Mujer asesinada brutalmente estaba embarazada

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ¡Caso cerrado! Equipo femenino de Estados Unidos deja en la lona a los varones
    News 4

    NUEVA YORK — La joven boricua de 20 años que fue salvajemente asesinada tras un brutal ataque el mes pasado, estaba embarazada, dijeron los fiscales el viernes cuando anunciaron un nuevo cargo en el trágico caso.

    Savannah Rivera, de 20 años, fue encontrada casi decapitada en un apartamento de Brooklyn, en donde había una niña de cuatro años. 

    Según la uniformada, el sujeto, quien es padre de la pequeña de cuatro años, llegó al apartamento para discutir con su expareja, Angela Valle. 

    La Policía de Nueva York respondió a una llamada de emergencia al 911 el 20 de abril a la 1:30 a.m.  Al llegar, encontraron el cadáver de Rivera, casi decapitada y con severos cortes en los dedos.

    No está claro qué tan lejos Rivera estaba en su embarazo, pero la actualización de los fiscales marcó la primera vez que las autoridades confirman el importante dato.  

    Vigilia en memoria de joven madreVigilia en memoria de joven madre

    Han pasado cuatro días de indignación en Brooklyn.

    (Publicado miércoles 24 de abril de 2019)

    Las autoridades luego hallaron a la bebé dentro de un dormitorio del apartamento ubicado en el 811 en la Avenida Flushing. La niña estaba ilesa pero fue trasladada al hospital Woodhull para ser evaluada.  

    Valle, logró escapar del lugar, pero llegó al hospital Elmhurst con graves heridas y aún permanece hospitalizada en estado crítico.

    El sospechoso, Jerry Brown, de 34 años, fue arrestado y fue acusado el viernes por cargos de asesinato, intento de asesinato y asalto.

    Brown se entregó a la policía un día después del sangriento ataque. Este le confesó a la uniformada que se deshizo del hacha y el celular de su expareja, luego se lavó las manos y huyó del lugar.

    El acusado está detenido sin derecho a fianza y no regresará a la corte hasta agosto.

    Brown enfrenta la cadena perpetua si es declarado culpable del máximo cargo en su contra.

    "Estas horribles supuestas acciones han traumatizado a dos familias y han conmocionado a nuestra comunidad. [Yo] tengo la intención de procesar este caso enérgicamente y responsabilizar al acusado de los delitos violentos de los que está acusado", dijo Eric Gonzalez, el fiscal del distrito de Brooklyn, en un comunicado la semana pasada.

    Dos agentes de la Policía de Nueva York, fueron suspendidos por supuestamente no tomar una acción apropiada en el salvaje ataque.

    Uno de los oficiales renunció y una oficial fue reincorporada al NYPD después de una suspensión no pagada de 10 días, pero fue transferida a otro precinto, dijeron fuentes policiales.

    Por casi una hora, los oficiales permanecieron en la entrada del edificio mientras que Rivera se encontraba en un charco de sangre dentro del apartamento, explicaron fuentes a NBC 4 New York.

    Las fuentes dijeron que los paramédicos que atendieron a Valle, que aún se encuentra en estado crítico, les contaron a los dos oficiales que ella reveló que su amiga probablemente estaba muerta y que su hija de 4 años se encontraba dentro del apartamento.

    Ellos aparentemente lo reportaron como un “asalto del pasado” con un posible cuchillo, pero no mencionaron a la niña, el hacha o la posible joven muerta en la vivienda, según las fuentes.

    Cuando un supervisor de policía llegó al lugar, los mimos agentes no compartieron la información que los paramédicos les habían contado, añadieron las fuentes.

    El NYPD dijo anteriormente en una declaración: "La Unidad de Investigaciones de Brooklyn North ha revisado la respuesta y las acciones de dos oficiales del precinto 83 durante este incidente, y ambos están en proceso de ser suspendidos por no haber tomado una acción apropiada."