robo de beneficios

Procuraduría: Sujeto cobró $200,000 por discapacidad motriz, pero en internet se exhibió levantando pesas

El acusado afirmó que tras una caída, era incapaz de caminar más de 15 minutos, pero en redes sociales se le ve levantado pesas, según la investigación.

Dumbbells isolated on grungy surface

La procuradora general de Nueva York, Letitia James, anunció el viernes el arresto de Anthony Ragusa, de 50 años y residente de Huntington, acusado de cobrar fraudulentamente más de $200,000 en beneficios por discapacidad de la Administración del Seguro Social (SSA). 

Pero una pesquisa de la Procuraduría General encontró que Ragusa mintió a la Oficina de Asistencia Temporal y para Discapacitados (OTDA) al declarar que no podía trabajar ni realizar actividades diarias como resultado de las lesiones causadas. por una caída de 2013. Según las autoridades, el acusado cobró cientos de miles de dólares desde ese año hasta 2020.

Mientras recibía beneficios por una supuesta discapacidad motriz, Ragusa seguía siendo el presidente y propietario de la empresa White Star Limousine, de donde seguía obteniendo ingresos, además de que se mostraba levantado pesas en fotos y videos en redes sociales. 

“Los beneficios por discapacidad existen para ayudar a quienes necesitan una red de seguridad cuando sus cuerpos no pueden cumplir con las obligaciones diarias”, dijo la procuradora James. “Mientras engañaba al estado para obtener miles de dólares, Anthony Ragusa estaba al mismo tiempo dirigiendo un negocio y posando para fotos de su fisicoculturismo en Internet. La recaudación fraudulenta de estos beneficios no solo fue una bofetada vergonzosa para quienes realmente viven con discapacidades, sino una gran pérdida de dinero de los contribuyentes. Mi oficina no dudará en perseguir a aquellos que defraudan nuestro sistema y cargan a nuestro estado con deudas".

Según la Procuraduría General, cuando Ragusa solicitó beneficios por discapacidad en 2013, afirmó que sus lesiones por una caída como electricista eran tan graves que le costaba agacharse para ponerse los zapatos, caminar durante más de 15 minutos y sentarse durante más de 30 minutos. Ragusa también afirmó que el dolor de sus heridas le impedía trabajar.

Los investigadores de la Procuraduría General revisaron documentos del Departamento de Transporte del estado y las actas de una audiencia en la ciudad de 2012 que indican que, en el momento de su caída, Ragusa era el presidente y propietario de la compañía White Star Limousine en New Hyde Park. 

Además, un extenso video y evidencia fotográfica de la cuenta de Instagram de la esposa de Ragusa muestra que, a partir de 2017, el acusado comenzó una transformación como físicoculturista.

Además, desde enero de 2015 hasta 2020, en audiencias e informes escritos para determinar si seguía cumpliendo los requisitos, Ragusa logró conservar los beneficios pese a continuar dirigiendo un negocio y levantando pesas.

Ragusa fue procesado el viernes ante el juez de la corte del condado, Stephen Ukeiley, en el condado de Suffolk por un cargo de hurto mayor en segundo grado, un delito grave de clase "C", en violación de la ley penal §155.40, y un cargo de perjurio en primer grado, un delito grave de clase “E”, en violación de la Ley Penal §175.35. 

Contáctanos