padre mata a su bebé

Acusan a hispano de matar a su bebé de cuatro meses de una paliza

Según la policía, la madre al principio encubrió el abuso, pero luego declaró que fue porque le temía a su pareja. 

Telemundo

La Policía de Nueva York arrestó el miércoles a un hombre hispano de Manhattan acusado de matar a su hijo de cuatro meses después de que los médicos determinaran que el niño sufrió una fractura de cráneo durante una golpiza.

Ceferino Sánchez, de 34 años, fue acusado de asesinato tres días después de presentarse en el Hospital de la Universidad de Nueva York con su pequeño Cairo Sánchez-Dixon, quien murió al día siguiente.

“Parece que recibió un puñetazo en la cara”, dijo una fuente al Daily News

Según la policía, el pequeño rostro del bebé quedó negro y azul por el golpe mortal. La madre de la bebé estaba “llorando histéricamente, gritando” después de enterarse de la muerte violenta de su hija, agregó la fuente.

Sánchez estuvo involucrado en una muerte en 2006 en el condado de Hudson, Nueva Jersey, donde inicialmente fue acusado de poner en peligro el bienestar de un niño, dijeron fuentes policiales al rotativo. Un gran jurado finalmente se negó a acusarlo y se retiraron los cargos.

La víctima en ese incidente fue un bebé de 33 días que sufrió un traumatismo contundente en la cabeza, dijeron las fuentes.

La policía respondió el lunes pasado al New York University Hospital, donde el niño de cuatro meses murió a las 10:40 a.m. Sánchez llevó al pequeño Cairo allí luego de un incidente el domingo por la noche en su apartamento en Vladeck Houses en Madison St.

Sánchez afirmó que estaba alimentando a Cairo en el sofá cuando su biberón cayó al suelo, dijeron las fuentes. El hombre dijo que el bebé comenzó a caer, por lo que lo agarró por la cabeza para evitar que se lastimara.

Pero los médicos contradijeron su versión y le dijeron a la policía que el bebé tenía el cráneo fracturado y que la lesión era consistente con agresión. El padre, que no tiene antecedentes de arresto en la ciudad, fue acusado de asesinato, homicidio involuntario y agresión.

La madre del bebé, de 33 años, que estaba en el departamento en ese momento, no fue acusada. Inicialmente ocultó la historia del incidente mortal a las autoridades porque le tenía miedo a Sánchez, dijeron las fuentes.

El hijo de tres años de la pareja, que también estaba en casa en el momento del incidente, fue sacado del apartamento por la Administración de Servicios para Niños.

La policía dijo que la madre y el padre no tienen antecedentes de violencia doméstica.

Contáctanos