Educación universitaria

Proyecto de ley busca que universitarios de EEUU tengan acceso permanente a SNAP

La senadora por NY, Kirsten Gillibrand, busca flexibilizar los requisitos para que millones de estudiantes tengan acceso a la ayuda.

Telemundo

La senadora Kirsten Gillibrand, miembro del Comité Senatorial de Agricultura, Nutrición y Silvicultura, anunció anunció el jueves un proyecto de ley que extendería los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) a los estudiantes universitarios que cursan carreras de 2 y 4 años a tiempo parcial o completo, y algunos estudiantes de posgrado que también cumplen con los ingresos tradicionales de SNAP y otros requisitos.

Según una encuesta de SUNY de 2019, el 55% de los colegios comunitarios y el 41% de los estudiantes universitarios de 4 años en el sistema SUNY informaron haber experimentado hambre mientras estaban en la escuela. 

Los requisitos de trabajo de los estudiantes, conocidos como “trabajo por comida”, exacerban la inseguridad alimentaria entre los estudiantes universitarios e impiden el aprendizaje, la salud y la estabilidad de los estudiantes. Los representantes Jimmy Gomez (D-CA), Josh Harder (D-CA) y Jimmy Panetta (D-CA) lideran esta legislación en la Cámara de Representantes.

“Los estudiantes universitarios nunca deberían tener que elegir entre comida y educación. Necesitamos simplificar los requisitos para los beneficios críticos de SNAP para combatir la inseguridad alimentaria que afecta a los estudiantes universitarios de bajos ingresos en todo el estado de Nueva York y el país”, dijo Gillibrand. "Esta importante legislación eliminaría las barreras del trabajo por alimentos para los estudiantes de bajos ingresos y garantizaría que casi 4 millones de estudiantes universitarios puedan acceder a los beneficios de SNAP”. 

Incluso antes de la pandemia de COVID-19, los estudiantes de los campus universitarios de Nueva York y de todo el país experimentaban altos niveles de inseguridad alimentaria y hambre. Según The Hope Center for College, Community, and Justice, la inseguridad alimentaria es un problema grave en los campus universitarios de todo el país, especialmente para estudiantes de color, estudiantes de primera generación, estudiantes de bajos ingresos y estudiantes de colegios comunitarios.

En el otoño de 2018, el 48% de los estudiantes universitarios de CUNY tenían inseguridad alimentaria. En el otoño de 2019, el 36% de los estudiantes de SUNY padecían inseguridad alimentaria. 

Los estudiantes de color tenían más probabilidades de experimentar inseguridad en sus necesidades básicas. El 75% de los estudiantes indígenas, el 70% de los negros y el 70% de los nativos americanos o nativos de Alaska experimentaron inseguridad alimentaria, inseguridad en la vivienda y / o falta de vivienda.

Los requisitos de SNAP de hoy para los estudiantes son demasiado complicados y solo incluyen a los estudiantes universitarios que trabajan 20 horas a la semana o que participan en un estudio laboral federal o estatal, o aquellos que cumplen con exenciones muy específicas.

En diciembre de 2020, el Congreso aprobó la Ley de Asignaciones Consolidadas de 2021, que extendió temporalmente  SNAP a los estudiantes con una Contribución Familiar Esperada (EFC) de $ 0, incluidos aquellos que califican para la Beca Pell máxima. Estos cambios temporales permanecerán en vigor hasta 30 días después de que finalice la emergencia de salud pública COVID-19 declarada por el gobierno federal. 

Pero el proyecto de ley EATS va un paso más allá y garantizaría que los estudiantes universitarios de bajos ingresos tengan acceso equitativo y de forma permanente a los beneficios de SNAP al enmendar la Ley de Alimentos y Nutrición de 2008 para incluir "asistir a una institución de educación superior" como una forma de calificación, al igual que trabajo. 

Con este cambio, 470,000 estudiantes universitarios de Nueva York calificarían para la asistencia de SNAP. 

Contáctanos