Long Island

Acusan a investigador privado de NY de intentar extorsionar a un hombre exonerado de matar a sus padres

Jay Salpeter fue empleado como investigador privado como parte de un equipo de defensa que aseguró la exoneración de Martin Tankleff después de que fue condenado en el condado de Suffolk en 1990 por asesinar a sus padres y sentenciado a 50 años de prisión perpetua.

A judge's gavel
Getty Images

Lo que debes saber

  • Un investigador privado del condado de Nassau está acusado de intentar extorsionar a su cliente, un hombre que pasó 17 años en prisión por los asesinatos de sus padres antes de que se derrocara su condena.
  • Jay Salpeter, de 69 años, de Glen Cove, fue procesado y acusado el lunes de intento de hurto mayor en segundo grado por extorsión, dos cargos de intento de hurto mayor en cuarto grado por extorsión y dos cargos de acoso agravado en segundo grado, anunció el lunes la fiscal de distrito del condado de Nassau, Madeline Singas.
  • Salpeter fue empleado como investigador privado como parte de un equipo de defensa que aseguró la exoneración de Martin Tankleff después de que fuera condenado en el condado de Suffolk en 1990 por asesinar a sus padres y sentenciado a 50 años de prisión perpetua. Los cargos se retiraron en 2008.

NUEVA YORK - Un investigador privado del condado de Nassau está acusado de intentar extorsionar a su cliente, un hombre que pasó 17 años en prisión por los asesinatos de sus padres antes de que se derrocara su condena.

Jay Salpeter, de 69 años, de Glen Cove, fue procesado y acusado el lunes de intento de hurto mayor en segundo grado por extorsión, dos cargos de intento de hurto mayor en cuarto grado por extorsión y dos cargos de acoso agravado en segundo grado, anunció el lunes la fiscal de distrito del condado de Nassau, Madeline Singas.

Si es declarado culpable del cargo principal, Salpeter podría enfrentar hasta siete años de prisión. Debe regresar a la corte el 7 de junio.

Según Singas, entre el 12 de enero de 2018 y el 27 de marzo de 2021, Salpeter supuestamente envió a su antiguo cliente, Martin Tankleff, docenas de correos electrónicos y mensajes de voz amenazándolo e intentando obtener dinero por los servicios que Salpeter creía que le debían.

Salpeter supuestamente envió correos electrónicos amenazando con causar lesiones físicas a Tankleff si no le daba dinero y dejó mensajes de voz que amenazaban con dañar la reputación de Tankleff o revelar secretos si no pagaba.

Salpeter fue empleado como investigador privado como parte de un equipo de defensa que aseguró la exoneración de Tankleff después de que fue condenado en el condado de Suffolk en 1990 por asesinar a sus padres y sentenciado a 50 años de prisión perpetua. Los cargos se retiraron en 2008.

Los padres de Tankleff fueron apaleados y apuñalados en su casa frente al mar en 1988 en Belle Terre, en Long Island. La Policía dijo que confesó el crimen después de que un detective le dijera falsamente que su padre había despertado del coma y lo implicó. Tankleff, que tenía 17 años en el momento de la muerte de sus padres, se retractó rápidamente y se negó a firmar una declaración escrita que la Policía había preparado.

Un tribunal de apelaciones anuló su condena en 2007. Se le otorgó un acuerdo de $ 10 millones en 2018 luego de una demanda judicial federal contra el condado de Suffolk.

El abogado Thomas Liotta, que representa a Salpeter, dijo a nuestra cadena herman News 4 New York que su cliente, "un exdetective condecorado" de la Policía de Nueva York que luego se convirtió en investigador, "abrió" el caso Tankleff, pero que solo recibió $ 5,000 por su trabajo mientras que otros ganaron con sueldos más grandes.

Además, Liotta continúa diciendo que no cree que el asunto deba tratarse como un caso criminal sino más bien como un caso civil, y cuestiona si realmente hubo un intento de extorsión e intento de hurto mayor si Salpeter no actuó sobre las presuntas amenazas a lo largo de los tres años que aparentemente tuvieron lugar.

El caso Tankleff provocó titulares durante años. El último fue en 2020 cuando Tankleff juró como abogado. Tankleff fue admitido en el colegio de abogados del estado de Nueva York, lo que lo convirtió en uno de los pocos exonerados que ejercen la abogacía en el estado, informó Newsday por primera vez.

Barry Scheck, cofundador del Innocence Project, dijo que Tankleff aprobó el examen de la barra en 2017, pero enfrentó un largo proceso de aprobación para ser admitido en la barra. Tankleff se graduó de Touro Law Center en Central Islip en 2014. Ha enseñado tanto en Touro como en la Universidad de Georgetown y trabajó como asistente legal en un bufete de abogados en Manhattan.

Tankleff dijo que planea practicar las leyes penales y de derechos civiles y ayudar a los acusados con condenas erróneas.

“Una parte de mí quiere ayudar a educar al sistema legal sobre los escollos, para prevenir condenas erróneas: de qué cosas hay que tener cuidado y qué buscar”, dijo.

Contáctanos