porno venganza

NY emite advertencia sobre la creciente amenaza de la ‘porno venganza’ durante la pandemia

Telemundo

Lo que debes saber

  • La fiscal general de Nueva York emitió una advertencia el miércoles sobre la creciente amenaza de la "porno venganza" durante la pandemia de COVID-19 en curso, calificándola como "una forma cruel de humillación y control".
  • Dado que muchas partes del país, incluyendo el estado de Nueva York, emitieron pedidos para quedarse en casa en marzo, las páginas web para citas han visto un aumento en la cantidad de mensajes enviados, y algunas aplicaciones de chat de video informan un aumento en el uso de más del 70 por ciento, según la oficina de la procuradora general de Nueva York, Letitia James.
  • Estos chats también han venido con un aumento en las imágenes íntimas compartidas, imágenes que originalmente estaban destinadas a una sola persona, pero que a menudo se capturan o se graban con un segundo dispositivo y se comparten con otras personas, se publican o se usan para coaccionar.

NUEVA YORK -- La procuradora general de Nueva York emitió una advertencia el miércoles sobre la creciente amenaza de la "porno venganza" durante la pandemia de COVID-19 en curso, calificándola como "una forma cruel de humillación y control".

Aunque la porno venganza era un problema antes de COVID-19, informes recientes sugieren que tales casos se han disparado dado que la pandemia ha aumentado la cantidad de tiempo que las personas pasan en las redes sociales y ha llevado a las personas a usar la tecnología con más frecuencia para comunicarse. Estos informes muestran que la pornografía de venganza impacta abrumadoramente a las mujeres, que constituyen el 90 por ciento de los casos, dice el estado.

"A medida que los neoyorquinos practican el distanciamiento social en respuesta a la crisis de salud pública de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), un número cada vez mayor de personas participan en conversaciones íntimas con gente a distancia con cámaras web y aplicaciones de chat de video, o están conociendo nueva gente en línea y comenzando relaciones virtualmente", dijo la oficina de la procuradora general de Nueva York, Letitia James, en un comunicado de prensa.

Dado que muchas partes del país, incluyendo el estado de Nueva York, emitieron pedidos para quedarse en casa en marzo, las páginas web para citas han visto un aumento en la cantidad de mensajes enviados, y algunas aplicaciones de chat de video informan un aumento en el uso de más del 70 por ciento, según la oficina de James. Estos chats también han venido con un aumento en las imágenes íntimas compartidas, imágenes que originalmente estaban destinadas a una sola persona, pero que a menudo se capturan o se graban con un segundo dispositivo y se comparten con otras personas, se publican o se usan para coaccionar.

“La porno venganza es una forma cruel de humillación y control que afecta desproporcionadamente a las mujeres, y continuaremos luchando contra esta forma cruel de degradación en el estado de Nueva York”, dijo James en un comunicado. “A medida que los neoyorquinos continúan alejándose socialmente durante la pandemia de coronavirus, instamos a todos los que comparten imágenes íntimas y privadas a seguir [nuestros] consejos para protegerse. También advertimos a cualquiera que esté pensando en compartir pornografía de venganza y explotar a sus parejas que lo piense dos veces, ya que trabajaremos con las fuerzas del orden locales para enjuiciar a todas las personas involucradas en el acto ilegal con todo el peso de la ley".

El año pasado, el estado de Nueva York aprobó una ley que criminaliza la porno venganza. La ley estableció sanciones penales de hasta un año de cárcel y daños civiles para los abusadores, al tiempo que faculta a las víctimas a buscar una orden judicial para eliminar las imágenes de la web.

Dado que la pornografía por venganza es una forma de abuso, existen varias organizaciones que brindan servicios a sobrevivientes de violencia o que han sido amenazados por parejas íntimas. Una de esas organizaciones es Sanctuary for Families, que brinda apoyo a los sobrevivientes de la violencia de parejas. Los sobrevivientes pueden acceder a este servicio comunicándose con la línea de ayuda legal gratuita de Sanctuary for Family al 212-349-6009, ext. 246.

"Las órdenes de toques de queda han significado más tiempo en casa, más tiempo en línea y, desafortunadamente, más casos de abuso por medio de la tecnología, incluyendo el abuso sexual cibernético", dijo Judy Harris Kluger, directora ejecutiva de Sanctuary for Families, en una declaración. “Estos son tiempos extremadamente peligrosos y aislados para cualquier persona que experimente violencia de género. Especialmente durante COVID-19, es fundamental que todos puedan navegar de manera segura en este mundo virtual en constante expansión".

Otra organización comprometida con ayudar a los neoyorquinos es Safe Horizon Domestic Violence Law Project (DVLP), que brinda servicios legales a sobrevivientes de violencia por parte de una pareja íntima. DVLP está disponible para brindar consultas legales telefónicas a través de su línea directa al 718-834-7430, ext. 1101.

“Como muchos de nosotros hemos aprendido en 2020, nuestras computadoras y dispositivos móviles se han convertido en herramientas esenciales para navegar tanto en las relaciones dentro como fuera de línea”, dijo Stella K. Hirsch, abogada de Safe Horizon, en un comunicado. "El aumento exponencial que hemos visto en la pornografía de venganza y otras formas de acoso en línea durante la pandemia de COVID-19 es lamentable y ha aumentado la demanda de nuestros servicios".

El estado compartió una serie de consejos con la esperanza de proteger a los neoyorquinos de ser víctimas de la pornografía vengativa u otras invasiones de privacidad. Los consejos incluyen:

  • No incluya detalles de identificación en ninguna imagen o chat íntimo, como su rostro, tatuaje único o marca de nacimiento;
  • Use aplicaciones de citas o sitios web que tengan características de seguridad, como advertencias por si un destinatario ha tomado una captura de pantalla de una imagen; tener una opción de "no enviar" para imágenes o mensajes; y la habilidad de eliminar imágenes de los mensajes de un destinatario.
Contáctanos