Alemania difícil hasta el último minuto