El ataque a Siria sería inminente

Uno de los dirigentes de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza, aseguró que la ofensiva es "cuestión de días".

21 DE AGOSTO DE 2013: Ataque químico deja 1,300 civiles muertos. Conmoción en la Comunidad Internacional y se acusa a Siria.<br /><br /><br /> Ataque químico deja 1,300 muertos <br />
21 DE AGOSTO DE 2013: Ataque químico deja 1,300 civiles muertos. Conmoción en la Comunidad Internacional y se acusa a Siria. Ataque químico deja 1,300 muertos
Crédito: EFE
Por EFE 19 de agosto de 2014
EL CAIRO- Los jefes militares de diez países, entre ellos el estadounidense Martin Dempsey, abordaron hoy en Jordania una posible intervención en Siria, que, según la oposición siria, ya está decidida y es inminente.

Mientras suenan tambores de guerra desde Estados Unidos, Reino Unido o Francia, esta cumbre militar se celebra hasta el momento dentro del riguroso silencio informativo impuesto por el Ejército jordano.

El portavoz del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), coronel Qasem Sadedín, dijo a Efe que, de acuerdo a sus informaciones, "la operación militar empezará la semana próxima y consistirá en bombardeos intensos y concentrados contra objetivos militares y de seguridad".

En esa misma línea, uno de los dirigentes de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza opositora, Ahmed Ramadán, aseguró que la ofensiva es "cuestión de días".

Ramadán explicó que la CNFROS y la Comandancia del ELS celebran reuniones continuas con los representantes de los "Amigos de Siria", que agrupa a países que apoyan a la oposición, para definir los blancos militares y logísticos del eventual ataque.

Estos encuentros proseguirán durante la operación militar para revisar de forma continua el plan de la intervención, agregó.

Según los opositores, los "Amigos de Siria" -grupo integrado por EEUU, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Turquía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Jordania y Catar- les confirmaron el lunes en una reunión en Estambul que habrá una acción militar.

En la cumbre militar de Jordania -presidida por el general Dempsey y el jefe del Estado Mayor jordano, Mishal al Zaben- participan además los altos mandos militares de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Canadá, Turquía, Arabia Saudí y Catar.

Los comandantes evalúan, según los analistas, el impacto de una acción militar contra Siria y cuál sería la reacción de Damasco, que hoy advirtió de que se defenderá con "todos los medios disponibles".

Sobre las repercusiones regionales, el destacado columnista del diario oficial jordano "Al Rai" Taher Adwan alertó de que, en caso de un ataque militar, el peligro de encender Oriente Medio vendría de una eventual intervención de Israel e Irán.

En Jordania existen temores a que el norte del país, en la frontera con Siria, pueda ser objetivo de los ataques del régimen de Damasco, pese a que las autoridades quieren desvincularse de una eventual operación.

Fuentes gubernamentales informaron a Efe de que Jordania quiere una solución política para Siria y que su territorio no va a servir para lanzar una acción militar contra el país vecino.

En rueda de prensa, el jefe de la diplomacia siria, Walid al Mualem, pidió hoy a Jordania que "no se deje chantajear" y que se oponga a dicho ataque, que, en su opinión, solo servirá a los intereses de Israel y Al Qaeda.

Tras los ejercicios militares efectuados en Jordania el pasado junio, Estados Unidos dejó en el país unos 900 soldados y expertos desplegados cerca de la frontera con Siria, además de cazas F-16 y dos baterías de misiles Patriot.

La ofensiva dialéctica se ha precipitado desde que el miércoles pasado la oposición siria denunció la muerte de más de mil personas en un ataque químico del régimen en la periferia de Damasco.

El uso de armas químicas era, según Washington, la "línea roja" que una vez traspasada podría llevar a una intervención militar en Siria.

A las amenazas de Occidente se sumó hoy la Liga Árabe, que pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que supere las diferencias entre sus miembros y tome medidas "disuasorias y necesarias" contra el régimen sirio.

Tras una reunión urgente en El Cairo, el organismo panárabe responsabilizó a Damasco del citado ataque con armas químicas e instó a que se juzgue a los implicados en ese "crimen atroz" ante la justicia internacional.

Rusia y China han vetado hasta ahora cualquier resolución contra el régimen de Bachar al Asad en el Consejo de Seguridad.

Sin embargo, ahora parece que podría lanzarse una intervención sin la aprobación de la ONU.