VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS

Lo que necesitas saber sobre la distribución y aplicación de la vacuna contra el COVID-19 en nuestra región

Detallamos los planes de distribución, almacenamiento y aplicación de las primeras dosis de la inmunización una vez que sea aprobada por el FDA.

Telemundo

Si bien en los Estados Unidos aún no existe una vacuna autorizada o aprobada para prevenir la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), el Gobierno federal, a través de Operation Warp Speedexternal icon, ha estado trabajando desde que la pandemia comenzó para hacer que una o más vacunas estén disponibles lo antes posible. 

La FDA se reunirá este jueves 10 de dicimebre para considerar y potencialmente aprobar la vacuna de Pfizer. Y Telemundo 47 te ofrece una cobertura especial a partir de las 5 p.m.

Aunque los CDC no tienen un papel en el desarrollo de las vacunas, la agencia ha estado trabajando en estrecha colaboración con los departamentos de salud estatales para desarrollar planes de vacunación cuando la inmunización esté disponible. 

PUNTOS CLAVE

  • Aunque algunas vacunas pueden requerir solo una dosis, el plan actual supone un escenario más desafiante de vacunas que requieren un régimen de dos dosis, administradas con 21 a 28 días de diferencia. Las dosis deben ser del mismo fabricante de vacunas y no pueden intercambiarse de un producto a otro. Como resultado, el suministro debe reservarse para garantizar la cobertura de la segunda dosis antes de administrar las dosis iniciales.
  • El suministro de la vacuna puede ser limitado en los primeros meses después de la aprobación, pero el suministro aumentará rápidamente en los meses futuros.
  • Si bien todavía hay aspectos desconocidos de la priorización de vacunas, el Gobierno federal puede informar las distribuciones iniciales de vacunas y las dosis pueden entregarse a los estados a condición de que tengan prioridad para su uso por parte de ciertas poblaciones prioritarias, que probablemente incluyan trabajadores de atención médica de primera línea, residentes de centros de atención a largo plazo y otras personas con alto riesgo de mortalidad por COVID-19. Será necesario conocer más información sobre esta priorización de distribución y qué decisiones se espera que tomen los estados y cuáles el Gobierno federal.
  • Las características de la vacuna determinarán qué vacuna debe usarse en qué poblaciones (es decir, adultos mayores). La aprobación para su uso en mujeres embarazadas y niños puede no ser inmediata.
  • Los diversos requisitos del almacenamiento en frío para las vacunas, desde refrigeradores (2 ° C a 8 ° C) hasta congeladores (-15 ° C a -25 ° C) y ultracongeladores (-60 ° C a -80 ° C) pueden plantear desafíos únicos sobre el almacenamiento, manipulación y distribución.
  • La opinión pública es mixta sobre la seguridad y eficacia de cualquier vacuna. Es probable que la información errónea se difunda activamente en las redes sociales y otras fuentes en las próximas semanas. 
  • Los planes federales de distribución pueden permitir que algunas entidades privadas distribuyan ciertas vacunas. Por ejemplo, se espera que McKesson, el distribuidor actual de los CDC, distribuya la vacuna de Moderna. Aunque todavía está bajo control y dirección federal, se espera que Pfizer, debido a las especificaciones de almacenamiento y manipulación, envíe las dosis directamente a los usuarios finales.
  • Se están desarrollando múltiples vacunas COVID-19. Al 13 de octubre de 2020, cuatro vacunas han comenzado ensayos clínicos a gran escala. 

OPERATION WARP SPEED

Operation Warp Speed ​​es una asociación entre el Departamento de Salud de EE. UU., el Departamento de Servicios Humanos (HHS) y el Departamento de Defensa de EE. UU. Para ayudar a desarrollar y distribuir millones de dosis de vacunas para COVID-19 lo más rápido posible. Obtenga más información sobre el programa en https://www.hhs.gov/coronavirus/explaining-operation-warp-speed/index.html

Las primeras vacunas contra el COVID-19 llegarían tan pronto como la próxima semana. El estado de Nueva York espera recibir una entrega inicial de 170,000 dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer y se anticipa la posibilidad de comenzar a vacunar al primer grupo de neoyorquinos antes del 15 de diciembre, esto si se otorgan todas las aprobaciones de seguridad y eficacia. Nueva York también espera recibir este mes más paquetes de vacunas adicionales de las compañías farmacéuticas Pfizer y Moderna. 

Los trabajadores de la salud y los residentes de hogares de ancianos serán los primeros grupos de personas en recibir la vacuna. Las dos vacunas que por ahora están a la espera de la autorización de uso de emergencia, de Pfizer y la Moderna, requieren dos dosis. Nueva York se formó el Grupo de Trabajo de Asesoramiento Clínico, compuesto por expertos médicos y de atención médica que se encargará de:

  1. Asegúrese de que las vacunas COVID-19 sean seguras.
  2. Asesorar sobre las mejores prácticas clínicas.
  3. Asegúrese de que no haya barreras ni retrasos en la disponibilidad de la vacuna.

El gobernador precisó que esta revisión no retrasará la distribución de la vacuna, sin embargo, está previsto que pasen meses antes de que el público en general pueda recibir una vacuna. A medida que el virus continúa propagándose en el estado de Nueva York, todos los residentes deben continuar tomando precauciones, incluido el uso de la mascarilla, el distanciamiento físico y evitar las reuniones. 

SOBRE EL EL GRUPO DE TRABAJO DE ASESORAMIENTO CLÍNICO

Para establecer y generar confianza pública, el pasado 29 de septiembre, el gobernador Cuomo integró el Grupo de Trabajo de Asesoramiento Clínico Independiente de Nueva York, compuesto por científicos, médicos y expertos en salud que revisarán con inmediatez todas las vacunas autorizadas por el Gobierno federal. 

El grupo tiene como gran objetivo asesorar al estado sobre la seguridad y eficacia de la vacuna para combatir el virus.

ESTOS SON LOS INTEGRANTES: 

1. Charles M. Rice, PhD, The Rockefeller University (presidente).

2. Scott H. Hammer, MD, New York-Presbyterian / Columbia University Medical Center (presidente).

3. Shawneequa Callier, MA, JD, Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington.

4. Bruce Farber, MD, Northwell.

5. Adolfo García-Sastre, PhD, Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai.

6. Kelvin Lee, MD, Roswell Park.

7. Sharon Nachman, MD, Escuela de Medicina Renaissance en Stony Brook.

ABRE AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN. 

Se espera que los enfoques de distribución y administración de la vacuna sean informados por el gobierno federal una vez que la vacuna se entregue a los estados. El "Manual de estrategias provisionales del programa de vacunación COVID-19 para operaciones de jurisdicción", publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el 16 de septiembre de 2020, solicitó a los estados que presentaran los planes antes del 16 de octubre de 2020. 

DISTRIBUCIÓN ESTATAL O LOCAL: 

Por ahora se desconoce si el Gobierno federal distribuirá todas las vacunas para los 19.5 millones de residentes de Nueva York o si esa será responsabilidad del estado, o si las entidades privadas o los gobiernos locales recibirán su propia asignación separada o una combinación de cualquiera de estas opciones. Para garantizar una distribución y administración coordinada y eficiente en todo el estado, todas las localidades y entidades deberán seguir las pautas y los protocolos del estado para la vacunación COVID-19, señaló Cuomo. 

Para mantenerse al tanto del panorama cambiante y adaptarse a todos los escenarios, el estado realizará un seguimiento de las actualizaciones diarias sobre los ensayos de vacunas, los datos clínicos y los planes federales de distribución y administración.

GRUPOS PRIORITARIOS Y DISTRIBUCIÓN EQUITATIVA 

Tras la determinación de que la vacuna es segura y eficaz, el estado de Nueva York dará prioridad a los receptores de la vacuna según la ciencia, la experiencia clínica y las pautas federales. Las poblaciones críticas serán identificadas y recomendadas por el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (con aportes de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina).

Las decisiones de priorización tomarán en cuenta la evolución de los datos de vigilancia y controlarán de cerca la eficacia clínica del programa de vacunación. Las decisiones de priorización se tomarán teniendo en cuenta el impacto dispar deL COVID-19 en las comunidades de color y las disparidades de salud presentes en las comunidades marginadas y subrepresentadas, y aquellas con resultados de salud históricamente deficientes.

Una vez que se aprueba el uso de la vacuna por primera vez, el estado de Nueva York utilizará datos actualizados para determinar qué áreas geográficas del estado pueden obtener un mayor beneficio de salud pública al recibir una vacuna temprana. 

Esto puede incluir áreas que tienen la mayor prevalencia de COVID-19. Además, se considerarán factores individuales para hospitales y hogares de ancianos y si la vacuna puede usarse de manera efectiva como una posible estrategia de interrupción de un brote y, de ser así, cuáles serán los criterios.

COMUNIDADES INDÍGENAS 

Aunque los CDC han declarado que trabajarán directamente con el Servicio de Salud Indígena (IHS) a nivel federal, el Departamento de Salud estatal también planea incluir organizaciones tribales locales como parte de los esfuerzos de planificación, a la espera de una nueva dirección federal. Las naciones tribales, al ser entidades soberanas, mantienen relaciones de gobierno a gobierno a nivel estatal y federal, y pueden optar por trabajar directamente a través de estas relaciones. Sin embargo, los condados que son contiguos a las naciones tribales colaboran habitualmente con estas comunidades para garantizar que se satisfagan las necesidades de vacunación. Por lo tanto, el estado de Nueva York también preparará planes para distribuir la vacuna COVID-19 a aquellas tribus que no están reconocidas a nivel federal o que no pueden acceder a la vacuna a través de distribuciones de agencias federales.

ALMACENAMIENTO E INVENTARIO

Un componente fundamental para gestionar la distribución y entrega de vacunas será el almacenamiento y la gestión de inventarios de vacunas. Con el fin de abordar las limitaciones de tiempo críticas en la distribución de este material, el estado de Nueva York trabajará con las jurisdicciones locales para identificar y poner en funcionamiento ubicaciones de almacenamiento apropiadas a nivel regional, cada una deberá cumplir con las recomendaciones de los CDC y del fabricante para el almacenamiento, incluso a temperaturas tan bajas como menos 80 grados Celsius. 

Ciertas vacunas que requieren el almacenamiento ultrafrío pueden ser enviadas en un recipiente plano tipo caja de pizza con hielo seco que no necesitaría recargarse hasta un plazo de 10 días. Esto puede aumentar la cantidad de sitios sin almacenamiento ultrafrío que podrían recibir estas dosis, con el supuesto de que podrían administrar con éxito todas las dosis antes de la expiración de los 10 días. La capacidad para almacenar y manipular vacunas en todo el espectro de la cadena de frío se evaluará como parte del proceso de inscripción de proveedores.

SITIOS DE ALMACENAMIENTO 

• hospitales, centros de cuidados a largo plazo, etc.

• Centros de salud comunitarios, clínicas de salud rurales.

• Consultorios médicos de proveedores de atención primaria. 

• Farmacias comerciales / independientes.

• Departamentos de salud locales. 

• Punto de vacunación masiva. 

• Unidades móviles de vacunación.

•Empresas, escuelas, universidades, refugios para personas sin hogar, instalaciones penitenciarias y sitios donde se reúnen las poblaciones objetivo (es decir, oficinas de servicios sociales, despensas de alimentos, etc.). 

REGISTRO DE DATOS 

Actualmente, más de 6.600 prácticas de proveedores informan activamente al Departamento de Salud estatal. Casi el 80% de los datos se reciben electrónicamente de 100 proveedores diferentes. Más de 12,400 organizaciones (incluidas las farmacias) y 36,000 prácticas privadas utilizan activamente el sistema NYSIIS para acceder a información sobre vacunas.

La Ley de Registro de Inmunizaciones del Estado de Nueva York requiere que los proveedores de atención médica informen sobre todas las vacunas administradas a personas menores de 19 años, junto con los antecedentes de vacunación mediante el sistema NYSIIS. Al promulgar este estatuto y crear un sistema de información de inmunización centralizado, la Legislatura y el Estado se propusieron establecer una base de datos de inmunización completa, precisa, segura y en tiempo real.

DATOS QUE SE RECOPILARÁN PARA EL SEGUIMIENTO 

• Raza y etnia

• Grupo prioritario

• Edad

• Género

• Área geográfica

• Tipo de instalación (si corresponde)

• Ocupación (si aplica)

• Escuela / universidad (si corresponde)

IMPORTANTE: NUEVA YORK NO COMPARTE LA INFORMACIÓN CON AGENCIAS DE INMIGRACIÓN O CUALQUIER OTRO DEPARTAMENTO DEL GOBIERNO. 

ABRE AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN. 

El Estado Jardín trazó su plan de distribución de vacunas desde marzo, durante el pico de la pandemia. Si bien el plan inicial se presentó al Gobierno federal a principios de octubre como lo exigieron los CDC, este se ha perfeccionado desde entonces.

Nueva Jersey tiene como objetivo vacunar al 70 por ciento de la población adulta en un plazo de seis meses.

Varios hospitales de Nueva Jersey ya están preparados para recibir los primeros envíos de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer. Este posicionamiento previo es importante para garantizar, en primer lugar, que los sistemas de entrega y almacenamiento funcionen y, en segundo lugar, para ayudar al Gobierno federal a agilizar los envíos y la entrega. 

ORDEN EJECUTIVA NO. 207 

La directriz cambia la inclusión en el Sistema de Información de Inmunización de Nueva Jersey (NJIIS) de un programa de suscripción voluntaria a un programa de exclusión voluntaria para cualquier residente que elija recibir una vacuna. Esto significa que las personas que deseen vacunarse no tienen que suscribirse primero al sistema para asegurarse de que su régimen de dos dosis se controle adecuadamente. LA ORDEN EJECUTIVA NO OBLIGA A NADIE A RECIBIR LA VACUNA. La norma dicta que 30 días después de que finalice la emergencia de salud pública actual, las personas que se inscribieron debido a la vacuna tendrán la oportunidad de retirarse del sistema. 

PROGRAMA DE VACUNACIÓN EQUITATIVO A GRAN ESCALA

La cantidad de vacuna que recibirá Nueva Jersey dependerá de varios factores, incluida la población de trabajadores esenciales y de atención médica, la propagación o prevalencia actual de la enfermedad y la disponibilidad de vacunas.

El Departamento de Salud diseñó en julio un programa de vacunación equitativo a gran escala y para ello estableció el Grupo de Trabajo de Vacunas contra el COVID-19 del Departamento de Salud de Nueva Jersey, el cual se integra por nueve equipos de científicos y médicos. 

Además, un Comité Asesor Profesional (PAC) se reúne semanalmente para monitorear el progreso del desarrollo de vacunas y garantizar que todas las discusiones se realicen a través del lente de la equidad.

El comisionado de salud convocó al PAC en marzo para brindar orientación al Departamento a fin de garantizar que su respuesta al COVID-19 se base en la evidencia científica, médica, ética y de salud pública más reciente. Los 28 miembros públicos y sus subcomités incluyen líderes de atención médica, académicos, profesionales de la salud de enfermedades infecciosas y crónicas, excomisionados, epidemiólogos, expertos en calidad, líderes locales de salud y equidad y éticos que representan la diversidad geográfica, demográfica y profesional.

El plan de vacunación COVID-19 del Departamento de Salud se fundamenta en parte en la experiencia del estado con la vacunación contra la influenza durante la pandemia de H1N1 en 2009.

PUEDES REVISAR EL PLAN DEL ESTADO AQUÍ. 

LOS TRES ESCENARIOS QUE PREVÉ NUEVA JERSEY 

Nueva Jersey está planificando tres escenarios: escasez inicial significativa de vacunas (Fase 1), oferta que satisface la demanda (Fase 2) y desaceleración de la demanda pública (Fase 3). Nueva Jersey planea escalar todos los elementos de implementación de vacunas con una mayor disponibilidad de vacunas. En cada fase, el estado busca generar la confianza del público, comunicarse de manera clara y objetiva y brindar un acceso justo y equitativo. 

Nueva Jersey recibiría sus primeras 76,000 dosis este mes. Este primer envío, que sería suficiente para 38.000 personas, es la vacuna desarrollada por Pfizer. 

LOS GRUPOS PRIORITARIOS 

El Departamento de Salud del estado confirmó que los primeros en la fila para la vacuna no solo incluirán a los 650,000 socorristas y trabajadores de atención médica con mayor riesgo, sino también a otros 75,000 residentes de hogares de ancianos. Si bien el borrador del plan de vacunas del estado se centró inicialmente en los profesionales de atención médica y emergencias, tanto pagados como no pagados, en todos los entornos, este ha evolucionado. El gobernador Murphy indicó que otros grupos prioritarios serán incluidos.  

¿CUÁNDO SE ADMINISTRARÁN LAS VACUNAS?

Murphy sugirió que se podrían enviar lotes adicionales del producto Pfizer a Nueva Jersey dentro de las 24 horas posteriores a la aprobación de la FDA, pero el departamento de salud también está listo para realizar su propia revisión de los datos presentados por el comité federal de vacunas. La directora de comunicaciones del DOH, Donna Leusner, dijo que el objetivo es aplicar las vacunas "lo antes posible" tras la revisión independiente. 

El programa de vacunas parece estar evolucionando también a nivel federal, según los informes de Murphy sobre sus reuniones semanales con la administración de Trump. A finales de noviembre, Murphy dijo que Nueva Jersey anticipó un envío inicial de 130,000 dosis, o lo suficiente para proteger a 65,000 residentes, con al menos 1 millón de dosis para fines de año.

La comisionada del DOH, Judy Persichilli, estableció lo que ella llama una meta ambiciosa el hecho de inmunizar al 70% de la población, alrededor de 4.7 millones de personas, dentro de los seis meses posteriores a la amplia disponibilidad de la vacuna, probablemente a fines de abril o mayo. Hasta entonces, Persichilli subrayó la necesidad de seguir acatando las directrices sanitarias. 

El estado prepara  una implementación gradual. El objetivo es que todos los residentes tengan acceso a la vacuna, aunque es probable que esto no ocurra hasta finales de la primavera o principios del verano de 2021, según las estimaciones del gobierno local. 

El estado sugiere que la primera fase de la vacunación llegue al personal de atención médica y a los residentes de los centros de atención a largo plazo.

El personal de atención médica se define en el estado como personas remuneradas y no remuneradas que prestan servicios en entornos de atención médica y que tienen el potencial de exposición directa o indirecta a pacientes o materiales infecciosos.

Los residentes de centros de atención a largo plazo se definen como adultos que residen en centros que brindan una variedad de servicios, incluida la atención médica, a personas que no pueden vivir de forma independiente, como refugios y asilos. 

Connecticut espera recibir aproximadamente 180.000 dosis de la vacuna para finales de 2020. La Fase 1 iniciará tan pronto como la FDA dé luz verde.

REVISA AQUÍ EL PLAN DEL ESTADO. 

CVS ya está contratando farmacéuticos, enfermeras y técnicos de farmacia adicionales en todo el país para aumentar su equipo de apoyo a las vacunas. Esto coincide con la firma del Gobernador Ned Lamont de una Orden Ejecutiva para permitir que los farmacéuticos autorizados administren la vacuna COVID-19 en el estado. 

El estado espera que para el próximo año, entre el 90 y el 95 por ciento de los residentes opten por recibir las vacunas cuando estén disponibles.

Los trabajadores de atención médica de primera línea y las personas mayores en instalaciones a largo plazo serán los primeros en recibir la vacuna, dijo el gobernador Ned Lamont a principios de esta semana. Hay 204.000 trabajadores de la salud, 22.000 residentes de hogares de ancianos y 6.000 socorristas médicos que se encuentran en el primer grupo de prioridad de vacunas del estado.

Para el resto de la población, Lamont dijo que la distribución de la vacuna será gratuita y a través de drive-thru, similar a la forma en que se realizan las pruebas de coronavirus en todo el estado. Ese tipo de disponibilidad generalizada no estará vigente hasta el primer o segundo trimestre del nuevo año, dijo el gobernador.

Contáctanos