Tras la pista de un peligroso violador a 3 años de su ataque

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Arrecia la caza policial de un peligroso violador

    El brutal ataque duró al menos siete minutos. (Publicado miércoles 21 de febrero de 2018)

    NUEVA YORK – La niña de 12 años vestía su uniforme escolar y sostenía una lonchera de princesas cuando bajó de un autobús en El Bronx rumbo a casa después de asistir a su tutoría académica. Fue entonces cuando un hombre la sujetó violentamente del brazo.

    “Si gritas te mató”, dijo el sospechoso antes de violarla brutalmente.

    El crimen ocurrió el 24 de febrero de 2015, un caso atroz que sigue conmocionado a la ciudad y que la policía no ha logrado resolver aunque existe evidencia de ADN y la grabación de una cámara de vigilancia.

    La Unidad de Víctimas Especiales de la policía volvió a difundir los detalles de los caso con la esperanza de que algún buen ciudadano ofrezca pistas que conduzcan al arresto del peligroso violador.

    “Ella era solo una bebé”, dijo la detective Diane Crowley, acerca de la víctima. “Esto es lo peor de lo peor”.

    El video de vigilancia muestra a un hombre joven que vestía un abrigo azul con capucha y una gorra. La policía cree que se trata de un menor, tal vez de 14 o 16 años.

    Los investigadores creen que el público teme identificar al sospechoso, debido a que es un menor.

    “Obviamente la evidencia forense impediría enviar un joven inocente a la cárcel”, dijo Crowley. “Yo creo que después de tres años, alguien puede decir algo (…) Alguien vio algo”.

    Actualmente existe una recompensa de $22.000 por información que lleve a un arresto.

    Crowley no ha dejado el caso en espera, especialmente porque aún recuerda a la menor en su uniforme escolar recibiendo atención médica en una cama de hospital, totalmente traumatizada. La detective dijo que la ropa de la menor estaba sucia y rasgada.

    La investigadora comentó que la víctima enfrentó un momento difícil al explicar la situación a la policía.

    “Ella tuvo que describir cosas para las que no tenía el vocabulario”, dijo la detective. “Ella nunca vio el cuerpo de un hombre antes”.

    La víctima estaba en el autobús BX 19 bus hacia East Tremont cuando bajó para hacer transfer en otro autobús rumbo a casa. La menor dijo que fue sujetada del brazo repentinamente por el sospechoso, quien la llevó al interior del edificio situado en 2064 Daley Avenue, en 179th Street.

    El lugar no tiene acceso fácil desde la calle, pero de alguna manera el sospechoso se las arregló para llevar a la víctima a un sitio solitario.

    Después del ataque, la menor corrió y llamó a su madre, quien la llevó al hospital para la recolección de la evidencia genética.

    La policía demoró en ubicar el sitio del ataque, ya que la niña no sabía dónde estaba. Las autoridades siguieron varias pistas, incluyendo pandillas del área y un posible ritual de iniciación.

    “Creo que la mayoría de crímenes sexuales son de oportunidad. Ella parecía un blanco fácil”, dijo la detective. “Su inocencia fue tomada”.

    La uniformada dijo que la niña pasó varios días en estado de insomnio y ansiedad, aunque se ha recuperado en los últimos meses.

    “Quisiera que su familia reciba justicia”, dijo la detective.