Cierre temporal de complejo turístico en el que habría sido atacada una turista estadounidense

Una turista estadounidense narró que fue golpeada y estrangulada varias veces durante ocho horas en un resort en Punta Cana.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Madre casi muere en ataque en Punta Cana

    Una turista residente de Delaware reveló que fue estrangulada, golpeada y dada por muerta en un bestial ataque, que habría durado ocho horas, mientras estaba de vacaciones en el resort todo incluido Majestic Elegance en la República Dominicana.

    (Publicado jueves 30 de mayo de 2019)

    REPÚBLICA DOMINICANA - El complejo turístico de República Dominicana donde una mujer de Delaware habría sido brutalmente golpeada cerrará temporalmente, confirmó un vocero de la compañía. 

    Un portavoz confirmó a nuestra cadena hermana NBC10 que el complejo Majestic Elegance, en Punta Cana, cerrará el 15 de agosto, aunque abrirá nuevamente el 7 de noviembre.

    Según un reporte del sitio de noticias Delaware Online, que cita una carta aparentemente enviada a las agencias de viajes, el complejo decidió cerrar debido a la baja visita de turistas; sin embargo, el portavoz no confirmó esta información a NBC10.

    En cambio, el vocero aseguró que el complejo planea "abordar las "preocupaciones recientes", aunque no especificó cuáles serán estas preocupaciones. 

    En mayo, Tammy Lawrence-Daley, de 51 años, denunció que fue estrangulada, golpeada y dada por muerta en un bestial ataque, que habría durado ocho horas, mientras estaba de vacaciones en el resort todo incluido en República Dominicana.

    La turista dijo para entonces que el ataque de terror ocurrió en enero cuando se hospedaba en el lugar, en la paradisíaca Punta Cana, donde disfrutaba de unas vacaciones de ensueño con su esposo Christoper y sus amigos, detalló en una publicación de Facebook que se hizo viral.

    La mujer compartió fotografías perturbadoras de su rostro cubierto de hematomas, terribles laceraciones y heridas sangrantes.

    La madre de dos hijos dijo que pasó cinco días en un hospital de la isla recuperándose y que tuvo que someterse a una cirugía de emergencia. Tammy comentó que algunas de sus heridas aún son visibles.

    Lawrence-Daley afirmó que habría sido atacada por un empleado del hotel, pues recuerda que su agresor vestía un uniforme con el logotipo del resort.

    Sin embargo, según la mujer, el resort se negó a asumir la responsabilidad por el brutal ataque.

    La turista dijo que el ataque ocurrió en su segundo día en el centro turístico cuando salió de su habitación en busca de comida y para tomar fotografías de la luna desde la playa.

    Tammy recuerda haberle dicho a su esposo que regresaría en cinco minutos, pero no volvieron a saber de ella en ocho horas, cuando le encontraron agonizante.

    Según la madre, el agresor la sujetó por detrás y la llevó a una sala de mantenimiento cercana. La mujer recuerda que luchó por su vida, pero el atacante era demasiado fuerte.

    Lawrence-Daley dijo que puede recordar haber sido estrangulada varias veces y que en varias ocasiones quedó inconsciente. La mujer describió esas ocho horas como de “dolor y miedo”.

    El atacante habría arrastrado a la mujer por las escaleras de concreto hacia un área subterránea de aguas residuales, en donde intentó ocultar su cuerpo al darla por muerta.

    En su relato, detalla que el agresor la pateó en la cabeza y la goleó con un palo para estrangularla nuevamente y desechar su cuerpo en un "agujero".

    Tammy dijo que estuvo inconsciente varias veces durante el bestial ataque, por lo que no recuerda mucho de lo que pasó.

    La mujer narró que su esposo y sus amigos acudieron a la recepción tres veces para advertir que estaba desaparecida y para pedir la ayuda de los guardias de seguridad. 

    Lawrence-Daley describió la seguridad del hotel como precaria, pues la zona presuntamente carece de alumbrado y de cámaras de seguridad.

    Cuando se dio a conocer la denuncia, Telemundo 47 se comunicó con el resort Majestic Elegance en busca de declaraciones, y días después, su administración respondió con el siguiente comunicado de prensa:

    “La seguridad y el bienestar de nuestros huéspedes y empleados es, y seguirá siendo, de suma importancia para Majestic Resorts. Enfatizamos que, desde la ocurrencia de este lamentable evento, hemos tratado la situación de la Sra. Lawrence-Daley con diligencia y atención. Majestic Resorts condena y rechaza cualquier tipo de violencia y, en pos de resolver este caso aislado, nos abstenemos de hacer cualquier comentario por respeto a la dignidad e integridad de la Sra. Lawrence-Daley. Es importante tener en cuenta que siempre hemos implementado medidas de seguridad en nuestros hoteles para nuestros huéspedes y empleados, y estamos actualizados regularmente con los estándares de seguridad de la industria hotelera. Nuestra compañía está trabajando de manera estrecha y proactiva con las autoridades locales, que están investigando el incidente de manera responsable y están tomando en cuenta todas las medidas legales. Reiteramos nuestro compromiso con la seguridad, el bienestar y los requisitos para nuestros invitados y partes relacionadas”.