Crece polémica tras video de forcejeo entre oficiales y madre

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Investigan caso de forcejeo entre policías y mujer

    El Departamento de Policía de Nueva York dijo que el video era “preocupante” y que el encuentro está siendo revisado. (Publicado domingo 9 de diciembre de 2018)

    NUEVA YORK — Se hace viral un video polémico que muestra el arresto de una madre con su bebé en brazos.

    El incidente ocurrió el viernes 30 de noviembre en una oficina del Departamento de Servicios Sociales, en Brooklyn.

    El video muestra a la madre, identificada como Jazmine Headley, de 23 años, tendida en el piso, con su bebé en brazos y rodeada de un grupo de policías. Los oficiales trataban de detener a Headley, pero esta no quiso soltar al pequeño, según muestra el video.  

    La madre abrazaba a su bebé y gritaba sin cesar: "¡Están lastimando a mi hijo! ¡Están lastimando a mi hijo!". Otras personas en la oficina clamaban: "¡Oh Dios mío!" y "¡Mira lo que le están haciendo a ella!"

    El Departamento de Policía de Nueva York dijo que el video era “preocupante” y que el incidente está siendo investigado. "Ninguna madre debería de experimentar el trauma y la humillación que todos presenciamos en este video", dijo Letitia James, Abogada Pública y Fiscal General.

    La Policía apareció después de que varios oficiales y personal del lugar intentaron sacarla de las instalaciones.

    La espectadora que grabó el video escribió en Facebook que le habían pedido a Headly que se fuera del lugar después de que se sentó en el piso por falta de sillas desocupadas.

    "Ser pobre no es un delito", dijo Letitia James. "Las acciones de la Policía de Nueva York en este video son terribles y despreciables".

    James pidió una investigación y un "informe transparente de cómo ocurrió esta horrible situación".

    El presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, calificó el video como "inaceptable, atroz y desgarrador".

    Headley, residente de Brooklyn, enfrenta cargos por resistencia al arresto y poner en peligro la vida de un menor, informó la policía.

    La madre se negó a recibir tratamiento médico tanto para ella como para su hijo, dijo la policía. El niño permanece bajo la custodia de un familiar.