ola de violencia

NYPD: problema de la violencia armada se encuentra principalmente en Brooklyn

El comisionado de NYPD, Dermot Shea, dice que la ciudad dio un paso atrás en su lucha contra la violencia armada durante un fin de semana "duro".

Telemundo

NUEVA YORK -- El comisionado de NYPD, Dermot Shea, dice que la ciudad dio un paso atrás en su lucha contra la violencia armada durante un fin de semana "duro" que vio a más de 50 víctimas de tiroteos y al menos cuatro asesinatos desde el viernes. Dice que el problema está principalmente en Brooklyn.

"En este momento, aproximadamente la mitad de los tiroteos en la ciudad de Nueva York[...]están ocurriendo en Brooklyn y eso es un gran problema", dijo Shea a NY1 el martes. "Cuando profundizas un poco más [...] ves a personas y perpetradores de Brooklyn con casos de armas activos a veces de Brooklyn cometiendo violencia en otras partes de la ciudad".

Según la policía, 51 personas recibieron disparos de viernes a domingo, con al menos cuatro muertes, una de las cuales fue cerca del Prospect Park de Brooklyn. Otro hombre murió después de un altercado físico, dijo la policía. Ocho personas recibieron disparos y cinco personas murieron en el mismo lapso el año pasado.

En las últimas cuatro semanas, los incidentes de tiroteos en la ciudad aumentaron casi el triple en comparación con el mismo período del año pasado, continuando un patrón visto desde principios de junio cuando el pico del coronavirus de la ciudad comenzó a disminuir y el NYPD cambió sus tácticas contra el crimen.

"Es una mala racha sin duda. Creo que los números hablan por sí mismos. Este fin de semana fue un fin de semana difícil", dijo Shea a NY1. "Habíamos comenzado a ver pequeñas mejoras incrementales … dimos un paso atrás esta semana".

Tanto Shea como el alcalde Bill de Blasio han culpado a una amplia variedad de factores del aumento en los tiroteos, incluyendo lo que ven como una desaceleración en el sistema judicial, así como la actividad de las pandillas y la rabia reprimida después de meses en un bloqueo pandémico.

"Es un momento difícil en este momento en un año increíble", dijo Shea el martes. "Nadie quiere ahora mismo lo que estamos viendo en las calles".

El jefe de la policía de Nueva York señaló un aumento reciente en los arrestos por armas de fuego como una señal de progreso, calificándolos de "algo hermoso". Pero dijo que es lo que sucede después de los arrestos (sospechosos liberados por la reforma de la fianza, preocupaciones por el COVID-19 u otras razones y cometer nuevos delitos) lo que sigue siendo un gran motivo de preocupación.

Contáctanos