Día de Acción de Gracias

Cena del Día de Acción de Gracias, ¿demasiado cara para las familias más castigadas?

Es probable que este año los alimentos sean escasos en cientos de hogares pese a que el precio de la cena tradicional es ligeramente menor al del año pasado. 

La cena del Día de Acción de Gracias simboliza un momento de paz y regocijo justo cuando la crisis de salud recrudece en la región triestatal, pero esa reunión ansiada para muchas familias también puede implicar un golpe al bolsillo. Es probable que este año los alimentos sean escasos en cientos de hogares pese a que el precio de la cena tradicional es ligeramente menor al del año pasado. 

Según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) del Departamento de Trabajo federal, el precio promedio de los alimentos en los Estados Unidos aumentó 3.9% en octubre. 

Los alimentos que registraron un aumento significativo de precios son la carne de res, cerdo y aves, pescado, huevos, cereales, productos de panadería, lácteos, bebidas y diversas frutas y verduras. Es decir, los alimentos básicos. 

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de todos los artículos, una medida de la inflación en toda la economía, aumentó un 0,1 por ciento desde agosto de 2020 hasta septiembre de 2020 antes del ajuste estacional, un 1,4 por ciento más que su nivel de septiembre de 2019. 

En promedio, el precio de los alimentos en la nación es el más elevado en los últimos 46 años. El pico más álgido se registró en la primavera, cuando los consumidores acudieron en masa a los supermercados y vaciaron los estantes. 

Sin embargo, a pesar de que la pandemia provocó la escasez en los estantes de los supermercados e interrumpió las cadenas de suministro de los minoristas, el costo promedio de una cena de Acción de Gracias disminuyó un 4% este año.

El precio de una cena para 10 personas cuesta un promedio de $46.90 este año, aproximadamente $2 menos que el precio de 2019 de $48.91, según lo calculado por la Federación Estadounidense de Oficinas Agrícolas

El cálculo de Farm Bureau, que se realiza desde hace 35 años, se basa en más de 230 encuestas de costos completadas por compradores en los 50 estados. 

La estimación incluye pavo, relleno, batatas, panecillos con mantequilla, guisantes, salsa de arándanos y una bandeja de verduras, así como pastel de calabaza con crema batida y café de postre.

"El costo promedio de la cena de Acción de Gracias de este año es el más bajo desde 2010", expresó en un comunicado John Newton, economista jefe de de la Federación. 

Newton atribuye el precio más bajo, en parte, al hecho de que los minoristas están tasando a los pavos como "líderes en pérdidas" para atraer a los consumidores a comprar. Un líder de pérdidas es una táctica de ventas mediante la cual una tienda puede vender un producto al costo o por debajo del costo para alentar a los consumidores a visitar la tienda y, una vez allí, comprar más de un artículo.

El costo promedio de un pavo ha bajado un 7% con respecto al año pasado, llegando a costar hasta $1.21 por libra. Eso es aproximadamente $19 por un pavo de 16 libras. 

Más allá del pavo, el costo promedio de la crema batida y las batatas también registró una disminución este año. En contraste, los panecillos, el pan en cubos para rellenar el pavo y la mezcla para pastel de calabaza tuvieron un ligero aumento de precio este año, según la Federación. 

Aunque es difícil anticipar si los compradores retomarán las compras de pánico a medida que la segunda ola de coronavirus se consolida en la región, Newton dice que los pavos y otros alimentos básicos del Día de Acción de Gracias se pueden encontrar en "abundancia en las tiendas de comestibles en la mayoría de las áreas del país".

Contáctanos