Incendio en El Bronx

Expertos comparten consejos sobre cómo mantenerse seguro en caso de un incendio

Lo que debe hacer en caso de incendio depende en parte del diseño del edificio y de la ubicación del incendio.

Telemundo

NUEVA YORK -- Varios sobrevivientes dijeron más tarde a los periodistas que cuando vieron que los pasillos se llenaban de humo, regresaron a sus apartamentos para esperar el rescate en lugar de huir. Esa fue la respuesta correcta, según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (o NFPA por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro que escribe códigos y normas y educa al público sobre seguridad contra incendios.

Sin embargo, lo que debe hacer en caso de incendio depende en parte del diseño del edificio y de la ubicación del incendio.

En general, la NFPA dice que las personas deben evacuar un edificio en llamas si es seguro hacerlo. En primer lugar, deben palpar las puertas antes de abrirlas, dejándolas cerradas y buscando otra salida si están calientes al tacto. Los residentes deben cerrar todas las puertas detrás de ellos para evitar la propagación del humo y el fuego. Deben asegurarse de llevar sus llaves con ellos en caso de que tengan que regresar a sus apartamentos.

En la mayoría de los edificios de gran altura, la escalera más cercana es la salida de emergencia, pero si se llena de fuego o humo, la gente debe buscar otra salida. Si ninguna salida es segura, deben regresar a sus apartamentos y refugiarse en el lugar. En el incendio de El Bronx, los sobrevivientes dijeron a los periodistas que tanto los pasillos como las escaleras estaban llenos de humo.

Cada apartamento en la Ciudad de Nueva York debe tener un aviso en la puerta que indique si el edificio se considera combustible o no combustible, según la forma en que se construyó.

Esos avisos instruyen a las personas que viven en edificios de gran altura a prueba de incendios que no evacuen, sino que se refugien en el lugar a menos que el incendio esté en su propio apartamento.

El edificio de apartamentos de El Bronx que se quemó se considera no combustible, lo que significa que tiene techos y pisos de hormigón. De hecho, el fuego, aparentemente causado por un calefactor que funciona mal, en realidad no se extendió más allá de la unidad donde comenzó y un pasillo adyacente.

Pero la puerta del apartamento donde comenzó el incendio no se cerró detrás de los inquilinos que huían, lo que permitió que el humo se extendiera rápidamente por todo el edificio, incluidas las escaleras de evacuación.

Los residentes que se refugien en el lugar deben usar toallas mojadas, sábanas mojadas o cinta adhesiva para sellar puertas y conductos de ventilación y evitar que entre humo. Deben llamar al 911 para alertar a los bomberos que están atrapados y dar su ubicación exacta. También deben señalar en una ventana agitando una linterna o un paño de color claro, según la NFPA.

Los residentes atrapados pueden abrir las ventanas para que entre aire fresco o para señalar a los bomberos, pero no deben romper las ventanas. Eso puede permitir que entre humo desde el exterior, dejándolos sin forma de evitarlo.

Las imágenes y los testimonios aquí.

La mayoría de las muertes por incendios no son causadas por quemaduras, sino por inhalación de humo, según la NFPA.

Hoy en día, las casas tienden a contener muchos productos hechos con fibras sintéticas que se queman a temperaturas muy altas, lo que ayuda a que los incendios se propaguen rápidamente, dijo Susan McKelvey, vocera de la asociación. También generan gases tóxicos que pueden vencer a las personas en unos momentos. En un incendio doméstico típico, los residentes pueden tener solo un par de minutos para escapar de manera segura cuando suena la alarma de humo, dijo.

“Los incendios se propagan mucho más rápido ahora”, dijo McKelvey. “Y no son necesariamente las llamas las que pueden lastimar a alguien. Son el humo y los gases tóxicos los que hacen que sea realmente difícil ver y respirar”.

A medida que crece el fuego dentro de un edificio, a menudo consumirá el oxígeno disponible. El humo también contiene monóxido de carbono, que funciona dentro del cuerpo para privar a las víctimas del oxígeno que necesitan. Y los químicos tóxicos en el humo pueden causar daño a los órganos.

La jefa de EMS del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York, Lillian Bonsignore, comparó los posibles impactos a largo plazo de la exposición intensa al humo con los de sufrir un derrame cerebral.

“Las células de su cuerpo y los órganos de su cuerpo son bastante sensibles”, dijo. “Entonces, cuando las somete a este tipo de estrés, o este tipo de toxicidad o falta de oxígeno, es posible que esas células no puedan regresar. Así que te quedas con este tipo de daño residual”.

La ayuda incluye asistencia para vuelos para enterrar a las víctimas en sus países de origen, según sea necesario.

Los principios básicos son los mismos ya sea que viva en un edificio alto, en una casa unifamiliar independiente o en una casa adosada, como la que se quemó en Filadelfia la semana pasada y mató a 12 personas, dijo McKelvey.

Los hogares necesitan buenos detectores de humo que funcionen y que se revisen con frecuencia. Además, los residentes deben tener un plan de escape y practicar ese plan. Es especialmente importante saber quién será el responsable de garantizar la seguridad de los niños o las personas con problemas de movilidad. En un edificio de apartamentos, los residentes deben preguntarle al administrador del edificio sobre los protocolos de emergencia, dijo McKelvey.

En el incendio de El Bronx, algunos sobrevivientes dijeron a los periodistas que al principio ignoraron la alarma de humo porque estaban acostumbrados a las falsas alarmas. Incluso cuando ese no es el caso, las personas en hoteles y edificios de gran altura a menudo dudan en evacuar, dijo McKelvey.

“La gente no responde hasta que ve signos reales de peligro, pero en ese momento es muy probable que sea demasiado tarde para escapar”, dijo. "Siempre hay que tomar en serio una alarma de humo".

Contáctanos