ayuda a dueños de casa

“Cheque de estímulo” para dueños de casa, ¿cumples los criterios para obtener uno?

Existe un fondo que ofrece ayuda para el pago de la hipoteca y facturas vencidas. Aquí te explicamos.

Telemundo

Si bien cientos de miles de estadounidenses aún conservan la esperanza de que el gobierno de Joe Biden y el Congreso acuerden un cuarto cheque de estímulo, pocos saben que existe un fondo de casi $10,000 millones del que se pueden beneficiar los propietarios ahogados en deudas de hipoteca y facturas.

El Fondo de Asistencia para Propietarios (HAF), que es parte del Plan de Rescate Estadounidense, asignó dichos fondos para ayudar a los propietarios en peligro de perder su vivienda debido a las debacle económica causada por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

El dinero está destinado a ayudar a los propietarios de hogares con los pagos de la hipoteca, tras haber perdido sus trabajos o haber sufrido una pérdida significativa de ingresos durante la pandemia. 

¿Qué es el HAF?

“El propósito del Fondo de Asistencia para Propietarios de Vivienda (HAF) es prevenir la morosidad y los incumplimientos hipotecarios, las ejecuciones hipotecarias, la pérdida de servicios públicos o de energía para el hogar y el desplazamiento de los propietarios que experimentan dificultades financieras después del 21 de enero de 2020”, detalló el Departamento del Tesoro de EEUU en su sitio web.

“Los fondos de la HAF se pueden ayudar con los pagos de la hipoteca, el seguro del propietario de la vivienda, los pagos de servicios públicos y otros fines específicos. La ley da prioridad a los fondos para los propietarios de viviendas que han experimentado las mayores dificultades, aprovechando los indicadores de ingresos locales y nacionales para maximizar el impacto”.

Según el Departamento del Tesoro, para recibir fondos de la HAF, un propietario debe:

  1. Haber experimentado dificultades financieras después del 21 de enero de 2020.
  2. Tener ingresos iguales o inferiores al 150% del ingreso medio del área.
  3. Mostrar pruebas de las dificultades económicas, que pueden incluir la pérdida del empleo o la reducción de ingresos.
  4. Mantener un saldo hipotecario de menos de $548,250 a partir de 2021.

Abre aquí para más detalles sobre el programa.

Contáctanos