ASESINATOS

Policía: Sujeto mata a golpes a su novia y luego lleva su cadáver en Uber al hospital

“Esto es lo que consigue una mentirosa ¿Me escuchas?", se escucha decir a Forman en el video, según la policía.

Telemundo

Un hombre del condado de Montgomery, Filadelfia golpeó a su novia hasta la muerte y un día después ordenó un Uber para que llevara el cadáver a un hospital, informaron los fiscales el viernes.

Nicholas Forman, de 23 años, está acusado del asesinato en primer de Sabrina Harooni, también de 23 años. Según la pesquisa, el sujeto pidió un Uber para que llevara el cadáver de la joven a un hospital, donde declaró que había sido golpeada por un grupo de tres mujeres la noche anterior.

“No pidió transporte para ayudar a una víctima que luchaba por su vida. Lo pidió para llevar el cadáver a un hospital”, dijo Kevin Steele, fiscal de distrito del condado de Montgomery. 

El asesinato ocurrió en la casa de la pareja en el municipio de Perkiomen. Al inicio de la investigación, las fuerzas del orden indicaron que Harooni tenía 22 años y que pudo haber estado viva cuando llegó al Hospital Memorial de Pottstown, pero Steele confirmó el viernes que estaba muerta cuando el acusado la llevó a la sala de emergencia. 

Forman mató a Harooni el domingo por la noche en un ataque de ira después de que ella bromeara sobre un mensaje de texto de un exnovio, dijo Steele. Hora después, el acusado tomó un video de su cadáver en el teléfono celular mientras yacía en el suelo fuera de la casa donde alquilaban una habitación, dijo la policía estatal. 

“Esto es lo que consigue una mentirosa ¿Me escuchas?", se escucha decir a Forman en el video, según la policía.

Un conductor de Uber que conocía a la pareja y que había llevado a casa declaró a la policía que durante un viaje, un iracundo Forman acosó a Harooni al hacerle preguntas sobre su teléfono celular. En un momento, ella le dijo: "Me estás asustando", comentó el conductor.

Después de dejar a la pareja, el trabajador del volante condujo por la calle, pero regresó al lugar con las ventanas cerradas y pudo escuchar que la pareja discutía. El conductor dijo que esperó hasta que ya no pudo escuchar gritos, alrededor de cinco a 10 minutos. 

"Es un homicidio trágico, horrible y abominable", dijo el fiscal Steele. 

El fiscal detalló que Forman se fue a dormir tras matar a Harooni y al día siguiente se duchó y asistió a una audiencia judicial preliminar sobre un delito grave relacionado con drogas. Horas después regresó a casa y llamó a un Uber para llevar el cadáver de su novia al hospital.

El acusado le dijo al conductor de Uber que Harooni fue herida durante en una pelea la noche anterior, una historia que repitió al personal del hospital y luego a la policía, señaló el fiscal. 

Los documentos judiciales describen que los médicos y enfermeras intentaron revivir a Harooni con desespero pese a que su piel estaba helada. La joven tenía moretones alrededor de su cuello, sangre seca en la nariz y vómito seco en la boca.

Una enfermera dijo que Forman parecía imperturbable mientras otra enfermera le practicaba RCP a Harooni. Incluso el sujeto trató entregarle a la joven el teléfono celular y sus pertenencias.

La Policía informó que los investigadores encontraron el teléfono del acusado una fotografía de Harooni que fue tomada antes de la medianoche. En la imagen, el cuerpo de la joven aparece recostado en césped. Ella parece inconsciente y su cabello y ropa lucen desarreglados. El acusado después movió el cuerpo hacia el interior y lo grabó bocabajo en el suelo.

Antes de hacer un gesto obsceno, Forman gritó a los periodistas que Harooni había sido golpeada por tres mujeres a la vez que los oficiales lo escoltaban y metían en una patrulla. 

Steele dijo que el caso demuestra un creciente problema de violencia doméstica en el condado de Montgomery. El año pasado, este flagelo social dejó un saldo de 19 homicidios, nueve más que el año anterior. 

"Este tipo de asesinatos son muy frecuentes en nuestra comunidad y está por convertirse en la mitad de los casos de homicidios de nuestro condado", dijo Steele. "Nosotros, como comunidad, como sociedad, tenemos que mejorar”. 

El fiscal urgió a los residentes a llamar a la Línea Nacional para la Prevención de la Violencia Doméstica al 800-799-7233 o al 800-787-3224 (TTY).

Contáctanos