abuso infantil

Policía: Pequeña de 4 años en coma tras golpiza de su madre en Nueva Jersey

La madre y su novio se habrían detenido en una licorería antes de llevar a la niña a un hospital. La pequeña sufrió una grave lesión cerebral tras varios golpes en la cabeza, según el reporte policial. 

Las fuerzas del orden acusan a una joven madre de causarle a su hijita de 4 años una grave lesión cerebral tras una brutal paliza. La pequeña fue trasladada a un hospital local donde permanece en coma.

Elinette S. Muñiz, de 21 años y residente de Millville, y su novio, identificado como Ricardo Ferrera, llevaron la semana pasada a su hija, que estaba inconsciente, al Centro Médico Inspira Mullica Hill, donde el personal detectó múltiples lesiones graves, incluido sangrado en el cerebro y daño en el pecho, según declaración jurada de causa probable.

La niña, que fue conectada al soporte vital, también tenía hematomas en todo el cuerpo y cortes en la boca y la nariz. Fue transferida a A.I. DuPont Hospital for Children en Delaware.

La madre declaró a los médicos que la niña se cayó de una litera, pero las lesiones no coincidían con esa explicación, según la policía. También les dijo a los investigadores que la pequeña resultó herida en Glassboro, pero luego admitió que sucedió en Millville después de que la policía confiscó su teléfono celular para obtener datos de ubicación por GPS.

Muñiz y su novio aceptaron un registro policial en su apartamento de Millville, donde los investigadores encontraron varias piezas de ropa infantil ensangrentada y salpicaduras de sangre en las paredes del dormitorio de la niña.

La mujer admitió haber disciplinado a la niña y haberla golpeado en la boca y la nariz con tanta fuerza como para hacerla sangrar, lo que, según ella, explica las salpicaduras en las paredes. Continuó diciendo que las lesiones en la cabeza y el cuerpo fueron el resultado de múltiples caídas porque sufrió convulsiones y siguió golpeándose la cabeza, según la policía.

El novio afirmó que había visto a Muñiz "golpear" a la niños en la boca. También declaró que había visto a la niña caer varias veces y golpearse la cabeza.

La policía señaló en su informe que la pareja se detuvo para cargar gasolina y visitó una licorería de camino al hospital con la niña inconsciente en el vehículo. 

"Dijeron que no fueron al Hospital Vineland, que era el más cercano, porque no querían que la familia de Muñiz se enterara", agrega el informe.

La niña ha sufrido múltiples convulsiones desde que fue hospitalizada, permanece conectada al soporte vital y los médicos intentan determinar el alcance de sus lesiones cerebrales, dijo a NJ.com Anita Simms-Doughty, la tía abuela de la niña.

Simms-Doughty dijo que tuvo por un tiempo a la niña bajo su cuidado y la describió como un ángel. 

El padre biológico de la niña colabora con la policía y hasta ahora el novio de la madre no ha sido acusado. 

Muñiz permanece en la cárcel del condado de Cumberland en espera de una audiencia. 

Contáctanos