CORONAVIRUS EN NY

Sacerdote mexicano muere por COVID-19 en Brooklyn

El padre Jorge Ortiz Garay, de 49 años, encabezó la iglesia Santa Brígida en el vecindario predominantemente hispano de Wyckoff Heights.

Telemundo

La Diócesis de Brooklyn anunció el domingo la muerte de un querido sacerdote de origen mexicano a causa del COVID-19. 

El padre Jorge Ortiz Garay, de 49 años, encabezó la iglesia Santa Brígida en el vecindario predominantemente hispano de Wyckoff Heights. 

Según funcionarios de la Diócesis, el padre Jorge sería el primer sacerdote católico en el país que fallece a causa de la enfermedad respiratoria. 

Su familiares abrieron sus corazones en medio de su luto para honrar la memoria del padre Jorge, pero también para urgir a los feligreses y a los neoyorquinos a que tomen este en serio las recomendaciones del Gobierno y de los CDC.

“Es un mártir”, expresó desde México la señora Estela Garay, madre del padre Jorge. “Él nunca se arrepintió de dar la palabra al que más lo necesitaba”. 

Asimismo, Irais Ortiz, hermana del párroco, narró la desesperación de no poder tomar un avión para poder reunirse con su hermano, debido al cierre de las fronteras. El sacerdote tampoco quiso viajar por temor a contagiar a su familia. 

Los feligreses del padre Jorge expresaron su dolor por no poder despedirse de su líder religioso, pues la Diócesis ordenó la cancelación de funerales y de otros ritos religiosos debido a la orden del distanciamiento social.  

“Muy tristes, porque el padre Jorge es un pilar de la comunidad, un pilar de la iglesia comprometido con los jóvenes”, dijo Zamira Contreras, una feligresa asidua. 

La mañana del domingo se realizó una misa virtual en memoria del padre Jorge, encabezada por el padre Joseph. 

“Le dije ‘padre ánimo que usted tiene que luchar’, me dice ‘Joseph, estoy luchando, pero yo no tengo miedo’, me decía, ‘No tengo miedo porque sé que el Señor está conmigo’”, dijo el sacerdote durante la misa.  

Monseñor Nicholas Dimarzio, obispo de Brooklyn, dijo que el padre Jorge tenía condiciones de salud adyacentes, lo que dificultó su recuperación. 

La familia del padre Jorge pidió a las autoridades sanitarias de Nueva York que se autorice su repatriación, pues su anhelo es sepultarlo en México. 

Contáctanos