Reapertura de Nueva York

Nueva York avanza en su fase II; NJ levanta orden de quedarse en casa y aumenta límites de multitudes

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, levantó la orden de quedarse en casa, vigente desde marzo. También elevó el límite para las reuniones en interiores y exteriores.

Telemundo

Lo que debes saber

  • La región Mid-Hudson de Nueva York ingresa a la Fase II el martes, mientras que Long Island hará lo mismo el miércoles. La ciudad de Nueva York dio sus primeros pasos de reapertura al finalizar su cierre de un mes el lunes
  • El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, levantó la orden de quedarse en casa desde marzo el martes; él espera que el límite de reunión al aire libre aumente a 500 para cuando las escuelas puedan celebrar sus graduaciones a principios del próximo mes
  • La ciudad vio un porcentaje bajo récord de personas que dieron positivo el martes (1 por ciento), en comparación con el 59 por ciento en el pico de la crisis; De Blasio dice que Nueva York todavía está en un estado de transmisión moderado

NUEVA YORK - La región Mid-Hudson de Nueva York, hogar del abogado que se conocería luego como el "paciente cero" del brote de COVID del estado, vio a la Guardia Nacional desplegada en New Rochelle en marzo para ayudar en los esfuerzos de contención temprana. Tres meses después, abre para cenas al aire libre y cuidado del cabello, entre otros servicios, ya que el gobernador Andrew Cuomo le dio luz verde para ingresar a la Fase II. Long Island no está muy lejos.

Miles de personas regresarían a trabajar en la Fase II en el condado de Westchester el martes. Se espera que más hagan lo mismo en Long Island un día después. Los acontecimientos se producen un día después de que la ciudad de Nueva York finalmente reabrió sus puertas después de su cierre de meses, lo que le valió la felicitación y un viaje en metro de Cuomo, que hizo su sesión informativa diaria de COVID en Manhattan.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio y Cuomo, elogiaron la reapertura de la ciudad como un momento de triunfo; ambos instaron a continuar con la precaución en sus respectivos mensajes. Ese momento de triunfo para el antiguo epicentro de la pandemia mundial COVID-19 ha tenido un costo extremo. El condado de Westchester, en la región central de Hudson, también ha visto su parte de la tragedia.

Hogar de uno de los grupos de COVID tempranos más fuertes del país, ha perdido a casi 1,400 personas por el virus, más afectado que cualquier otro condado en el estado junto a los cinco distritos y Long Island.

El lunes, el ejecutivo del condado de Westchester, George Latimer, celebró el hecho de que el número activo de casos COVID-19 del condado cayó por debajo de 1,000, "lo cual es bastante significativo dado el hecho de que en un momento estábamos en 12,000 casos activos".

Cuomo expresó su confianza en que los neoyorquinos podrían evitar un pico en los casos relacionados con la reapertura de la misma manera que doblaron la curva de la infección. El martes, la ciudad de Nueva York marcó un nuevo mínimo en el porcentaje de personas que dieron positivo para COVID-19 (1 por ciento); comparado con el 59 por ciento en el pico de la crisis.

Más tarde, De Blasio dijo que la ciudad aún se encuentra en un estado de transmisión moderado, con cientos de casos nuevos por día, y probablemente no verá una tasa más baja hasta el otoño. Esa tasa más baja vendrá, dicen él y Cuomo, siempre y cuando los neoyorquinos se apeguen a las medidas que han demostrado que funcionan, como el distanciamiento social y las máscaras.

"Si nos mantenemos tan listos como lo hemos hecho durante 100 días, estaremos bien", dijo Cuomo.

La Arquidiócesis de Nueva York le dijo a nuestra cadena hermana NBC New York que comenzará misas, bodas, bautizos y funerales entre semana en la región de Mid-Hudson a partir del martes, respetando las estrictas limitaciones estatales en cuanto a capacidad y protocolos de seguridad.

Mario Fava, propietario de cuatro restaurantes de Westchester, dice que su negocio ha estado haciendo una investigación exhaustiva y que está tomando todas las precauciones contra COVID, espaciando las mesas y proporcionando a los empleados máscaras y guantes.

"Comenzaremos a la hora del almuerzo y trabajaremos durante 7 días y nunca más volveremos a parar", dijo Fava, regocijándose el día que él y su hijo han estado esperando durante meses.

No se espera que los negocios comiencen a crecer repentinamente en la Fase II, pero los propietarios esperan más clientes de los que obtuvieron en la Fase I. En la ciudad de Nueva York, algunas tiendas permanecieron cerradas el lunes, preocupadas por pagar el alquiler hasta que más clientes se sientan cómodos yendo a gastar dinero nuevamente. Eso lleva tiempo.

"Mucha gente del sector minorista no cree que la Fase I funcione para ellos", dijo De Blasio el martes. "Quieren llegar a la Fase II. Ahí es cuando creo que ven al comercio minorista cobrar vida en la ciudad de Nueva York".

La ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran, quien espera que su condado ingrese a la Fase II dentro de las 24 horas, quiere que el gobernador acelere el reinicio económico y vuelva a abrir los centros comerciales en ese momento para recuperar algunos ingresos fiscales. Los centros comerciales en Nueva York no están programados para reabrir hasta la Fase IV, incluso cuando algunos de los más grandes de la nación, como el Mall of America, están esperando abrir más pronto en otros estados.

ESTADO DE LAS REGIONES DE NUEVA YORK

"Esta no es una reapertura imprudente", dijo Cuomo el lunes en la ciudad de Nueva York. "Esto se debe a las pautas. Si observa algún aumento en la tasa de infección, reaccione de inmediato. Debe mantenerse inteligente".

Es demasiado pronto para saber si las protestas estatales por la muerte de George Floyd, que ahora entra en una segunda semana, han contribuido a un aumento en los casos de COVID. Una vez más, Cuomo instó a los asistentes a la protesta a aprovechar uno de los casi 250 sitios de prueba gratuitos en los cinco condados o los cientos en todo el estado.

"La reapertura reinicia todo el juego. Si esos números comienzan a moverse, entonces quieres saber de inmediato y cómo", dijo Cuomo, señalando que es cuando comienza el trabajo de rastreo de contactos. "Este es el nuevo enfoque".

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, también instó a los asistentes a la protesta a hacerse la prueba. Él mismo lo hizo por segunda vez el lunes después de asistir a una manifestación por la justicia en su estado durante el fin de semana. Nueva Jersey está programada para ingresar a su Etapa 2 el lunes.

Murphy firmó dos órdenes ejecutivas el martes, una levantando la orden de quedarse en casa impuesta desde marzo y la otra elevando los límites tanto en reuniones interiores como exteriores. Con efecto inmediato, las reuniones en interiores tienen un límite del 25 por ciento de la capacidad de un edificio o de 50 personas en total; el número que sea menor. Hasta 100 personas ahora pueden reunirse al aire libre. Se requiere distanciamiento físico.

Murphy también dijo el martes que espera poder elevar el límite de actividades de no protesta y no religiosas a 250 personas el 22 de junio y a 500 personas el 3 de julio. Los distritos escolares que planean graduaciones deberían prepararse para un límite de 500 personas. para cuando se permita que las graduaciones se reanuden el 6 de julio.

Murphy dijo el lunes que las piscinas de clubes municipales y privados pueden volver a abrir el lunes 22 de junio siguiente. Se espera que el Departamento de Salud publique una guía completa sobre los protocolos y procedimientos que se seguirán el martes. Un día antes, publicó pautas integrales sobre los campamentos de verano, que pueden reabrir en Nueva Jersey el 6 de julio, aproximadamente una semana después de la de Nueva York.

Por otra parte, cuando se le preguntó sobre las piscinas de la ciudad de Nueva York el martes, el alcalde De Blasio dijo que los cinco condados todavía no están listos para eso.

"Tenemos que comenzar con las cosas que sabemos que podemos hacer: rociadores en parques, refrigeración para jóvenes y personas mayores, aires acondicionados y centros de refrigeración", dijo De Blasio. "Tenemos que asegurarnos de no hacer las peores cosas".

Contáctanos