Multarían a los padres de niños que hagan bullying

Los padres podrían enfrentar responsabilidades civiles si muestran "un desprecio flagrante de la supervisión de su hijo”, establece la medida.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Multas a los padres de niños que hagan bullying

    Multas a los padres de niños que hagan bullying

    (Publicado jueves 20 de junio de 2019)

    NUEVA JERSEY - Le saldrá caro a los padres de niños que atosiguen a sus compañeros de clase en las escuelas de Nueva Jersey. 

    El proyecto “Ley Mallory” (S-3433) busca endurecer las normas contra el acoso escolar que ya existen en el Estado Jardín a nivel administrativo.

    La legislación plantea que los padres sean penalizados con multas en casos en los que su hijo no solo sea responsable de hostigar a sus compañeros de clase, también si el menor no muestra el deseo de corregir su comportamiento.

    El castigo sería más severo cuando los padres muestren desinterés en atender el caso, en especial si el personal de educación ha llamado su atención para frenar el acoso.

    Según legisladores, los padres negligentes incluso podrían enfrentar la justicia civil si se demuestra que su hijo es responsable del acoso escolar.

    Padres como Yaime Chirino apoyan la propuesta de ley, pues, en su opinión, la educación informal en el hogar es la base para criar niños tolerantes y respetuosos.

    “Los padres tenemos gran responsabilidad en cómo ellos se manifiestan y mucho más en el bullying”, comentó Chirino.

    El proyecto de ley, que avanza en el Senado, se presenta después del suicidio en 2017 de la pequeña Mallory Grossman, una talentosa gimnasta y porrista de 12 años víctima de una implacable acoso escolar y cibernético.

    El proyecto de ley está patrocinado en el Senado por Joe Pennacchio, un republicano de North Jersey, y Patrick Diegnan, un demócrata del condado de Middlesex.

    La Ley Mallory fue considerada por el Comité de Educación del Senado el lunes, luego de un emotivo discurso de la madre de Mallory, Dianne Grossman.

    "Estoy agradecida con el senador Pennacchio y al senador Diegnan por estar con nosotros. Esperamos contar con el apoyo del presidente Sweeney para avanzar en este importante asunto. Este proyecto de ley apoya a las familias, los sistemas escolares y a cualquier persona que pueda verse afectada por el acoso", dijo Grossman.

    Bajo la Ley de Mallory, el proceso de notificación de incidentes de acoso escolar se ampliaría: cualquier informe de acoso escolar se enviaría al superintendente ejecutivo del condado y a los padres de los estudiantes involucrados.

    Después de tres incidentes de hostigamiento comprobados, se requeriría que el estudiante y sus padres asistían a terapia y se notificaría a las autoridades policiales para verificar si se cometieron delitos.

    "El acoso escolar está matando a nuestros niños", dijo Pennacchio. "No puedo entender el dolor que sufre la familia de Mallory todos los días. La intimidación es prevenible, por lo que no deberíamos tener que tolerarla o aceptarla. La 'Ley de Mallory' es el reconocimiento de que detener la cultura de la intimidación requiere un enfoque multifacético que involucra a estudiantes, padres, maestros y administradores escolares.

    Los padres podrían enfrentar responsabilidades civiles si muestran "un desprecio flagrante de la supervisión de su hijo”, establece la medida.

    La familia Grossman dijo que una demanda en contra de la escuela no frenó el sufrimiento de Mallory, que fue víctima del implacable acoso escolar de cuatro compañeras de clase.

    De acuerdo con la demanda, un grupo de cuatro niñas acosaron a Mallory en las redes sociales, en el aula, en el comedor y camino a casa.

    La familia afirma que el acoso provocó el suicidio de Mallory el 14 de junio de 2017. La demanda establece que el distrito escolar no hizo suficiente para prevenir el bullying.

    Los funcionarios de la escuela generalmente se han negado a hacer comentarios, citando las leyes de privacidad, pero emitieron una declaración en agosto de 2017 en la que describieron el reclamo de la familia como falso.

    No se presentaron cargos criminales en contra de las cuatro niñas, algo que la abogada de la familia Grossman llamó decepcionante.