Coroanvirus

Los que se niegan a poner máscaras presentan más rasgos sociopáticos, revela estudio

Telemundo

Lo que debes saber

  • Usar una máscara es una de las cosas más fáciles que las personas pueden hacer para prevenir la propagación del COVID-19 y, sin embargo, es un tema que ha estado muy politizado en los Estados Unidos durante la pandemia.
  • Un estudio reciente realizado en Brasil puede arrojar algo de luz sobre por qué algunas personas se resisten tanto a usar máscaras.
  • Investigadores de la Universidad Estatal de Londrina encontraron que las personas que reportaron "rasgos antisociales", como bajos niveles de empatía y altos niveles de insensibilidad y asunción de riesgos, tenían menos probabilidades de cumplir con las medidas de prevención de COVID-19, como usar una máscara y seguir la norma del distanciamiento social.

Usar una máscara es una de las cosas más fáciles que las personas pueden hacer para prevenir la propagación del COVID-19 y, sin embargo, es un tema que ha estado muy politizado en los Estados Unidos durante la pandemia.

En los EE.UU., 34 estados y el Distrito de Columbia exigen el uso de mascarillas en áreas públicas. Más del 85% de los adultos estadounidenses reportaron haber usado una mascarilla la mayor parte del tiempo en tiendas y negocios durante el mes de agosto, según una encuesta del Pew Research Center. Sin embargo, los estadounidenses han recurrido a la violencia y las protestas para mostrar su desaprobación de los mandatos de las máscaras. También lo han hecho otros en todo el mundo.

Un estudio reciente realizado en Brasil puede arrojar algo de luz sobre por qué algunas personas se resisten tanto a usar máscaras.

Investigadores de la Universidad Estatal de Londrina encontraron que las personas que reportaron "rasgos antisociales", como bajos niveles de empatía y altos niveles de insensibilidad y asunción de riesgos, tenían menos probabilidades de cumplir con las medidas de prevención de COVID-19, como usar una máscara y seguir la norma del distanciamiento social.

En este caso, "antisocial" se refiere a rasgos que suelen estar presentes en personas diagnosticadas con trastorno de personalidad antisocial, que se define como "una disposición crónica y generalizada de ignorar y violar los derechos de los demás", según la Asociación Estadounidense de Psicología (o APA por sus siglas en inglés). Se caracteriza por comportamientos comunes como violar repetidamente la ley y explotar a los demás, y rasgos como el engaño, la impulsividad, la agresividad, el descuido imprudente por la seguridad de uno mismo y de los demás e irresponsabilidad, según la APA. Las personas con la condición de salud mental a menudo carecen de culpa, remordimiento y empatía.

El trastorno también se conoce como "personalidad dissocial, personalidad psicopática y personalidad sociopática". El trastorno de personalidad antisocial ocurre en aproximadamente el 1% de la población de EE.UU. y es más común en los hombres.

“Estos rasgos explican, al menos parcialmente, la razón por la que las personas continúan sin adherirse a las medidas de contención incluso con el creciente número de casos y muertes”, escribieron los autores brasileños del estudio.

Para el nuevo estudio, los investigadores encuestaron a más de 1,500 adultos en Brasil durante 15 semanas durante la pandemia (del 21 de marzo al 29 de junio). Las personas completaron un cuestionario destinado a medir diferentes rasgos de personalidad, como la empatía, la insensibilidad, la asunción de riesgos, la irresponsabilidad, la impulsividad, la hostilidad y la manipulación.

Los participantes también respondieron preguntas sobre qué tan bien estaban cumpliendo con las medidas de contención de COVID-19, como la higiene de manos y el distanciamiento social. Esta parte de la encuesta incluyó una pregunta específica sobre las mascarillas: "¿Crees que es necesario usar una mascarilla (que proteja la nariz y la boca) en Brasil?"

Entonces, ¿por qué algunos tipos de personalidad sienten que pueden burlar las medidas de prevención? Los autores del estudio sospechan que las personas que tienen bajos niveles de empatía y tendencias antisociales pueden tener menos preocupaciones sobre exponerse a sí mismas y a los demás a riesgos. Por estas razones, pueden actuar por su propio interés y participar en comportamientos que ponen a otros en riesgo de contraer el virus.

Otro pequeño estudio polaco encontró que las personas que demuestran la "tríada oscura" (un conjunto de tres rasgos de personalidad socialmente aversivos: narcisismo, maquiavelismo y psicopatía) tenían menos probabilidades de seguir medidas preventivas o cumplir con las restricciones. Curiosamente, las personas que exhibían la "tríada oscura" también creían que eran altamente susceptibles al virus, pero carecían de "autoeficacia" para hacer algo al respecto.

Y un estudio separado sobre adultos de EE.UU. encontró que aquellos que muestran altos niveles de rasgos antisociales eran más propensos a respaldar comportamientos que "expondrían a otros a riesgos a sabiendas".

Por otro lado, las personas que son empáticas creen que es su responsabilidad social aislarse, practicar la higiene de las manos y usar una máscara, escribieron los autores del estudio de Brasil.

Brasil tiene la mayor cantidad de casos de COVID-19 después de Estados Unidos, con 3,908,272 casos reportados y 121,381 muertes desde febrero. En Brasil, el uso de mascarillas es obligatorio en espacios públicos y cerrados como establecimientos comerciales, oficinas, escuelas y lugares de culto a partir del 21 de agosto. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, había vetado inicialmente una ley que exigiría mascarillas en estos lugares. .

Contáctanos