driver

“Entrégate”: familia a sospechoso de matar a abuela

“Que se entregue, que se entregue, que se entregue para que así podamos estar en paz”.

NUEVA YORK – Una familia ecuatoriana de Queens implora al conductor acusado de provocar la muerte de una querida abuela que haga lo correcto y que se entregue a las fuerzas de la ley, pues solo así los deudos tendrán un poco de consuelo.

Según el NYPD, el conductor se pasó un semáforo en rojo y se estrelló contra el vehículo en el que viajaba la abuela ecuatoriana, quien salió expulsada y murió al impacto. El horrendo accidente ocurrió la madrugada del martes en el vecindario de Ozone Park, Queens. El conductor huyó del lugar, aunque los oficiales del cuartel 106 siguen sus pistas.

“Que se entregue, que se entregue, que se entregue para que así podamos estar en paz”.

Esa es la súplica de la familia al conductor del vehículo Lexus color gris, que, según el NYPD, escapó a pie tras desencadenar un infierno en la carretera.

El sospechoso no respetó el semáforo rojo y estrelló su vehículo contra un Honda CRV, lo que causó la muerte de Gilda Lascano, una madre y abuela de 72 años que regresaba del trabajo a casa. El accidente ocurrió a poca distancia de su hogar, dijo la familia.

“Siempre fue una abuela muy cariñosa conmigo y con mis hermanos y siempre feliz”, expresó con dolor Mateo Vargas, nieto de Gilda.

“Cariñosa, muy amable con los hijos y nietos, con todo el mundo. Una mujer que tenía un corazón muy dulce”, así la recordó su yerno Antonio Vargas.

La tragedia se suscitó poco después de la 1:00 a.m. en la intersección de la avenida 111 y la calle 126.

“Horrible, eso fue un impacto tan grande. Yo estaba durmiendo y con el impacto me desperté. Eso parecía que una bomba explotó”, narró la testigo Elsa Taveras.

Las cámaras de seguridad en el lugar captaron el aterrador momento. En la grabación se observa como el automóvil del sospechoso es impulsado en reversa en la avenida 111 tras colisionar contra el Honda. Segundos después, el hombre abre la puerta de su auto y corre en dirección desconocida.

La familia dijo que Gilda volvía a casa tras limpiar un comercio en Manhattan. Su compañera de trabajo, una mujer de 56 años, conducía el Honda. El vehículo se estrelló contra una floristería tras el impacto. Su condición se reporta como estable.

“Estaba un poco cansada. Le decía que se retirara ya del trabajo y se iba a retirar”, dijo Gloria Lascano, hija de Gilda,

Si reconoces al sospechoso, llama al 1-888-57-PISTA. Todas las llamadas son confidenciales.

Contáctanos