bronx

Mujer de 77 años de NYC roba $665,000 en beneficios durante décadas y lo gasta en un casino

La investigación encontró que en 1960, a Carmen Soto se le emitieron tres números de Seguro Social, bajo los nombres de Carmen Soto, Gloria Sánchez y Carmen Maldonado. Nombres que, según la fiscalía, Soto usó para recolectar beneficios

SHUTTERSTOCK

NUEVA YORK-- Una mujer del Bronx de 77 años se declaró culpable de recolectar ilegalmente más de medio millón de dólares en beneficios de la Administración de Recursos Humanos (HSA) y Seguridad Social (SSA) durante décadas, gastando la mayor parte de ese dinero en un casino, según los fiscales.

La Fiscal de Distrito del Bronx, Darcel Clark, anunció el miércoles que Carmen Soto, también conocida por otros alias como Gloria Sánchez y Carmen Maldonado, fue sentenciada a cinco años de libertad condicional. Se declaró culpable de hurto mayor en segundo grado el 11 de mayo.

El caso surge de una investigación realizada por la Oficina del Fiscal de Distrito del Bronx y la Oficina del Inspector General que encontró que Soto defraudó a la Administración de Recursos Humanos de la ciudad por $266,479.40 y a la Administración del Seguro Social de los Estados Unidos por $388,322.24.

“Esta sentencia debería ser una advertencia para aquellos que están pensando en defraudar a la Administración del Seguro Social para recibir beneficios: los hacemos responsables. La Oficina del Inspector General continuará trabajando para garantizar la integridad de los programas de la SSA, que brindan una red de seguridad crítica para quienes califican”, dijo Sharon MacDermott, agente especial a cargo de la Oficina de la Administración del Seguro Social del Inspector General, División de Campo de Nueva York, en un comunicado.

La investigación encontró que en 1960, a Soto se le emitieron tres números de Seguro Social, bajo los nombres de Carmen Soto, Gloria Sánchez y Carmen Maldonado. Soto fue aprobada en 1994 bajo los alias de Sánchez y Maldonado después de que solicitó el Seguro Social con los tres nombres. También obtuvo licencias de conducir o identificaciones de no conductor con todos los nombres, según la oficina del fiscal de distrito. Además, la investigación encontró que entre el 4 de noviembre de 1993 y el 1 de abril de 1996, Soto solicitó y recibió los beneficios de la HRA bajo múltiples identidades.

Según la oficina del fiscal de distrito, Soto también abrió dos cuentas bancarias separadas y dos apartados postales para recibir los pagos del Seguro Social. También solicitó y obtuvo pasaportes con su nombre y alias. Soto fue atrapada después de que el DMV usó un software de reconocimiento facial cuando fue a renovar una de sus licencias de conducir y se revelaron sus múltiples identidades.

“La acusada recaudó dinero con tres nombres diferentes y orquestó cuidadosamente un plan para cobrar beneficios a los que no tenía derecho. La acusada fue atrapada después de que intentó renovar su licencia de conducir, y el software de reconocimiento facial del Departamento de Vehículos Motorizados determinó que la acusada tenía múltiples identidades”, dijo Clark en un comunicado.

Aparte de su sentencia de libertad condicional de cinco años, a Soto también se le ordenó pagar una restitución, lo que puede resultar difícil ya que también admitió que la mayor parte del dinero se gastó en apuestas en un casino.

Contáctanos