Diócesis de Brooklyn

El obispo de Brooklyn, Nicholas DiMarzio, se retira después de que el Vaticano lo absolviera de las acusaciones de abuso

Telemundo

NUEVA YORK - El papa Francisco aceptó el miércoles la renuncia del obispo católico de Brooklyn, Nicholas DiMarzio, semanas después de que una investigación del Vaticano lo absolviera de las acusaciones de abuso sexual y nombró a un neoyorquino nativo para reemplazarlo.

DiMarzio tiene 77 años, dos años más que la edad normal de jubilación de los obispos. Francisco aceptó su renuncia y nombró al obispo Robert Brennan de Columbus, Ohio, para que se hiciera cargo de Brooklyn, dijo el Vaticano.

El 1 de septiembre, la iglesia de Nueva York anunció que el Vaticano había cerrado su caso contra DiMarzio después de que una investigación concluyera que las acusaciones en su contra no tenían "la apariencia de verdad". Dos hombres habían afirmado por separado que DiMarzio abusó de ellos hace medio siglo, cuando era sacerdote en Nueva Jersey.

DiMarzio negó las acusaciones. El abogado de los acusadores, Mitchell Garabedian, ha dicho que los dos hombres seguirán adelante con los casos civiles contra el obispo.

En un tuit el miércoles, DiMarzio le dio la bienvenida a Brennan a Brooklyn y dijo que tenía "gran confianza en su capacidad para dirigir" la Diócesis.

Para Brennan, de 59 años, nacido en El Bronx, es un regreso a casa a Nueva York después de haber sido educado en la Universidad de St. John en Queens, ordenado en Rockville Center, Long Island, y nombrado obispo auxiliar allí antes de ser enviado a dirigir la Diócesis de Columbus en 2019.

El cardenal Timothy Dolan, quien como arzobispo de Nueva York es el responsable de las diócesis de Brooklyn y Rockville Center, dio la bienvenida a Brennan de regreso a casa.

“Durante mis más de 12 años como arzobispo de Nueva York, he llegado a conocerlo como un excelente sacerdote y obispo, una persona cálida y un buen amigo”, dijo Dolan.

Dolan, quien había designado a una firma externa para investigar a DiMarzio, agradeció al obispo por su “celo y dedicación” al dirigir la Diócesis de Brooklyn durante 18 años y dijo que continuaría siendo una fuente de sabiduría para la iglesia de Nueva York.

Contáctanos