Vallenato, poesía musical colombiana

Vallenato, poesía musical colombiana

Nacido del sentir de los costeños, el vallenato expresa con el acordeón, la pasión colombiana por el amor y la parranda.

Vallenato, poesía musical colombiana

Crédito:

Originaria de la costa caribeña de Colombia, la música vallenata ha retomado sus orígenes y, fusionada con música electrónica o reggae, es hoy uno de los géneros más populares de Latinoamérica. Su canciones repletas de mensajes de amor, coloridas vivencias e inquietudes sociales, se entonan ya en otras regiones del mundo.

Cuando la música crea unión

A lo largo de su historia, Colombia ha experimentado intensas vivencias sociales y políticas, que llegaron a generar división en su sociedad. Cuando se creía que las diferencias permanecería por siempre, resurgió de la cuna colombiana el vallenato, para recordar con sus acordes e historias, la identidad cultural, y conciliar con una afición común las discrepancias más elementales.

El Festival de la Leyenda Vallenata, creado hace décadas, fue clave en el impulso de este movimiento, y más que un evento musical, se considera como un verdadero ritual que cada año renueva el valor del vallenato como acervo cultural de identidad y unión nacional y un valioso ícono de exportación mundial, que las nuevas generaciones acogen y atesoran.

Los acordes del romance

El vallenato tradicional requiere un cúmulo de talentos para su interpretación, empezando por la imprescindible trilogía vallenata que son los tres instrumentos base del género y que representan la influencia de las tres culturas que se mezclaron para crearlo: El acordeón, como contribución europea, la guaracha originaria de la región y la caja ( tambor pequeño) de procedencia africana. El vallenato moderno ha incorporado otros instrumentos como el bajo, la guitarra y los timbales, entre otros.

Los acordeoneros de antaño que dieron origen al género, eran costeños que aprendían a tocar el instrumento por oído, y entonaban canciones que exteriorizaban lo mismo su sentir, desamores y vivencias, que las de su pueblo. Del mismo modo, llevaban las noticias, de una población a otra, cantándolas con el acompañamiento del acordeón, de ahí que el vallenato tenga como característica una notable riqueza lingüística.

La llegada del “mensajero” congregaban a los habitantes a escucharle y esta costumbre dio origen a las “parrandas” de hoy en día, que consisten en una reunión donde la atención se centra en la interpretación de los músicos, sin bailes o conversaciones que puedan distraer al intérprete o a la audiencia.

Las nuevas estrellas del vallenato

Si bien la música vallenata ha evolucionado, los nuevos representantes de género, conservan el sello de sus sonidos y melodías tradicionales, enriqueciéndolos con novedosos ritmos. Silvestre Dangond es uno de estos innovadores talentos y es líder entre los precursores del vallenato de la nueva era y, junto con Diomedes Díaz, Jorge Celedón, Martin Elias y Nelson Velásquez y El Morre Romero; mantienen el son del vallenato vivo en la radio, y presente en las listas de popularidad.

El vallenato, será una de los géneros estrella del Megatón de Polito Vega, el gran megaconcierto de música latina que tendrá lugar este 30 de septiembre en el estadio Citi Field de N.Y.

Para mayor información visita: lamega.com

Boletín de Noticias

Suscríbete a nuestros boletines de noticias


blog comments powered by Disqus

Telemundo Local da la bienvenida a una discusión amena y cortés mientras usted siga las Normas de Conducta establecidas en nuestros Términos de Servicio. Los comentarios no son evaluados previo a publicarse. Usted acepta que cualquier cosa que publica puede ser utilizada, junto con su nombre y foto de perfil, en conformidad con nuestra Política de Privacidad y la licencia que usted nos concede conforme a nuestros Términos de Servicio. Los comentarios no son monitoreados por lo que éste no constituye un medio para contactar la estación. Por favor, visite nuestra página de Contacto para obtener el email, dirección o número de teléfono si desea contactar la estación.