USO DE MASCARILLAS

Bajo arresto sospechosos de atacar a empleados de tienda tras negarse a usar mascarilla

Dos clientes de una popular tienda en Manhattan habrían desencadenado un trifulca tras negarse a usar el cubrebocas. 

Trader Joe's cart.

El NYPD arrestó a dos sujetos que habrían atacado a los empleados de una tienda Trader Joe's tras pedirles el uso de mascarillas para ingresar a la sucursal. 

La uniformada dijo que los hombres entraron a la tienda de Trader Joe's ubicada en East 32nd Street a eso de las 8:50 p.m. el 14 de julio.

Varios empleados declararon a la policía que les pidieron a los hombres que abandonaran la tienda porque se negaron a usar el cubrebocas. 

La policía dijo que los sospechosos, identificados como John Carrero y Alejandro Escobar, ambos de 34 años, se negaron a marcharse. Incluso uno de ellos le arrebató la mascarilla a uno de los empleados.

La policía dijo que Carrero golpeó en la cabeza a una empleada de 22 años y Escobar amenazó con volver a la tienda con un arma de fuego, lo que, según la policía, causó "miedo y alarma entre los empleados y clientes dentro de la tienda. 

Escobar golpeó con una silla un escaparate al salir del lugar. Carrero y Escobar enfrentan cargos que incluyen conducta desordenada, acoso y allanamiento ilícito. 

 Kenya Friend-Daniel, portavoz de Trader Joe's, dijo a NBC News que ocho empleados de la tienda "sufrieron algún tipo de lesión" y al menos un trabajador fue atendido en un hospital.

"Todos los miembros del personal están bien y todos están de vuelta en el trabajo", dijo la vocera a NBC News el martes.

La portavoz dijo que todos los empleados de la tienda, no solo aquellos que trabajaron  la noche del 14 de julio, fueron transferidos de forma temporal a otra tienda como medida de seguridad, o bien, también tenía la opción de tomarse el tiempo libre con derecho a pago. 

"Todos dijeron que querían seguir trabajando y que estaban bien", dijo la vocera. 

Un guardia de seguridad vigila la entrada de  la tienda desde el incidente. 

Friend-Daniel dijo que la empresa colabora con la investigación de la policía, aunque al parecer el disturbio tendría un trasfondo diferente. La empresa cree que los sospechosos solo buscaban causar problemas. 

Carrero, residente de Manhattan, también está acusado de agresión en segundo grado y posesión criminal de un arma. Escobar, residente de El Bronx, está acusado de amenazas. Fueron liberados bajo palabra y deben presentarse en la corte el 13 de octubre. 

Carrero no pudo ser contactado de inmediato por NBC News para hacer comentarios, pero Escobar negó ser el agresor y dijo que no golpeó el escaparate de la tienda con una silla. También dijo que estaba grabando un video para su canal de YouTube en el momento del incidente y que llevaba una mascarilla que cubría  boca y nariz, puesto que padece asma.

"Nunca hubiera pensado que esto se convertiría en una pesadilla como esta", expresó, a la vez que detalló que todo inició porque  un empleado le puso las manos encima. Afirmó que perdió el control al ser agredido. 

Contáctanos