De la euforia a la tristeza: así se despidió Colombia del Mundial