma impresiones de sus dientes para poder fabricar y adaptar un dispositivo a su medida.

DISPOSITIVO DE RETENCIÓN DE LA LENGUA

Este tipo de aparato bucal se coloca en la boca a la hora de dormir e incluye una pieza que impide que la lengua vuelva a caer en las vías respiratorias durante el sueño.

ESTIMULADOR MUSCULAR DEL MÚSCULO LINGUAL

Un estimulador neuromuscular del músculo lingual es un dispositivo de venta con receta que se coloca en la boca durante 20 minutos al día mientras se está despierto. El dispositivo suministra corrientes eléctricas leves al músculo de la lengua, fortaleciéndolo para que no se relaje y bloquee tanto las vías respiratorias durante el sueño.

ESTIMULADOR DE NERVIOS IMPLANTABLE

La FDA aprobó un dispositivo médico para la AOS que se puede implantar quirúrgicamente durante un procedimiento ambulatorio. Un cirujano implanta el dispositivo, que es similar a un marcapasos, en la parte superior del pecho, debajo de la clavícula. Durante la operación, el médico coloca los cables del implante cerca de los nervios que controlan la lengua y los músculos cercanos. El implante envía impulsos eléctricos leves a través de los cables a los nervios de los músculos de la lengua durante el sueño. La estimulación nerviosa evita que la lengua y los músculos que la rodean se colapsen y bloqueen las vías respiratorias durante el sueño.

La mayoría de los implantes tienen un control remoto que se usa para encender el dispositivo antes de ir a dormir y apagarlo después de despertarse.

DISPOSITIVO DE TERAPIA POSICIONAL (UNA ALMOHADA O DISPOSITIVO SIMILAR)

Una almohada especial u otro dispositivo para la cama puede ayudar con la AOS posicional leve a moderada. La apnea obstructiva del sueño posicional es causada por acostarse de espaldas (boca arriba) durante la hora de dormir. Una almohada especial o un dispositivo para la cama similar puede ayudarle a permanecer durmiendo de lado, donde la gravedad no hace que la lengua o la garganta bloqueen las vías respiratorias.

Antes de comprar un dispositivo, algunas personas prueban métodos posicionales caseros, como una almohada especial o protectores para la cama.

DISPOSITIVO DE MONITOREO DE LA POSICIÓN/ESTIMULACIÓN

Un dispositivo de monitoreo de la posición puede tratar la AOS de leve a moderada causada por dormir boca arriba. Se usa en el cuerpo (generalmente alrededor del cuello o del pecho) y monitorea su posición para dormir con un acelerómetro de posición. Cuando está acostado de espaldas, o boca arriba, durante el sueño, el dispositivo vibra en intensidad creciente hasta que se da la vuelta para dormir de lado.

¿EXISTEN MEDICAMANTOS?

No existen medicamentos aprobados por la FDA para tratar la apnea del sueño. La doctora Elisabeth Boulos, M.D., del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, dice que los médicos a veces recetan medicamentos que ayudan a mantenerle despierto si tiene AOS y somnolencia diurna persistente a pesar del tratamiento con una máquina CPAP. Estos medicamentos pueden ayudar a controlar algunos síntomas, pero no solucionan el problema de la respiración nocturna.

Además, la Dra. Boulos recomienda que, si le han diagnosticado apnea del sueño y está tomando otros medicamentos, informe a su médico cuáles son esos medicamentos. "Varios medicamentos recetados, además del alcohol y los productos de tabaco, pueden empeorar la apnea del sueño, incluidos muchos para el insomnio, la ansiedad o el dolor intenso", dijo Boulos.

FUENTE: Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos.

Contáctanos