Asociación Benevolente de Policías

Sindicato policial denuncia supuesta ‘cuota de multas’ impuesta a oficiales de NJ

Los oficiales miembros de la fracción del sindicato Local 43 reclaman que el Departamento de Policía de Morristown promulgó un "sistema ilegal de cuotas de multas" que obliga a los oficiales del turno nocturno a emitir citaciones incluso cuando no procede.

police badge

La Asociación Benevolente de Policías de Nueva Jersey demandó al Departamento de Policía de Morristown bajo el argumento de que los oficiales se han visto obligados a cumplir con las cuotas de multas para generar ingresos adicionales durante la pandemia de coronavirus.

En la demanda, presentada el lunes, los oficiales miembros de la fracción del sindicato Local 43 reclaman que el Departamento de Policía de Morristown promulgó un "sistema ilegal de cuotas de multas" que obliga a los oficiales del turno nocturno a emitir citaciones incluso cuando no procede.

"Estas órdenes no solo son ilegales, sino que se reconoce que son 'inseguras' tanto para los miembros del PBA 43 como para los ciudadanos de Morristown", se lee en la demanda, presentada en el Tribunal Superior de Nueva Jersey.

La PBA solicitó a la corte que anule el supuesto sistema ilegal de cuotas y ofrezca inmunidad por cualquier acción disciplinaria contra los oficiales que han denunciado, así como el reembolso de los honorarios de los abogados.

En la demanda, el sindicato denuncia que la administradora comercial Jillian Barrick dijo que los ingresos habían bajado y que el Departamento de Policía "necesitaba aumentar la actividad generadora de ingresos". El 7 de octubre, el capitán de la policía de Morristown, Michael Buckley, envió un correo electrónico al teniente de patrulla David Tissot pidiéndole que desarrollara un plan para garantizar que los oficiales fueran productivos en la emisión de multas y citaciones, según la denuncia.

El mensaje a Tissot, que aparece en la demanda, menciona la aplicación de "violaciones a las ordenanzas locales" en Morristown, así como multas de estacionamiento.

Dos días después, Buckley supuestamente ordenó a los agentes que trabajaran turnos entre las 8:30 p.m. y a las 2:15 a.m. como parte del supuesto esquema. La demanda dice que Tissot expresó su preocupación de que el mandato representase un peligro para los oficiales y comprometiera el tiempo de respuesta en caso de una emergencia.

Después de que Buckley dijera que investigaría el asunto, la PBA publicó las preocupaciones en su página de Facebook al día siguiente y dijo que la administración de la ciudad "había decidido tomar represalias contra nosotros" por no cumplir con las cuotas. 

"A veces, solo tenemos seis oficiales trabajando durante esas horas y solo la mitad de ellos tienen patrullas", se lee en la publicación del 11 de octubre de la PBA. "Esto potencialmente deja tres vehículos para responder a emergencias, mientras que tres oficiales están confinados a un área de una cuadra dependiendo de los niveles de personal".

El 12 de octubre, el jefe interino de la policía de Morristown, Darnell Richardson, respondió en Facebook. Dijo que la decisión de asignar oficiales a patrullas nocturnas a pie se produjo en respuesta a las quejas en las reuniones del Concejo local sobre la falta de presencia policial en la noche "que no fue atendida adecuadamente" por el patrullaje en vehículo. También abordó el reclamo de las cuotas de multas, que son una violación de la ley de Nueva Jersey.

"Simplemente se espera que los oficiales de policía demuestren productividad en cada turno que trabajan", escribió Richardson en Facebook. "Es preocupante que la respuesta de nuestros oficiales a ser responsabilizados por sus horas de trabajo sea transformar esa expectativa en una narrativa falsa para nuestros residentes en lugar de hacer el trabajo que se espera que hagan".

En un comunicado el miércoles, los funcionarios de Morristown calificaron la demanda de "alarmante" y afirmaron que eran "totalmente inconsistentes con la realidad".

Pero no es la primera escaramuza legal entre oficiales de base y la ciudad. En 2018, la PBA defendió al oficial Keith Hudson después de denunciar que fue degradado por informar que el exjefe de policía Peter Demnitz estaba trabajando para JCP & L, Morristown Medical Center y otros mientras firmaba simultáneamente en la oficina del jefe. Hudson ganó la demanda y recibió $ 1.7 millones de compensación por daños. 

Contáctanos