Protestas en la ciudad de Nueva York

“Poder para la gente – Todos nosotros”: hermano de George Floyd hace un llamamiento por la paz en NY

El alcalde Bill de Blasio ha acreditado nuevas medidas, incluido un toque de queda prolongado y una prohibición parcial del tráfico de Manhattan, con el fin de frenar la violencia nocturna que, según él, socava los derechos de los manifestantes pacíficos.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Se han realizado más de 2,000 arrestos en Nueva York durante siete días de manifestaciones en toda la ciudad en respuesta a la muerte de George Floyd, un afroamericano que murió bajo custodia policial de Minneapolis el 25 de mayo
  • El toque de queda de Nueva York se ha extendido hasta el lunes, con vigencia diaria de 8 p.m. a 5 a.m. Se espera que el tráfico parcial de Manhattan y las prohibiciones de recolección de vehículos de alquiler duren hasta el final del toque de queda
  • El gobernador Andrew Cuomo advirtió el jueves que las protestas masivas podrían convertirse en "súper propagadores" de COVID-19; Dijo que el estado abriría pruebas gratuitas para cualquier asistente de protesta y los instó a actuar como si estuvieran expuestos

NUEVA YORK - Después de una semana completa de protestas en la ciudad de Nueva York, miles se congregaron nuevamente el jueves para una vigilia en honor a la vida de George Floyd, cuya muerte provocó manifestaciones en los 50 estados que llamaban a poner fin a la brutalidad policial y la justicia racial.

Un mar de manifestantes con carteles cantando "George Floyd" y "Black Lives Matter" se unieron a su hermano menor Terrence Floyd el jueves en el Cadman Plaza Park, el municipio que Terrence Floyd llama su casa. Se espera que se dirija a la multitud antes de que salgan a las calles, cruzando el puente de Brooklyn como lo han hecho en días anteriores.

Más tarde, Terrence Floyd se paró en el podio ante los manifestantes, en silencio durante casi dos minutos completos. Llevaba una máscara impresa con la foto de su hermano y la frase "No podemos respirar", refiriéndose tanto a las últimas palabras de George Floyd como al racismo institucionalizado que ha asfixiado a la comunidad negra durante décadas.

"Agradezco a Dios por todos ustedes que muestran amor a mi hermano", dijo Terrence Floyd. "Estoy orgulloso de las protestas, pero no estoy orgulloso de la destrucción".

Repitió esa frase para enfatizar, y agregó: "Mi hermano no se trataba de eso. Brooklyn: los problemas no duran para siempre. Poder para la gente. No solo para mi gente. No solo para tu gente. Estoy hablando del poder para la gente, todos nosotros".

Terrence Floyd luego dirigió a los manifestantes (se estimaba que el número de espectadores rondaba las 5,000 personas al final de la tarde) en una sombría marcha a través del puente de Brooklyn hacia Foley Square más tarde el jueves. Se esperaba que el alcalde Bill de Blasio y su esposa Chirlane McCray se unieran a la marcha en todo el lapso. El alcalde se encontró con abucheos audibles y cánticos de "De Blasio vaya a casa" cuando llegó a Cadman Plaza con la primera dama.

Un portavoz de la familia Floyd dio la bienvenida a la pareja al podio e instó a la multitud a reemplazar sus abucheos con cánticos de "respeto". Muchos parecieron complacer brevemente.

"No se puede permitir que George Floyd muera en vano", dijo De Blasio. "Para todos los que conocemos el privilegio blanco, tenemos que hacer más porque ni siquiera reconocemos completamente el dolor diario que causa el racismo en esta sociedad. Haremos un cambio pacífico. Para la familia Floyd, estamos con ustedes. Las vidas negras importan en esta ciudad. La vida negra importa en América".

Esta vez, el hombre cuya muerte de su hermano provocó protestas en todo Estados Unidos y, cada vez más en todo el mundo, los guiará en ese sombrío viaje por el lapso hasta Foley Square, que ha sido escenario de una serie de manifestaciones en Nueva York esta semana.

El gobernador Andrew Cuomo dijo que Nueva York mantendría un momento de silencio en todo el estado para George Floyd a las 2 p.m. El jueves coincidirá con el comienzo de un servicio conmemorativo para él en Minnesota.

A principios de esta semana, Terrence Floyd habló en el sitio en Minneapolis donde murió su hermano. Llevaba una máscara impresa con la foto de su difunto hermano mayor y la frase "No podemos respirar", refiriéndose tanto a las últimas palabras de George Floyd como al racismo institucionalizado que ha asfixiado a la comunidad negra durante décadas.

Terrence Floyd hizo un llamamiento emocional al no a la violencia y dijo: "Eso no traerá a mi hermano de vuelta en absoluto". El parque de Brooklyn donde hablará el jueves es el mismo sitio donde los ánimos estallaron después del toque de queda la noche anterior.

Los videos compartidos por el defensor público de la ciudad de Nueva York, Jumaane Williams, mostraron a los agentes de policía disolviendo la marcha por la fuerza. Williams dijo que era una "protesta no violenta", pero los oficiales dijeron que estaban haciendo cumplir el toque de queda del alcalde, que sigue vigente desde las 8 p.m. hasta las 5 a.m. todos los días hasta el lunes por la mañana.

La confrontación se volvió física a veces, con enfrentamientos entre policías y manifestantes. Una vez que la manifestación terminó, Williams fue tras el alcalde Bill de Blasio por hacer que la policía hiciera cumplir el "toque de queda mal aconsejado", diciendo que todo el tenso enfrentamiento era "completamente evitable".

"Toda la policía antidisturbios comienza a empujar, empujar, golpear. Estoy como, ¿Qué está pasando? ¿Por qué estamos haciendo esto?", Dijo Williams. "La gente comienza a hablar sobre el toque de queda del alcalde. Anoche, vi cosas que nunca antes había visto. Literalmente, personas con carteles, retrocediendo, quejándose. La policía gritaba: toque de queda del alcalde".

De Blasio ha sido criticado por todas las partes, culpado por las políticas policiales que llevaron a las protestas, así como por los violentos disturbios posteriores. El concejal de Nueva York Eric Ulrich (R-Queens) dijo el jueves que convocará a un voto de no confianza en el alcalde y su destitución de la oficina.

De Blasio reconoció el jueves que hubo algunos "momentos horribles" en la ciudad de Nueva York la noche anterior, pero dijo: "Lo que vimos abrumadoramente fue una protesta pacífica".

"Estoy debidamente elegido alcalde. He puesto este toque de queda en función de las circunstancias que hemos enfrentado", agregó. "Se necesita respeto por todos lados. Si los oficiales dicen: ahora es el momento en que necesitamos que te vayas a casa, es hora de ir a casa".

De Blasio ha acreditado el toque de queda y la prohibición parcial del tráfico de Manhattan que impuso por ayudar a frenar la violencia nocturna durante los últimos días de protesta. La primera noche del toque de queda el lunes fue un fracaso en todos los sentidos; saqueadores arrasaron bloques completos en El Bronx y destruyeron docenas de tiendas en Manhattan. Setecientas personas fueron arrestadas. La noche siguiente, martes, mejoró notablemente con significativamente menos informes de saqueo y violencia, aunque otros 200 fueron detenidos. Ese número se redujo a la mitad el miércoles cuando casi 100 manifestantes fueron arrestados. Nuevamente, no hubo violencia generalizada.

En total, más de 2,000 personas, incluida la propia hija del alcalde, han sido arrestadas en medio de las protestas de la ciudad de Nueva York que comenzaron hace una semana el jueves. Se planean más de una docena de protestas en toda la ciudad a lo largo del día.

La vigilia de oración del jueves en Brooklyn por Floyd se produce un día después de que los fiscales anunciaran cargos de asesinato de segundo grado mejorados para el oficial de Minneapolis ahora despedido que puso su rodilla en el cuello de Floyd durante casi 9 minutos. Las autoridades también anunciaron el miércoles que los otros tres oficiales presentes cuando murió Floyd habían sido acusados ​​de ayudar e incitar al asesinato.

La fiscal general del estado Letitia James, quien está acelerando una revisión independiente de las acciones de la policía de Nueva York durante las protestas locales, se encuentra entre los que se espera que asistan a la vigilia de Brooklyn. Varios clérigos, activistas comunitarios y funcionarios también asistirán.

Antes del memorial y la marcha del jueves, De Blasio dijo que "marca un momento para reconocer el dolor que ha causado tanta preocupación, una gran efusión de un profundo y profundo deseo de cambio. También es un punto de reflexión. "Si vamos a hacer cambios, tenemos que hacerlo juntos y tenemos que hacerlo en paz".

El Consejo de la Ciudad de Nueva York se ha movido para tomar medidas contra la brutalidad policial localmente en medio de las protestas. Dicen que un proyecto de ley para criminalizar el uso de estrangulamientos por parte de la policía de Nueva York tiene suficiente apoyo para anular cualquier veto potencial del alcalde. Fue uno de esos estrangulamientos policiales que se cobró la vida de Eric Garner en una esquina de Staten Island en 2014. Las últimas palabras de Garner: "No puedo respirar" se convirtieron en el grito inicial del movimiento Black Lives Matter, un frase desesperada que galvanizó nuevamente las manifestaciones nacionales cuando George Floyd lo pronunció el 25 de mayo justo antes de su muerte bajo las rodillas de un oficial de policía blanco.

Las protestas que involucraron a decenas de miles en todo el país se han vuelto mortales en algunas ciudades. Llegan en medio de la pandemia de coronavirus, que ha matado a más de 100,000 personas en los Estados Unidos y casi 25,000, al menos, solo en Nueva York. Las personas negras y latinas han muerto a tasas más altas que la población general en todo Estados Unidos y en la ciudad de Nueva York, que representa casi una quinta parte de todas las muertes por coronavirus en el país.

Cuomo y De Blasio han expresado su preocupación por las protestas masivas que podrían exacerbar COVID-19 en la ciudad de Nueva York justo antes de su tan esperada reapertura. Cuomo advirtió el jueves que las protestas podrían convertirse en "súper propagadores". Dijo que el estado abriría pruebas COVID gratuitas a cualquiera que haya asistido a cualquiera de las protestas e instó a las personas a aprovechar eso.

"Si estuvieras en una de esas protestas, asumiría que estás infectado", dijo Cuomo, reiterando que está de pie con los manifestantes indignados. "Dile a la gente, cuando vayas a casa, dile a tus padres, dile a tu hermana, dile a tu hermano, dile a la gente, podría haber estado expuesto. Y actúa como si hubieras estado expuesto. Preocúpese por su padre, tío o tía de 60 años. Pueden morir a causa de este virus".

Contáctanos