Multa de cientos de dólares por abrir un hidrante

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Hidrantes: multas y riesgos

    Hidrantes: multas y riesgos (Publicado martes 16 de julio de 2019)

    NUEVA YORK – Abrir un hidrante en alguna calle de la ciudad puede traer alivio para las temperaturas sofocantes, pero los residentes de la zona pueden sufrir las consecuencias.

    El Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY, por sus siglas en inglés) advierte que abrir un hidrante sin autorización altera drásticamente el flujo y presión del agua en el sector, lo que puede interrumpir el servicio.

    La agencia indica que esto implica un riesgo para las vidas y propiedades de los neoyorquinos en caso de un incendio.

    Según el FDNY, un hidrante sin tapa de rociador desperdicia mil galones de agua por minuto. En una hora, el agua desperdiciada es similar a la cantidad utilizada por una familia de cuatro personas en un año.

    “Los hidrantes abiertos pueden reducir la capacidad de los bomberos para combatir un incendio”, dice la guía de seguridad contra incendios de verano del FDNY.

    El Departamento de Protección Ambiental (DEP, por sus siglas en inglés) advierte que es ilegal abrir un hidrante sin tapa de rociador, lo que implica multas de hasta $1,000 dólares y hasta 30 días de cárcel.

    El DEP informa que los niños también pueden estar en riesgo grave, pues la fuerza poderosa de un hidrante abierto sin una tapa de rociador puede derribar a un menor al suelo, causándole laceraciones y heridas.

    Los hidrantes únicamente se pueden abrir legalmente si están equipados con un tapón de rociador aprobado por la ciudad, el cual es suministrado por los cuarteles de bomberos locales o llamados al 311.

    Las tapas de rociador pueden ser obtenidas de forma gratuita por un adulto mayor de 18 años.

    Las autoridades pidieron a los neoyorquinos que piensen en las graves implicaciones de abrir un hidrante sin autorización, lo que ocurre con frecuencia durante las olas de calor.