abuso infantil

Sujeto habría golpeado hasta la muerte a bebé porque su llanto interrumpió sus videojuegos

El sospechoso, que es novio de la madre, está acusado de lanzar a la bebé contra una pared y de golpearla en la cabeza con un controlador de videojuego.

La Policía de Nueva York investiga un horrendo caso de abuso infantil que resultó en la muerte de una bebé de 4 meses. 

El sospechoso, identificado como Ricardo Price, de 23 años, es novio de la madre de la pequeña y fue arrestado el mes pasado por intento de asesinato y agresión, según registros del NYPD.  

El hombre podría enfrentar cargos agravados luego de que el médico forense de la ciudad dictaminó que la muerte de Royalty Kemp el 21 de junio se trató de un homicidio causado por un traumatismo craneal abusivo.

Price cuidaba de la niña en su apartamento de Bedford-Stuyvesant, en Brooklyn, cuando ocurrió el incidente, según la madre, Eryca Kemp.

Kemp declaró al Daily News que Price golpeó hasta la muerte a la niña porque ‘interrumpió sus videojuegos’.

"Le quitó la vida a una niña inocente sin ningún motivo", dijo Kemp al rotativo. La mujer conoció a Price a través de un sitio de citas en noviembre pasado. 

“La única razón que le dio [a la policía] fue que ella no dejaba de llorar (...) también me pidió perdón. Le dije: 'Sinceramente, no sé cómo hacer eso'", agregó la mujer, de 24 años. 

Kemp comentó que dejó a su hija en el apartamento de su novio la tarde de ese 21 de junio. La bebé yacía en la cama cuando regresó alrededor de las 11 p.m., y parecía dormida.

Después de revisar a la bebé a la mañana siguiente, Kemp trató de despertarla alrededor de las 10:30 a.m., alarmada porque aún no se había despertado. La madre dijo que su hija "parecía sin vida". 

Según Kemp, el sospechoso había cuidado de la niña dos veces sin incidentes. También es madre de dos niños de 1 y 6 años.

Kemp, de South Brunswick, Nueva Jersey, dijo que la policía detalló que Price, que trabaja como guardia de seguridad, arrojó a la bebé contra una pared y la golpeó en la cabeza con un controlador de videojuego.

Según la policía, el sospechoso narró al inicio que tenía en su regazo a la niña mientras él jugaba videojuegos y la hizo rebotar de arriba abajo en un esfuerzo por calmar su llanto. Para entonces reconoció que accidentalmente usó demasiada fuerza, detalló policía.

En la mañana del 22 de junio, Price y Kemp llevaron a la bebé al Hospital Woodhull antes de que la niña fuera trasladada al Hospital Bellevue en Manhattan. Los médicos diagnosticaron una lesión cerebral, una fractura de cráneo y hemorragia interna, según Kemp.

La policía llegó al Bellevue un día después para llevar tanto a Price como a Kemp al Cuartel 81, donde el sujeto habría admitido lo sucedido y fue puesto bajo custodia. Permanece tras las rejas sin derecho a fianza en Rikers Island.

La policía dijo que Price y Kemp no tienen antecedentes relacionados con la Administración de Servicios para Niños, pero no quedó claro de inmediato si la madre podría enfrentar algún cargo.

El hijo menor de Kemp se encontraba en el apartamento cuando su hermana fue asesinada, dijo la madre. Tras el incidente, el niño fue entregado a su padre biológico. 

Contáctanos