cuidado de mascotas

Protege a tus mascotas del calor extremo

Las mascotas pueden sufrir un golpe del calor intenso y otras condiciones de riesgo.

[UGCDFW-CJ-dog days] [EXTERNAL] Pet pic

Las temperaturas sofocantes son en extremo peligrosas para niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades crónicas y también para las mascotas, que pueden sufrir un golpe del calor intenso y otras condiciones de riesgo.

Estas son algunas recomendaciones de The Humane Society of the United States para proteger a las mascotas de las temperaturas extremas.

Nunca deje a sus mascotas en un automóvil estacionado

Ni siquiera por un minuto, ni con el motor corriendo y el aire acondicionado encendido. En un día cálido, las temperaturas en el interior de un vehículo pueden subir rápidamente a niveles peligrosos. En un día de 85 grados, por ejemplo, la temperatura dentro de un vehículo, incluso con las ventanas un poco abiertas, puede llegar a 102 grados en sólo 10 minutos. Después de 30 minutos, la temperatura alcanzará los 120 grados. Su mascota puede sufrir un daño irreversible en los órganos o incluso morir.

Si usted ve un animal en peligro en un vehículo estacionado, llame de inmediato a un contacto con el albergue de animales más cercano o con la policía.

Este atento a la humedad

Los animales jadean para evaporar la humedad de sus pulmones y así mantener estable la temperatura de su cuerpo. Si la humedad es demasiado elevada, las mascotas no son capaces de refrescarse y su temperatura se disparará a niveles peligrosos de manera drástica.

La temperatura de un perro no debe sobrepasar los 104 grados Fahrenheit o 40 grados centígrados.

Limite el ejercicio en los días calurosos

Tenga cuidado cuando saque a su mascota para caminar o ejercitarse. Ajuste la intensidad y duración del ejercicio de acuerdo a la temperatura. En los días de mucho calor, realice actividades en las primeras horas de la mañana o al atardecer.

Tome precaución especial con los animales con orejas blancas, que son más susceptibles al cáncer de piel, y las mascotas de nariz corta, que suelen tener dificultades para respirar.

El pavimento caliente puede quemar las almohadillas de las patas de su mascota. Si es posible, pasee a su perro en el césped.

No dependa de un ventilador

Las mascotas responden al calor de manera diferente que los humanos. Los perros, por ejemplo, sudan por las almohadillas de sus patas, y los ventiladores no refrescan a las mascotas tan eficazmente como el caso de las personas.

Asegúrese de que haya abundante sombra y agua

Si su mascota está al aire libre, asegúrese de que cuenta con la suficiente protección contra el calor y el sol y abundante agua fresca y fría. En las olas de calor, es recomendable colocar hielo al agua cuando sea posible. La sombra de los árboles y las lonas son ideales porque no obstruyen el flujo de aire. Una casita para perros no aliviará el calor, de hecho, lo hará peor.

Refresque a su mascota, por dentro y por fuera

Ofrezca a su can helado de crema de maní para perro, que es fácil y rápido de preparar.

Pulsa aquí para apreder cómo preparar helado de maní para perro. 

Evite que su mascota se sobrecaliente por dentro o por fuera con una envoltura, chaleco, o tapete para refrescar el cuerpo, como el Keep Cool Mat. Remojar estos productos en agua fría los mantendrá helados y secos por al menos tres días.

Esté atento de las señales del golpe de calor

Las temperaturas extremas pueden causar un golpe de calor. Algunas señales del golpe de calor incluyen: jadeo pesado, ojos vidriosos, un ritmo cardíaco rápido, agitación, sed excesiva, letargo, fiebre, mareos, falta de coordinación, salivación profusa, vómito, una lengua de color rojo oscuro o púrpura y la pérdida adormecimiento.

Los animales más viejos tienen más riesgo de sufrir un golpe de calor. Las mascotas más vulnerables son cachorros, si sufren sobrepeso y si tienen enfermedades cardiacas o respiratorias. Algunas razas de perros, como el bóxer, el pug, shih tzu y otros perros y gatos con hocicos cortos, tienen mucha más dificultad para respirar en el calor extremo.

Cómo ayudar a un animal que sufre un golpe de calor

Mueva a su mascota a la sombra o a un lugar con aire acondicionado. Aplique compresas de hielo o toallas frías en la cabeza, el cuello y el pecho, o corra agua fresca (no fría) sobre el animal. Provéale pequeñas cantidades de agua fría o que lama cubitos de hielo.

Es aconsejable que lo lleve directamente al veterinario.

Prepárese para los apagones

Antes de que la luz de su casa se vaya a causa de una tormenta de verano, prepare un plan de emergencia para proteger a sus mascotas de un golpe de calor.

Para más información en español pulsa aquí.

Contáctanos