Texas abre prisión para inmigrantes

El nuevo centro de 608 camas responde a la promesa del gobierno del presidente Barack Obama de reformar el sistema carcelario. Conoce la nueva prisión

Texas abre prisión para inmigrantes
Crédito: AP
Por AP 25 de agosto de 2014

KARNES CITY- Un nuevo centro de detención para la retención de inmigrantes infractores abrirá en unas tres semanas en Texas.


Según las autoridades, el nuevo centro de 608 camas responde a la promesa del gobierno del presidente Barack Obama de reformar el sistema carcelario.


Aunque el centro del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas cuenta con fuertes medidas de seguridad, como puertas que se cierran electrónicamente y ventanas con cristales reforzados, las autoridades insisten en que no es una prisión.


El centro para detenidos de bajo riesgo costó 32 millones de dólares y está en la ciudad de Karnes, a unas 60 millas de San Antonio. Las autoridades mostraron las instalaciones a los reporteros el martes.


Los guardias no portan esposas, no hay un muro alrededor y el exterior está pintado de vivos colores azul marino y vino. Los dormitorios tienen cuatro literas, baño privado, televisión y teléfono para llamadas internacionales por sólo 15 centavos de dólar por minuto. Tampoco hay una política para apagar las luces en la noche y los residentes son libres de recorrer áreas comunes en el tiempo que está designado para dormir.


Otros servicios incluyen 117 teléfonos de paga y acceso gratuito a internet para los detenidos.


Algunos conservadores opinan que los criminales están siendo mimados.


Hace tres años la Casa Blanca prometió repensar las políticas de detención después de las demandas de 2007 por violación a las libertades civiles presentadas por familias de detenidos en un centro de reclusión para inmigrantes en el centro de Texas.


El nuevo lugar fue construido con reformas más humanas en mente y permite a los detenidos más movimiento sin estar custodiados, más opciones recreativas y más contacto con visitantes.


Sin embargo, los activistas se preguntan si será suficiente con construir un nuevo edificio.


Las autoridades están equipando otros centros de detención en California, Virginia y Nueva Jersey para que sean parecidas a la de Karnes y también están construyendo centros más restrictivos en Florida e Illinois para detenidos de riesgo alto y medio.