Crisis de niños migrantes endurece discurso mexicano

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Discurso separacion familiar mexico

    Discurso separacion familiar mexico (Publicado miércoles 20 de junio de 2018)

    Una luz de esperanza y un alivio en su corazón sintió Mónica al enterarse de la noticia.

    Apenas la mañana del miércoles, la joven madre originaria del estado de Michoacán trataba de decidir si cruzaría o no la frontera con sus tres hijos.

    Pero luego de saber que el gobierno estadounidense no la separaría de sus pequeños, confirmó que no volverá a su tierra, porque ahí el riesgo es aún mayor.

    "Ya luego, al final me amenazaban ahí con mis hijos, que los iban a matar", explicóMónica Negrete.

    Al igual que esta migrante mexicana, muchos en este país aplaudieron el anuncio de Donald Trump, en el que dio un paso atrás a la política de separara las familias.

    La Cancillería mexicana, a través de sus redes sociales, dijo que es una buena noticia que el gobierno de Estados Unidos acabe con la cruel e inhumana separación de niños migrantes de sus padres.

    Mientras el presidente de México llamó a su gabinete a no bajar la guardia y seguir trabajando para atender y defender a los migrantes.

    "México ha expresado su mas enérgica condena a cualquier trato inhumano, en especial a los más vulnerables", afirmó Enrique Peña Nieto.

    El hecho de que el mandatario estadounidense haya puesto fin a la separación de familias migrantes, no significa que todo será "miel sobre hojuelas", advierte un defensor de los derechos de la infancia.

    "Vuelve a ser parte del espectáculo mediático, esto no resuelve de ninguna manera la crisis humanitaria", asegura Juan Martín Pérez, de la Red por los Derechos de la Infancia.

    Para ello, indicó, el presidente de la Comision Nacional de Derechos Humanos hace falta la creación de un mecanismo internacional especialista en la materia.

    "Los niños y niñas no pueden ser moneda de cambio para cuestiones políticas", sostuvo el ombudman Raúl González.

    Pero mientras llegan los cambios, indican los activistas, el gobierno mexicano deberá velar por la integridad de sus ciudadanos, sobre todos de aquellos que sin pedirlo son llevados del otro lado de la frontera.