Jennifer Vazquez

Partido de softbol culmina en combate contra policías

La refriega habría continuado en el estacionamiento del complejo deportivo, a la vez que algunos jugadores esposados son escoltados por la policía mientras que los fanáticos vociferan insultos.

NUEVA JERSEY – Una cancha de softbol en Passaic, Nueva Jersey se convirtió el domingo pasado en un cuadrilátero en el que los jugadores se enfrentaron a los oficiales de policía tras desafiar sus órdenes, según al alcalde Héctor Lora.

Lora informó que al menos tres jugadores de softbol fueron arrestados por conducta desordenada. Según la uniformada, los fanáticos en el popular Pulaski Park se encontraban fumando y consumiendo alcohol, por lo que la policía acudió al lugar en una primera ocasión para pedirles que mantuvieran el orden.

En una segunda inspección de la policía, según Lora, los jugadores habrían confrontado a los agentes. En un video se observa el forcejeo entre los uniformados y los jugadores, incluso se ven algunos deportistas sobre la tierra del campo cuando son arrestados.

La refriega habría continuado en el estacionamiento del complejo deportivo, a la vez que algunos jugadores esposados eran escoltados por la policía mientras que los fanáticos vociferaban insultos.

Melvin Tobías, uno de los arrestados, opinó que la policía “sobreactuó” ante una lata de cerveza abierta y un fumador.

Según Tobías, la trifulca se desencadenó cuando la policía emitió multas indistintamente.

"¿Por qué tenían que multar a todos? Si solo dos personas (cometieron la falta), solo debieron multar a dos", comentó Tobías.

Sin embargo, el alcalde Lora sostiene que la policía acudió al parque en dos ocasiones tras recibir reportes de desorden público. La primera vez, según el funcionario, la policía le pido a los fanáticos que se comportaran. En la segunda visita, los uniformados emitieron las multas.

"Si la policía no hubiera respondido y hubiera ocurrido algo, la primera pregunta habría sido dónde está la policía", dijo Lora.

El acalde enfatizó que apoya el proceder de la uniformada. Sin embargo, los jugadores y algunos residentes insisten en que los oficiales exageraron su proceder.

Contáctanos