Confesiones de una mujer satanista

Jex Blackmore es la directora del Templo Satánico en Detroit

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto de Matt Anderson, cortesía de Jex Blackmore
    Tex Blackmore dirige el Templo Satánico de Detroit.

    De adolescente, Jex Blackmore iba religiosamente a una iglesia cristiana con sus padres en Michigan pero se sentía excluída por sus convicciones en relación al deseo, su vestimenta y como mujer independiente.

    Hoy, tiene 31 años y es la directora del Templo Satánico de Detroit, la entidad que generó tremenda polémica en el verano con el descubrimiento de una estatua de Satanás.

    En entrevista con Telemundo Local, Blackmore habló sobre sus posturas como seguidora de Satanás, el compromiso social de los miembros del Templo y su lucha para cambiar estereotipos.

    Se estima que existen unas 100,000 personas en todo el mundo que son consideradas satanistas. En Estados Unidos funciona un pequeño grupo de organizaciones que los nuclean, una de ellas, el Templo Satánico de Detroit.

    Fue precisamente este Templo el que generó una tremenda polémica el fin de semana pasado cuando en una ceremonia por invitación, fue descubierta una estatua de Baphomet, el ídolo de la Orden Los Caballeros Templarios que funcionó hasta 1312.

    Es esta estatua que el Templo Satánico de Detroit tiene intenciones de llevar a la legislatura de Oklahoma, para ser colocada al lado de una sobre los Diez Mandamientos.

    'Nosotros tratamos de promover los derechos de grupos como el nuestro, marginales, especialmente cuando existe legislación basada en la moral, impuesta por el gobierno. Se supone que no debemos tener un gobierno que favorece una religión en particular o creencia moral por sobre otra. En temas como el aborto, nosotros creemos que todos deben tener el derecho a tomar una decisión respecto de tener un bebé o no tenerlo. Nosotros no creemos en los principios bíblicos o morales de ciertos legisladores que afectan las decisiones de las mujeres, simplemente porque nosotros no creemos en esos principio', dijo Blackmore en una charla telefónica.

    Blackmore está al frente del Templo Satánico desde hace poco más de un año. La página de Facebook del Templo tiene más de 6,000 seguidores aunque el Templo en sí cuenta con menos miembros.

    ¿Cuándo comenzaste con tu acercamiento al satanismo?
    Creo que fue en mis años de adolescente, que los llamo la edad del duelo, de la aflicción (risas), porque yo pertenecía a una iglesia y encontré que muchas de las enseñanzas de la iglesia me hacían sentir como culpable acerca de mi naturaleza, cosas como el deseo, la forma que me vestía o el rol como mujer.

    'Y me di cuenta que esas cualidades relacionadas con la independencia -continuó-, estaban generalmente asociadas con Satanás. Y comencé a pensar; soy una mujer independiente, tengo cualidades que son naturales para los seres humanos, entonces, creo que la descripción de Satanás encaja mejor en mi vida que cualquier otra. Y así fue que comencé en esta filosofía'.

    ¿Y qué pasó después? ¿Te uniste a un grupo, buscaste gente que pensara igual?
    Creo que las personas satánicas tienden a ser individuales ya que no ha habido un buen grupo organizado durante mucho tiempo. Pero los satánicos han buscado formas de poner en práctica un activismo en apoyo a sus derechos y doctrinas o principios para lograr cambios positivos y políticos.

    Esto que dices dista mucho de lo que la gente en general cree o piensa de ustedes, ¿qué piensas sobre esto?
    Creo que el concepto judeo cristiano de Satanás o del bien y el mal está tan enraizado en nuestra sociedad que es difícil entender de que en realidad existe una narrativa distinta o separada de ésta visión. Nosotros no adherimos a las morales de la iglesia judeo cristiana, por ende, nosotros no vemos al pecado como algo diabólico o no nos vemos como opuestos al bien. Al contrario, nosotros tratamos de hacer el bien a la vez que aceptamos nuestra naturaleza individual.

    'Como lo debes saber -siguió-, la iglesia se ha impuesto como un atalaya de moral bien alto en la historia pero se han hecho cosas bastante horribles en nombre de Dios, así que nosotros vemos a las cosas como lo son, históricamente, e intentamos promover buenos valores en la comunidad como la compasión y el pensamiento crítico porque estos valores son buenos para nuestra supervivencia, para nuestros vecinos y para nosotros como individuos'.

    Durante la entrevista, Blackmore habló sobre la fascinación de la sociedad con todo lo relacionado con Satanás y cómo éste fenómeno es reafirmado por Hollwood. Y resaltó el activismo social en pos del bien de la comunidad.

    'Nosotros tratamos de alentar a la gente a que piensen de manera crítica en vez de formar su opinión o el entendimiento de grupos marginales como el nuestro, basados en la visión de Hollywood o en la ficción. La estética satánica ha sido bastante aterradora, ha sido parte de la metodología en el mundo. El término satánico ha sido utilizado para, de alguna manera, demonizar y denigrar a quienes se rebelan contra la iglesia', afirmó Blackmore.

    ´Esas imágenes pegan fuerte en Hollywood. Nosotros queremos que la gente piense por ellos mismos en tratar de entender cuando juzgan a otros grupos. Y hablo no solo de los satánicos, sino de otros grupos marginales que también son demonizados o denigrados por la TV o por Hollywood. Si la gente puede entendernos, entonces podrían, quizás, comprender a los afroamericanos que viven en las grandes ciudades, a las mujeres feministas'.

    'La gente -prosiguió- no debe ser juzgada en las cortes mientras están paradas frente a escudos o leyendas que dicen ‘No tendrás otro Dios que no sea Yo’. Eso es un problema ya que vivimos en una sociedad pluralista y nuestro gobierno no debería estar imponiendo el código bíblico'.

    La entrevista cerró con risas.

    Tu teléfono incluye el número 666, ¿fue a propósito o fruto del azar?
    Digamos que se trata de un número para negocios.